Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Familiar

Algunos padres sienten una terrible tensión y fatiga mientras intentan compatibilizar las responsabilidades en casa y el trabajo. Si ha comenzado a sentirse exhausto, aquí hay algunas ideas para ayudarle a aliviar la presión.

  • A lo largo de su jornada laboral, ajuste algunos momentos relajantes en su rutina. Cierre la puerta de su oficina por diez minutos, cierre los ojos y realice ejercicios de relajación. O durante los recesos, absténgase del café y las donas y tome un corto paseo. Distracciones como estas puede reducir el estrés, mejorar la eficacia en el trabajo y hacerle sentir con más vitalidad cuando regrese a su casa en la tarde, por consiguiente creando una vida familiar más cordial.
  • Si por lo general regresa a casa cansado, intente desarrollar rituales para mejorar el marco de su mente cuando llegue a casa. Probablemente signifique pasar algo de tiempo a solas para poner distancia entre usted y el estrés del día. Llegar a casa es un momento importante que querrá tomar en serio.

Sus hijos están ansiosos de estar con usted y compartir sus experiencias del día.

  • Evalúe cómo está pasando el tiempo durante su día. Busque áreas en las que pueda reducir el estrés. Por ejemplo, ¿puede traer la comida dos o tres noches a la semana? ¿Puede contratar a estudiantes de la escuela secundaria o universidad para ayudarle una o dos horas en las tardes, tal vez lavando ropa o limpiando la cocina? Si puede ahorrar un par de horas en la noche de esta forma, y tendrá más tiempo para compartir con sus hijos o para relajarse o dormir.
  • Involucre a toda la familia con las responsabilidades de la tarde en las que invierte tiempo y energía. Por ejemplo, la familia puede limpiar junta la cocina después de la comida; con la ayuda de todos será más rápido y tendrá un poco más de tiempo para usted en la noche. Haga lo mismo los fines de semana: Si necesita limpiar la casa, que todos le den una mano el sábado en la mañana; esto ayudará a construir cohesión familiar mientras terminan más rápido el trabajo, por consiguiente dejando más tiempo para disfrutar actividades familiares.
  • Mantenga sus expectativas realistas. Determinadas tardes probablemente tenga que elegir entre ir al mercado o lavar la ropa. Algunas tareas tendrán que esperar para el fin de semana.
  • Entre semana, programe algún tiempo de relajación para usted. Salga a pasear o vaya al gimnasio. Realice lectura recreativa. Aunque el tiempo en familia es importante y hay necesidad de realizar determinadas tareas domésticas, también es fundamental tener tiempo para relajarse y recargar baterías. 

 

Última actualización
11/1/2013
Fuente
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.