Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Familiar

Para la mayoría de los padres,  tomar la decisión acerca del cuidado infantil de los hijos no es fácil. Junto a la comparación de las necesidades de su hijo, existen tres tipos principales de cuidado infantil en los que debe pensar. No existe una fórmula sencilla para elegir al proveedor de cuidado infantil para su hijo. Sin embargo, conocer lo más que pueda acerca de sus opciones puede ayudarle a decidir lo mejor para su familia.

¿Cuál es el tipo para su hijo?

Existen tres tipos esenciales de cuidado infantil:

  • Cuidados en casa: Un encargado del cuidado viene a su casa y allí supervisa a su hijo.
  • Familia de cuidado infantil: El encargado del cuidado infantil proporciona su servicio desde de sus propias casas.
  • Guardería: Las organizaciones de cuidado infantil ofrecen actividades y programas estructurados, así como personal capacitado.

Elegir la opción correcta para su familia viene de pensar acerca de los pros y contras de cada tipo.

Cuidados en casa

Para algunas familias, la opción más conveniente es que un encargado del cuidado llegue a sus casas. En algunos casos, los encargados del cuidado pueden incluso vivir en la casa de la familia. Las ventajas de este enfoque incluyen el potencial de que su hijo reciba atención más personalizada, exposición limitada a las enfermedades de temporada como resfriados y gripes y el nivel de comodidad del niño con un lugar familiar.

Sin embargo, existen desafíos al tener un encargado de cuidado en casa. Para principiar, no es fácil encontrar proveedores de cuidados en casa calificados. Si encuentra uno, tenga en mente que tanto el encargado del cuidado como el niño necesitan reglas clara acerca de cuáles son sus expectativas. Estas reglas deben incluir cómo disciplinar al niño en su ausencia; cuánto tiempo se permite ver televisión (si se permite); en qué actividades quiere que su hijo participe (leer, tiempo de juego, etc.); y cuándo está bien que lleve a su hijo a dar un paseo.

Un encargado del cuidado en casa debe estar dispuesto a proporcionar una programación diaria, informar acerca de las actividades de su hijo y utilizar métodos de disciplina positivos y eficaces. Incluso así, no es fácil tener certeza de lo que el encargado del cuidado hace cuando usted no está. Es por eso que la visitas frecuentes y sin previo aviso por parte de familiares o amigos son una buena idea.

Tenga en mente que necesitará un plan B en caso el encargado del cuidado de su hijo se enferme, necesite tiempo personal o esté de vacaciones.

Familia de cuidado infantil

Algunos proveedores de cuidado infantil trabajan desde sus casas, a menudo supervisando otros niños al lado de los propios. Estos proveedores de cuidado infantil a menudo no son tan convenientes para los padres como el cuidado en casa. Pero a veces pueden proporcionar un entorno más centrado parecido al hogar que las guarderías y por lo general son más fáciles de encontrar que los encargados de cuidado en casa.

Si está pensando acerca de una familia de cuidado infantil, hay algunas preguntas que querrá hacer:

  • ¿Cuáles son las políticas y cualificaciones de los encargados del cuidado? ¿Está autorizado o registrado en el estado o acreditado por una organización de cuidado infantil reconocida?
  • ¿Qué tipo de programa proporciona el encargado del cuidado y en qué condición está la casa de dicho encargado?
  • ¿Hay otros niños, adolescentes o adultos en la casa del encargado del cuidado además de él? Si los hay, ¿cuáles son sus antecedentes y cómo se involucrarán en el cuidado de su hijo?

American Academy of Pediatrics recomienda que una familia de cuidados infantiles no tenga más de seis niños por adulto encargado del cuidado (incluyendo los hijos propios del encargado), con no más de dos niños menores de 2 años de edad. Sin embargo, esté consciente que los reglamentos del estado a menudo permiten más niños por encargado del cuidado. También asegúrese de tener un plan B. Si su encargado del cuidado está enfermo o no está disponible, o en caso de emergencias, necesitará una alternativa debido a que regularmente solo un adulto proporciona el cuidado. Pregunte al proveedor si pertenece a una red local que pueda proporcionar apoyo si es necesario.

Guardería

Las guarderías están generalmente disponibles. Algunas son propiedad independiente, mientras otras estás patrocinadas por iglesias, empleadores, escuelas o agencias o programas gubernamentales tales como Head Start. Ya sea que se llame guardería, preescolar, jardín infantil, centro de adquisición de conocimientos o similar, tiene la misma función básica: proporcionar cuidado a los niños en una ubicación central.

Independiente de quién lo patrocine o del nombre que reciba, una guardería debe estar autorizada e inspeccionada de manera regular por salud, seguridad, limpieza, personal y contenido del programa. Muchos estados autorizan guarderías, pero estos reglamentos establecen solo los estándares mínimos de operación, y algunos tipos de operación de guarderías pueden eximirse bajo la ley. De cualquier manera, asegúrese de que lo que ofrece la guardería cumpla no solo con los estándares del estado sino también con sus expectativas para un cuidado adecuado de su hijo.

Como con las familias de cuidado infantil, las políticas escritas y guías de seguridad deben estar disponibles para que pueda revisarlas.

Lo que debe considerar

Un buen lugar para iniciar la búsqueda de una opción de cuidados infantiles de calidad es contactar un recurso de información confiable, tal como Child Care Aware (1-800-424-2246). Esta organización puede proporcionarle información útil y contactos que lo lleven hacia cuidados infantiles disponibles localmente en su comunidad.

Obtenga una lista de proveedores de cuidado infantil en su comunidad, luego contáctelos y pida información acerca de quiénes son y lo que ofrecen. Mientras revisa los materiales, anote las preguntas que les quiera realizar cuando los vuelva a llamar.

Aquí hay algunas cosas que querrá tomar en cuenta al elegir su proveedor de cuidados infantiles:

  • Ubicación: ¿Su proveedor está cerca de su casa o lugar de trabajo? ¿Puede un padre llegar rápido en caso de emergencia?
  • Horas: ¿Cuándo pueden asistir los padres? ¿Cuál es la política que tienen en cuanto a los padres que recogen tarde a sus niños?
  • Autorización y acreditación: ¿El centro está autorizado o registrado en el estado o acreditado por una asociación profesional de cuidado infantil reconocida?
  • Exámenes y consultas: ¿El programa cuenta con un profesional de la salud calificado como un médico o enfermero que preste servicios como consultor? Tenga en mente que el estándar nacional es para guarderías que son visitadas por un profesional de la salud por lo menos una vez al mes, con todos los demás que reciben visitas trimestrales.
  • Políticas: ¿El proveedor recibe visitas de los padres durante el horario regular, incluyendo luego de la inscripción? ¿Puede inspeccionar las áreas que su hijo usará? ¿Cuál es la política en cuanto a niños enfermos? ¿Las políticas de la guardería están disponibles de manera escrita, son consistentes con las suyas?
  • Personal: ¿Cuál es la preparación profesional y educativa del encargado del cuidado? ¿Ha recibido capacitación externa por parte de expertos calificados en el último año? ¿Es un requisito que el personal esté entrenado para dar reanimación cardiopulmonar (CPR) y primeros auxilios? ¿Cuántos adultos capacitados están disponibles para los niños? ¿Hay suficientes miembros del personal por número de niños y es suficiente para cubrir ausencias?
  • Disponibilidad: ¿El horario de la guardería es razonable, dado su programación? ¿Puede contactar al encargado del cuidado durante el día o por teléfono de manera regular?

Una vez haya reducido su lista, visite a los proveedores que ha tomado en consideración y note cómo trabajan. Tome en cuenta cualquier inquietud que tenga acerca de:

  • Cómo tratan a los niños
  • Qué tan limpias están las instalaciones
  • Si los alimentos parecen ser nutritivos y estar bien preparados
  • Qué tan seguras son las habitaciones
  • Cuánto espacio tienen disponible para actividades
  • Si los niños y el encargado del cuidado parecen estar contentos
  • Cualquier otra medida de cuidado infantil de calidad

Con un poco de tarea que vale la pena realizar, puede descansar seguro de que tomó la decisión correcta para su hijo y su familia acerca del cuidado infantil.

 

Última actualización
7/9/2014
Fuente
Healthy Children Magazine, Summer 2007
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.