Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Familiar

¿Por qué mi bebé necesita ver al pediatra con tanta frecuencia?

Probablemente verá más al pediatra el primer año de vida de su bebé que en cualquier otro momento. El primer examen del bebé se realizará inmediatamente después del nacimiento. Es posible que su pediatra desee ver a su bebé con más frecuencia.

Idealmente, ambos padres deberán asistir a estas primeras visitas al médico. Estas citas le dan a usted y a su pediatra la oportunidad de conocerse e intercambiar preguntas y respuestas. No se limite a preguntas médicas; su pediatra también es experto en asuntos generales de atención infantil y un recurso valioso si busca ayuda para la atención infantil, grupos de apoyo para padres u otra ayuda externa. Muchos pediatras proporcionan hojas informativas que cubren las inquietudes más comunes, pero es recomendable hacer una lista de preguntas antes de cada visita para que no olvide alguna que sea importante.

Si solo puede asistir uno de los padres, intente que un amigo o un familiar lo acompañe. Es mucho más fácil concentrarse en las explicaciones del médico si tiene un poco de ayuda para vestir y desvestir al bebé y recoger todas sus cosas. Mientras se acostumbra a salir con su recién nacido, un adulto adicional puede ayudarle a cargar la pañalera y abrir y cerrar las puertas. Los abuelos pueden realizar esta función muy bien, si viven cerca.  El propósito de estos primeros chequeos es asegurarse de que su hijo esté creciendo y desarrollándose apropiadamente y que no tiene anormalidades serias. Específicamente, el médico verificará las siguientes áreas.

Crecimiento. Se le pedirá que desvista a su bebé y luego, lo pesarán en una pesa para niños. Lo acostarán en una mesa firme con sus piernas estiradas y medirán su estatura. Para medir el tamaño de su cabeza se utiliza una cinta métrica especial. Todas estas medidas se trazan en una gráfica para determinar su curva de crecimiento de una visita a la otra. Esta es la forma más confiable de juzgar si está creciendo normalmente y le mostrará su posición en la curva de crecimiento con relación a otros niños de su edad.

Cabeza. Los puntos blandos (fontanela) deberán estar abiertos (aberturas normales cubiertas con piel en el cráneo) y planos los primeros meses. De los dos a tres meses de edad, el punto en la parte de atrás deberá cerrarse. El punto blando frontal deberá cerrarse antes del segundo cumpleaños de su hijo (aproximadamente a los dieciocho meses de edad).

Oídos.El médico buscará dentro de ambos oídos con un otoscopio, un instrumento que proporciona una visión del canal del oído y el tímpano. Esto le indica si existe alguna evidencia de líquidos o infección en el oído. También se le preguntará si su hijo responde normalmente a los sonidos. Se realizan pruebas auditivas formales en la sala cuna de recién nacidos y posteriormente si se sospecha de que existe un problema.

Ojos. El médico usará un objeto brillante o linterna para llamar la atención de su bebé y dar seguimiento a los movimientos de sus ojos. También puede ver dentro de los ojos del bebé con un instrumento iluminado llamado oftalmoscopio; repitiendo el examen del ojo interno que primero se realizó en la sala cuna del hospital. Esto es particularmente útil para detectar cataratas (nubes en los lentes del ojo).

Boca. La boca se examina para detectar infecciones y, posteriormente, el progreso de la dentadura.

Corazón y pulmones. El pediatra usará un estetoscopio en la parte posterior y anterior del pecho para escuchar el corazón y los pulmones de su hijo. Este examen determina si existe algún ritmo, sonido o dificultad respiratoria anormal.

Abdomen.Al colocar su mano en el abdomen de su hijo y presionar suavemente, el médico se asegura de que ninguno de los órganos esté dilatado y que no existan masas ni blanduras inusuales.

Genitales. Los genitales se examinan en cada visita para detectar cualquier protuberancia, blandura o señales inusuales de infección. En el primer o segundo examen, el médico pone atención especial al pene circuncidado del niño para asegurarse de que está sanando adecuadamente. Los pediatras también verifican a todos los niños para asegurarse de que ambos testículos estén abajo en el escroto.

Caderas y piernas. El pediatra moverá las piernas de su bebé para verificar si existen problemas con las articulaciones de la cadera. Los movimientos que realizará su pediatra con las piernas de su bebé están diseñados para detectar dislocación o displasia de las articulaciones de la cadera. Es importante observar esto en las primeras etapas de la vida ya que puede ocasionar una referencia o corrección adecuada. Posteriormente, después de que el bebé empieza a caminar, el médico puede pedirle que de unos pasos para asegurarse de que sus piernas y pies estén alineados adecuadamente y se muevan normalmente.

Logros importantes del desarrollo. El pediatra también le preguntará sobre el desarrollo general del bebé. Entre otras cosas, llevará un control y hablará sobre cuándo el bebé empieza a sonreír, a darse la vuelta, a sentarse y a caminar y cómo usa sus manos y brazos. Durante el examen, el pediatra verificará los reflejos y el tono muscular general.

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
AskthePed: Birth to 5
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.