Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

El comportamiento opuesto, es parte esencial de la adolescencia, pero no todo es igual que el trastorno de oposición desafiante, en parte debido a que es una forma mucho más débil de comportamiento y en parte, debido a que los adolescentes se empeñan en un comportamiento generalmente de rebelión pero también tienden a momentos de afección y calidez espontánea.

Trastorno de oposición desafiante, un patrón de comportamiento persistentemente negativo con un borde hostil, claramente fuera del rango del desarrollo normal del adolescente.

En esta alteración del comportamiento, un patrón consistente de desobediencia y falta de respeto hacia los padres puede ser dirigido también a otra figura de autoridad adulta, como los maestros. El mostrar cuatro o más de las características en la lista posterior, durante un mínimo de seis meses, cumple con los criterios para realizar el diagnóstico. El trastorno de oposición desafiante algunas veces lleva a un comportamiento más destructivo o trastorno de la conducta.

La agresión verbal o física hacia personas y animales son las características del trastorno de conducta. El diagnóstico se establece cuando un niño ha cometido tres o más de los actos relacionados con este trastorno dentro del transcurso del año pasado y uno en los últimos seis meses. Sin tratamiento, la mayoría de los jóvenes con esta condición se enfrentan a un futuro sombrío. Los estudios en jóvenes en la prisión demostraron que aproximadamente nueve de diez tenían este trastorno de conducta.

Conozca las señales del trastorno de oposición desafiante

  • Patrón consistente de desafío, desobediencia, agresividad, irritabilidad
  • Con frecuencia entra en argumentos y peleas
  • Se enoja fácilmente
  • Culpa a otros de sus errores o mala conducta
  • Con frecuencia molesta a otros intencionalmente
  • Con frecuencia se comporta vengativo o rencoroso hacia otros
  • Siempre parece enojado, resentido

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Caring for Your Teenager (Copyright © 2003 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.