Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Familiar

Soy homosexual (gay). ¿Debo preocuparme de que esto pueda afectar a mis niños?

​Millones de niños tienen uno o más padres homosexuales y/o lesbianas. Para algunos niños esto no tiene mayor importancia. Para otros, el hecho de pertenecer a una familia que es diferente a la gran mayoría puede ser difícil. El ser diferente en cualquier sentido puede causar confusión, frustración y hasta miedo. Pero lo que realmente importa es que los niños puedan hablar con sus padres acerca de lo que sienten y que haya amor y apoyo en la familia.

Estudios han mostrado que los niños que tienen padres homosexuales y/o lesbianas son tan felices consigo mismos y con su propio género como lo son sus amigos que tienen padres heterosexuales. Los hijos de padres homosexuales no muestran ninguna diferencia al elegir sus amigos, actividades o intereses en comparación con los niños cuyos padres son heterosexuales. Como adultos, su elección profesional y su estilo de vida son similares a los de los niños criados por padres heterosexuales.

Las investigaciones en las que se han comparado niños criados por padres homosexuales con aquéllos criados por padres heterosexuales no han determinado ninguna diferencia en el desarrollo de la inteligencia, el ajuste psicológico, la adaptación social o la popularidad entre sus conocidos. Los niños criados por padres homosexuales pueden tener, y de hecho tienen, relaciones satisfactorias con sus amigos así como relaciones románticas más adelante.

¿Qué preguntas e inquietudes debo esperar?

Es probable que sus hijos tengan diferentes inquietudes y preguntas dependiendo de su edad, personalidad y decisiones de la familia. Por ejemplo, todos los niños cuyos padres se han separado o divorciado necesitan saber que la separación no fue por su culpa y que ambos padres continuarán queriéndolos y cuidándolos. Los niños y adolescentes podrían interesarse en las implicaciones que tendrán si sus padres del mismo sexo están casados o unidos en una ceremonia civil.

Los niños se interesan y se ven afectados por los pensamientos, sentimientos y decisiones de sus padres. Es importante que usted responda a las preguntas de sus hijos lo más sinceramente posible, teniendo en cuenta las necesidades evolutivas del niño en las distintas etapas de su vida.

  • Los niños en edad preescolar suelen ser muy curiosos acerca de su trasfondo familiar, así que es posible que hagan muchas preguntas acerca de la madre o el padre que no conocen o que ven con poca frecuencia. Es mejor contestar sus preguntas sencilla y sinceramente. Prepárese a responder más preguntas a medida que al niño se le ocurren nuevas ideas.
  • Los niños en edad escolar son más conscientes de que su familia es diferente y es posible que quieran saber más acerca de su trasfondo familiar. A medida que conocen otros niños de distintos trasfondos familiares, es posible que comiencen a hacer más preguntas.
  • Los niños mayores y adolescentes son muy conscientes de que son diferentes. Algunos adolescentes que antes no tenían inquietudes en este sentido podrían volverse más cohibidos e incluso avergonzados debido a sus padres. Algunos adolescentes podrían inquietarse de su propia orientación sexual pero quizás se nieguen a hablar con otros por temor a las burlas o a las críticas. Éste podría ser un buen momento para hablar más acerca de su propia orientación sexual y su estilo de vida.

Cómo puedo apoyar a mis hijos

Las siguientes son maneras en que los padres pueden apoyar a sus niños:

  • Demuéstreles su amor incondicional. Hágales saber a sus hijos que pase lo que pase, siempre los amará.
  • Diviértanse juntos. Busquen actividades que disfruten en compañía. Procure reservar tiempo para sus hijos.
  • Hable con sus hijos. Sea abierto y sincero con sus hijos. Esto es lo más importante de todo. Hágales saber que aunque su familia es diferente a otras en algunos sentidos, hay muchos aspectos en los que es como cualquier otra familia. Recuérdeles que todas las familias tienen problemas y desacuerdos. Una forma de fortalecer los lazos familiares es buscar modos positivos de hablar y solucionar los problemas.
  • Enseñe a sus hijos. Use libros, páginas electrónicas por Internet y otros materiales de consulta para enseñarles a sus hijos que hay otras familias como la suya. Anime a sus hijos a que le cuenten si son objeto de burlas o rechazo debido al hecho de que usted es homosexual. Use tales experiencias para enseñarles la importancia de tolerar y valorar las diferencias personales y el modo de sobrellevar a las personas que no aprueban su orientación.
  • Enseñe a las escuelas. Hable con las escuelas de sus hijos para cerciorarse de que se discuta y se valore el tema de la diversidad familiar. Sugiera libros de la biblioteca en los que se describan familias como la suya.
  • Busque otras familias como la suya. Sus hijos podrían beneficiarse de conocer otros niños que tengan padres homosexuales o lesbianas. Es posible que encuentre un grupo local de familias, o quizás sus hijos podrían unirse a una lista por Internet o mantener correspondencia con otros niños en sus mismas circunstancias.

 

Última actualización
8/27/2013
Fuente
Adapted from Gay, Lesbian, or Bisexual Parents: Information for Children and Parents (Copyright © 2005 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.