Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Familiar

Aquí se encuentran algunos puntos que debe recordar cuando se comunique con su hijo:

  • Escuche activamente.
  • Haga y mantenga contacto visual.
  • Busque los mensajes fundamentales en lo que dice su hijo. ¿Cuál es el tono o clima emocional?
  • Sea respetuoso de sus ideas y sentimientos. Aléjese del sarcasmo, bromas hirientes, culpas, ofensas y censura.
  • Utilice los mensajes "Yo" y evite los mensajes "tu" y desaprobaciones.
  • Sea honesto.
  • Sea sensible a los momentos y lugares que son buenos para platicar. Si su hijo llega cansado de la escuela, dele tiempo de descansar o que coma un refrigerio antes de que lo comunique lo que tiene en mente. Si usted llega cansado a casa, tómese un descanso. Escoja un área callada y privada en la cual se pueda hablar.
  • Felicite o premie a su hijo de vez en cuando al mostrar buenos hábitos para escuchar. Es posible que se motive a escuchar con más atención y a terminar lo que usted está diciendo si se reconocen sus esfuerzos.

Si usted y su hijo tienen problemas constantes con la comunicación, pida consejería a su pediatra. Él o ella le pueden sugerir que lleve a su hijo a una evaluación debido a los problemas que pueden interferir, como déficits de atención y del lenguaje o problemas familiares. Su pediatra puede referirlo a usted y a su hijo a un asesor familiar que pueda trabajar en las dificultades para que puedan mejorar sus destrezas de comunicación.

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.