Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Mi hijo tiene una afección de salud crónica. ¿Qué debo informar a la escuela?

Si su hijo tiene necesidades de salud especiales, la escuela debe tener un documento por escrito que describa un plan de atención médica y de emergencia.

La siguiente información debe estar incluida en el documento:

  • Una historia clínica breve.
  • Las necesidades especiales del niño.
  • Los medicamentos o los procedimientos requeridos durante el día escolar.
  • Necesidades especiales en la dieta.
  • Necesidades de transporte.
  • Posibles problemas, precauciones especiales.
  • Nombre del pediatra.
  • Planes y procedimientos de emergencia (incluido a quién contactar).

Una vez que la escuela está informada de que un alumno tiene una afección de salud crónica, por lo general, se programa una reunión para analizar qué servicios podrían necesitarse. La reunión debe incluir a los padres, al alumno (si tiene la edad suficiente), al personal de salud de la escuela, al coordinador de servicios de necesidades especiales, al personal de asistencia para el alumno y al maestro principal del niño. También debe invitarse a los proveedores de atención médica, como el pediatra del niño, o se les debe pedir que proporcionen información por escrito.

Uno de los objetivos de esta reunión es desarrollar un plan por escrito que describa claramente los servicios que el alumno necesita. Según las necesidades del niño, este plan puede describirse como un Plan 504 o un Programa de educación individualizada (Individualized Education Program, IEP). Este documento legal describe exactamente los servicios que el niño recibirá y establece objetivos a corto y largo plazo para el niño. El plan debe revisarse periódicamente para asegurar que continúe satisfaciendo las necesidades del niño.

Responsabilidades de los padres

Las siguientes son maneras en las que usted pueda ayudar a su hijo a recibir la educación y los servicios que necesita para tener éxito en la escuela:

  • Hable con la escuela. No tema informar a la escuela acerca de la afección de su hijo. A algunos padres les preocupa compartir esta información. Sin embargo, cuanto más informados estén los maestros y otros integrantes del personal de la escuela, mejor preparados estarán para ayudar a su hijo. Si el personal de la escuela no tiene todos los datos, hará suposiciones equivocadas acerca del comportamiento o del rendimiento de su hijo.
  • Elabore un plan de emergencia. Pídale a su pediatra que lo ayude a escribir exactamente qué debe hacer la escuela si su hijo tiene determinadas necesidades de salud. El personal de la escuela debe saber cómo contactarse con usted o su pediatra en caso de emergencia. Recuerde comunicarse con la escuela de inmediato cuando haya cambiado la información de contacto.
  • Elabore un plan de salud. Si su hijo toma medicamentos en la escuela, consulte acerca de las políticas de la escuela sobre almacenamiento y uso propio. Asegúrese de que su hijo pueda tomar sus medicamentos en un lugar cómodo y de proporcionar a la escuela un suministro adecuado. Recuerde comunicarse con la escuela de inmediato si hay algún cambio en la afección de su hijo.
  • Otorgue su consentimiento. Usted deberá firmar un formulario de autorización, que otorga permiso a la escuela para contactar a su pediatra. Además, su pediatra necesitará su permiso por escrito para analizar la afección de su hijo con la escuela. Si su hijo requiere medicamentos o procedimientos especiales, la escuela debe recibir instrucciones por escrito de su pediatra.
  • Haga planes con anticipación. Reúnase con los maestros de su hijo en forma periódica para hablar acerca de cómo le está yendo a su hijo en la escuela. Pregunte si la afección de salud de su hijo está afectando sus tareas escolares o su comportamiento. Si su hijo falta mucho a la escuela debido a una enfermedad, hable con su maestro acerca de las formas de ayudarlo a estar al día con su tarea.

Conozca la ley

Por ley, su hijo tiene derecho a una educación que lo ayude a desarrollar todo su potencial. Es posible que las escuelas deban proporcionar servicios adicionales de asistencia durante los programas internos de la escuela y en los eventos extraescolares. Las leyes federales, como la Ley de Educación para Personas con Discapacidades (Individuals with Disabilities Education Act, IDEA) y la Ley sobre Estadounidenses con Discapacidades (Americans with Disabilities Act, ADA), establecen que todos los niños deben poder asistir a la escuela en el entorno “menos restrictivo” posible.

 

Última actualización
4/1/2014
Fuente
Students With Chronic Health Conditions: Guidance for Families, Schools, and Students (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.