Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

El crup es una inflamación de la caja de la voz (laringe) y tráquea Esto provoca una tos perruna y un sonido de tono agudo al respirar. Aunque el crup a veces se relaciona a las alergias, usualmente lo provoca un virus, más conocido como el virus de la parainfluenza. La enfermedad se "contagia" con mayor frecuencia de alguien infectado, a veces de las microgotas de aire o de la propia mano de su hijo, que utiliza para transmitir el virus a su nariz u ojos.

El crup tiende a presentarse en el otoño o invierno cuando su hijo tiene entre tres meses y tres años de edad. Al inicio, puede que desarrolle congestión nasal parecida a un resfriado y puede que tenga fiebre. Después de uno o dos días, el sonido de la tos se escuchará como ladrido. La tos tiende a empeorar en la noche.

El mayor peligro con el crup es que las vías respiratorias de su hijo continúen inflamándose, haciendo cada vez más angosta la tráquea y dificultando la respiración, siendo a veces casi imposible respirar. A medida que su hijo se cansa por el esfuerzo para respirar, puede dejar de comer y beber. También puede llegar a estar fatigado por mucho toser. Algunos niños son particularmente propensos a contagiarse de una tos parecida al crup y parecen desarrollar tal tos cada vez que tienen una enfermedad respiratoria.

Tratamiento

Si su hijo tiene síntomas leves de crup, haga vapor en el baño al abrir la llave del agua caliente de la regadera, llévelo al baño con vapor, cierre la puerta y siéntese en el baño con su hijo. Inhalar el aire caliente y húmedo debe facilitarle respirar después de quince a veinte minutos. O si el tiempo lo permite, puede llevarlo afuera para que respire el aire fresco y húmedo de la noche. Mientras su hijo duerme, use un vaporizador de agua fría o humidificador en la habitación de su hijo.

No intente abrir las vías respiratorias de su hijo con su dedo. La respiración está obstruida por un tejido hinchado más allá de su alcance, por lo que no puede liberarlas. Puede que vomite debido a la tos, pero no provoque su vómito. Preste mucha atención a la respiración de su hijo. Llévelo a la sala de emergencias más cercana de inmediato si:

  • Parece luchar por poder respirar.
  • No puede hablar por la falta de respiración.
  • Se vuelve excesivamente somnoliento.
  • Se pone azul al toser.

Su pediatra puede recetar varios medicamentos, por lo general esteroides, para ayudar a disminuir la hinchazón en las vías respiratorias superiores y la garganta para que a su hijo se le facilite respirar. Los antibióticos no son útiles para el crup porque el problema lo causa un virus o una alergia. Los jarabes para tos tampoco ayudan. De hecho, como se indicó anteriormente, los medicamentos de venta libre no funcionan para niños menores de seis años y no deben suministrarse a niños menores de dos años de edad, pues pueden representar un riesgo de salud.

En los casos más graves, que son poco comunes, su hijo tendrá mucha dificultad respiratoria y su pediatra le dará ingreso al hospital por unos días hasta que la hinchazón de las vías respiratorias mejore.

 

Última actualización
5/31/2013
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.