Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

​¿Qué es el virus respiratorio sincicial y cómo puedo proteger a mi bebé?

El virus respiratorio sincicial (RSV, por su sigla en inglés) infecta a casi todos los niños al menos una vez antes de los dos años de edad. En la mayoría de los casos el virus tan sólo provoca síntomas leves similares a los de un resfriado. Sin embargo, para algunos bebés la infección puede ser más peligrosa.

Para ciertos infantes extremadamente prematuros (nacidos antes de las 32 semanas de embarazo) o que nacen con una enfermedad cardiaca o pulmonar severa, la infección puede ser particularmente seria. Debido a que los pulmones de los bebés prematuros no se han desarrollado por completo, estos bebés a menudo no pueden combatir tan bien una infección una vez que la han contraído.

Hay pasos importantes que usted puede tomar para prevenir que su hijo(a) se vea expuesto al virus respiratorio sincicial y a otros virus, especialmente durante los primeros meses de vida. Estas precauciones incluyen:

  • Cerciórese de que todos se laven las manos antes de tocar al bebé.
  • Mantenga al bebé alejado de cualquiera que tenga un resfriado, fiebre o congestión nasal.
  • Mantenga al bebé alejado de sitios muy concurridos como centros comerciales.
  • Mantenga al bebé alejado del humo de tabaco. Los padres no deben exponer a sus bebés e hijos pequeños al humo de tabaco de segunda mano, lo que aumenta el riesgo y las complicaciones de infecciones severas causadas por el virus respiratorio sincicial.
  • Siempre que sea posible, se debe limitar la participación de los bebés de alto riesgo en centros de cuidado infantil durante la temporada del virus respiratorio sincicial.
  • Todos los bebés de alto riesgo—así como las personas que están en contacto con los mismos—deben ser inmunizados contra la influenza a partir de los 6 meses de edad.

Existe un medicamento que el médico del niño podría recetarle para reducir el riesgo de que desarrolle una infección seria ocasionada por el virus respiratorio sincicial. Este medicamento sólo se administra a un número reducido de bebés que hacen parte de los grupos con mayor riesgo de ser hospitalizados. La Academia Americana de Pediatría ha establecido criterios específicos para el uso de este medicamento. Pida al médico del niño detalles específicos sobre cuáles son los bebés con mayor riesgo y quiénes se podrían beneficiar más de recibir este medicamento.

 

Última actualización
8/27/2013
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.