Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Tengo TDAH, pero debido a que usualmente me fue bien en la escuela no me diagnosticaron hasta que entré a la universidad, cuando mi inhabilidad para cumplir con las tareas inmediatas comenzó a interferir gravemente con mi rendimiento escolar y mis relaciones. De niño, era callado y tímido, y debido a que no tenía el tipo hiperactivo de TDAH, nadie notó mi condición. Ahora me preocupa que mi hija, que está en el jardín de infantes, pueda tener el mismo tipo de TDAH. Sin embargo, su maestro dice que le va bien en la escuela y tiene la cantidad normal de amigos, incluso si le cuesta más prestar atención que la mayoría de sus compañeros. El maestro me disuadió para que evalúen a mi hija. ¿Debo seguir su consejo?

 

Los niños con el tipo de TDAH inatento con frecuencia se identifican cuando las demandas de trabajo de la escuela inician a acelerar - en tercero o cuarto grado. Similar a su propia experiencia, las niñas a menudo se les identifica después, o no se les identifica.

Tiene una ventaja al saber bastante acerca del TDAH. La pregunta no es si los comportamientos de su hija están aún en el rango general de lo que es común para una niña en el jardín de infantes o si son una expresión temprana de TDAH.

Las noticias positivas por parte del maestro es que le está yendo bien en la escuela y en situaciones sociales. Se debe considerar una evaluación en cualquier momento en el que su comportamiento empiece a interferir considerablemente con el progreso escolar o en cualquier otra área de su desempeño.

Tal como lo sugiere, TDAH tiende a ser hereditario, así que es importante dar seguimiento al progreso de su hija. En esta fase posiblemente deseará consultar sus inquietudes con el pediatra de su hija para que ambos vigilen la situación y detecten problemas en intervalos regulares.

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
ADHD: What Every Parent Needs to Know (Copyright © 2011 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.