Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Muchos padres de niños con asma posiblemente ya escucharon acerca de esta sopa del alfabeto de abreviaturas — CFC, MDI, HFA y ODS.

Todas están relacionadas con un cambio en el tipo de inhaladores dosificadores (MDI) hechos para ayudar a reducir la liberación de clorofluorocarbonos (CFC) a la atmósfera al tomar ciertos medicamentos para el asma. Hasta hace poco, la mayoría de MDI en los Estados Unidos, como los inhaladores de albuterol incluidos en CFC — los químicos que impulsan la medicina de un inhalador hacia los pulmones. Pero los CFC son sustancias que agotan el ozono (ODS) que dañan el ambiente.

Los fabricantes ahora están haciendo inhaladores sin CFC, también conocidos como inhaladores de hidrofluoroalcanos (HFA) que no dañan la atmósfera del ozono.

“La FDA [Administración de Alimentos y Medicamentos] y varios fabricantes reportan que la transición al albuterol HFA ocurre a un ritmo sustancial”, indica Pamela Wexler, asesora para el U.S. Stakeholders Group en la transición de MDI. Este grupo se compone de nueve sociedades médicas y asociaciones de pacientes líderes, incluyendo la American Academy of Pediatrics y la American Lung Association. “Los cálculos [cerca del inicio del 2007] indican que tanto como el 50 por ciento de las prescripciones se surten ahora con HFA.”

Lo que los padres deben saber

¿Qué está sucediendo?

  • Los inhaladores dosificadores (MDI) contienen sustancias que agotan el ozono, clorofluorocarbonos (CFC) y se están eliminando progresivamente.
  • Todos los pacientes que usan un MDI que contiene CFC eventualmente deben cambiar a otros productos.
  • La FDA ha establecido una fecha de eliminación para el albuterol CFC para el 31 de diciembre de 2009.
  • Los MDI libres de CFC son seguros y eficaces. Cada dos países desarrollados se están cambiando a medicamentos que no son CFC MDI sin daño a los pacientes.

¿Qué pueden hacer los pacientes ahora?

  • Cambie a los medicamentos libres de CFC ahora que están disponibles.
  • Use esta transición como una oportunidad para hablar con su proveedores de atención médica acerca de su plan para el manejo del asma.
  • Hable con su proveedor de atención médica acerca de los medicamentos libres de CFC y las alternativas que no son MDI.
  • Hable con su médico, enfermera, farmacéutico, terapeuta respiratorio u otro proveedor de atención médica cuando reciba un nuevo inhalador para asegurarse que usted y su hijo saben como usarlo y mantenerlo correctamente.
  • Verifique con su proveedor de seguro para ver si el inhalador libre de CFC está cubierto y si no es así, pídales que lo cubran.
  • Investigue las maneras en que puede recibir medicamentos libres y con descuento si no puede pagar su medicamento.

¿Cómo funcionarán los nuevos inhaladores?

  • Los productos libres de CFC, pueden verse, tener sabor y sentirse un poco diferentes, pero la FDA ha descubierto que los productos son comparables en seguridad y eficacia a los productos actuales. Los MDI que no son CFC se utilizan alrededor del mundo y se ha descubierto que son seguros y eficaces, sin ningún efecto adverso para los pacientes.

¿Qué pasa si no puedo pagar mis medicamentos?

  • Los nuevos MDI sin CFC pueden ser más costosos que los productos que contienen CFC que estos reemplazan. Las compañías farmacéuticas están comprometidas con garantizar que no se le niega acceso a los medicamentos a ningún paciente debido a que ha dejado de usar CFC.
  • Hay muchos programas de asistencia al paciente para ayudar a las personas que no pueden pagar sus medicamentos. Algunos programas proporcionan medicamentos sin costo, pero tienen diferentes requisitos de elegibilidad basados en los ingresos. Para los pacientes que no cumplen con los requisitos de elegibilidad para esos medicamentos gratuitos, pero aún necesitan asistencia, hay varios programas que proporcionan medicamentos con descuento.


 

Última actualización
5/20/2013
Fuente
Healthy Children Magazine, Allergy/Asthma 2007
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.