Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Familiar

My esposo y yo trabajamos. ¿Cómo afectará esto a nuestra familia?  

Hace pocos años, en una familia estadounidense típica, solo el padre trabajaba fuera del hogar. Por lo general, la madre era ama de casa y estaba en el hogar para recibir a los niños cuando volvían de la escuela todos los días. Sin embargo, esa imagen ha sufrido cambios drásticos.   

Millones de familias descubren que necesitan dos personas que reciban un salario para comprar una casa, pagar el alquiler o las vacaciones, o simplemente para mantener el presupuesto familiar. En la mayoría de las comunidades, las familias en las cuales trabajan ambos padres ya no son una excepción.   

El impacto del trabajo   

Cuando tanto el padre como la madre están ocupados en sus trabajos durante ocho horas o más al día, hay efectos obvios en la familia. La ventaja es que la familia tiene un mayor ingreso y, por lo tanto, menos estrés económico. Además, cuando ambos padres trabajan, es posible que haya una mayor igualdad en las funciones del esposo y la esposa. Según la naturaleza del trabajo del padre y de la madre, como también de los valores de la familia, es posible el padre asuma una mayor responsabilidad en el cuidado de los niños y en las tareas del hogar de la que ha tenido tradicionalmente. Al estar sus esposas en el trabajo, para los hombres es más fácil asumir una función más importante en la crianza de los hijos. Esto es particularmte evidente cuando el horario de trabajo de los padres no coincide. Por ejemplo, si el padre trabaja durante el día y está en el hogar después de la escuela, por la tarde, mientras que la madre, por ejemplo, trabaja en el turno de las 4:00 p.m. a la medianoche. Por lo tanto, el padre puede estar a cargo de preparar la comida, limpiar la cocina y ayudar a los niños en su tarea.   

Evitar el agotamiento emocional (burnout) 

Algunos padres sienten una gran presión y fatiga mientras hacen malabares para tratar de cumplir con sus responsabilidades en el hogar y en el trabajo. Si está comenzando a sentirse agotado emocionalmente, aquí encontrará algunas ideas que lo ayudarán a aliviar la presión.   

  • Durante su jornada laboral, incluya algunos momentos de relajación en su rutina. Cierre la puerta de su oficina durante 10 minutos, cierre los ojos y realice un ejercicio de relajación. O, durante los intervalos para el café, olvídese del café y las rosquillas y, en su lugar, dé un pequeño paseo. Estas distracciones pueden reducir el estrés, mejorar la eficiencia en el trabajo y hacer que sienta más vitalidad al regresar al hogar por la tarde. Así, crea una vida familiar más cordial.  
  • Si habitualmente se siente cansado cuando regresa al hogar, intente desarrollar rituales que mejoren su estado de ánimo cuando regresa al hogar. Esto puede significar pasar más tiempo solo para poner un poco de distancia entre usted y las tensiones diarias. El regreso al hogar es un momento importante que debería ser tomado seriamente. Sus hijos ansían estar con usted y compartir las experiencias de su día.  
  • Evalúe cómo está pasando su tiempo durante el día. Busque áreas en las que pueda reducir el estrés. Por ejemplo, ¿puede traer la comida comprada dos o tres noches por semana? ¿Puede contratar a un estudiante secundario o universitario para que lo ayuden durante una hora o dos por la tarde, quizás lavando la ropa o limpiando la cocina? Si de esta manera puede ahorrar algunas horas por noche, tendrá más tiempo para pasar con sus hijos y/o relajarse o dormir.  
  • Involucre a toda la familia en las tareas que se realizan por la noche, que tanto consumen su tiempo y energía Por ejemplo, la familia puede trabajar en conjunto para limpiar la cocina después de la comida. Con la ayuda de todos, podrán hacer todo mucho más rápido y dejar un poco de tiempo libre para usted por la tarde. Haga lo mismo durante los fines de semana también. Si es necesario limpiar la casa, haga que todos ayuden el sábado por la mañana. Esto ayudará a unir a la familia. Al mismo tiempo, terminarán el trabajo más rápido. Esto le dará más tiempo para realizar actividades familiares agradables.  
  • Tenga expectativas realistas. Ciertas tardes, es posible que tenga que elegir entre ir al mercado y lavar la ropa. Algunas tareas tal vez tengan que esperar hasta el fin de semana.  
  • Programe un tiempo de relajación para usted durante los fines de semana. Salga a caminar o vaya al gimnasio. Realice lecturas recreativas. Si bien el tiempo en familia es importante y determinadas tareas deben hacerse, también es esencial tener tiempo para relajarse y recargar sus propias baterías.

 

Última actualización
7/9/2014
Fuente
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.