Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

​El VRS es la causa más común de infecciones del sistema respiratorio inferior (bajo) en los bebés y en los niños pequeños, y es uno de los virus que causa los resfriados en los niños. Cuando infecta a los pulmones y las vías respiratorias, es con frecuencia responsable de la bronquiolitis y de la pulmonía o neumonía en los niños menores de un año. De hecho, la incidencia más alta de la enfermedad por el VRS ocurre en los bebés a partir de los dos meses hasta los ocho meses de edad. El VRS es también la causa más común de hospitalización de los bebés menores de un año.
 
El VRS es una infección altamente contagiosa que ocurre más a menudo durante los meses de otoño y primavera. El virus causa síntomas tales como congestión o goteo nasal, acompañado o no por dolor de garganta, tos leve y a veces por fiebre. La infección puede permanecer en la nariz o extenderse a los oídos y a las vías respiratorias inferiores y puede causar la bronquiolitis. Los síntomas de la bronquiolitis incluyen respiración irregular rápida y sibilancia.

Si su bebé nació prematuramente, o tiene una enfermedad crónica del pulmón, puede correr un mayor riesgo de contraer una infección grave debida el VRS. Los bebés prematuros con frecuencia tienen pulmones poco desarrollados y pueden no haber recibido suficientes anticuerpos de su madre para ayudarles a combatir el VRS si se presenta.

Cómo reducir la posibilidad de que su bebé desarrolle una infección grave debida al VRS:

  • Pídale a las personas que se laven las manos con agua tibia y jabón antes de alzar y tener en brazos a su bebé.
  • Reduzca el contacto cercano con personas que tienen goteos nasales u otras enfermedades. Continúe amamantando cuando tenga un resfriado ya que al hacerlo le suministrará sustento y anticuerpos protectores al bebe.
  • En cuanto le sea posible, limite el tiempo que los hermanos pasan con su bebé cuando están resfriados (y cerciórese de que ellos se laven sus manos con frecuencia).
  • Mantenga a su bebé alejado de lugares muy concurridos, tales como los centros comerciales y los ascensores, donde pueda tener contacto cercano con gente que pueda estar enferma.
  • Evite fumar cerca de su bebé, ya que el humo indirecto puede aumentar su susceptibilidad a una infección grave debida al VRS.

Si su bebé desarrolla bronquiolitis u otra infección debida al VRS:

Si su pediatra determina que su bebé ha desarrollado bronquiolitis u otra infección debida al VRS, puede recomendar un tratamiento sintomático con el objetivo de lograr la descongestión nasal con un aspirador nasal o con gotas nasales con una solución salina suave. La pulmonía grave o la bronquiolitis pueden requerir de hospitalización para administrar oxígeno humidificado y medicamentos para ayudar a su niño a respirar con más facilidad.

Información adicional:

 

Última actualización
11/7/2014
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.