Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Ocasionalmente, durante estos momentos de ira y enojo, los jóvenes en la infancia media hacen afirmaciones amenazadoras como "Voy a matarme". Más que nada, estas amenazas están diseñadas para perturbar a los padres y obtener su atención y los niños usualmente no tienen intenciones serias de hacerse ningún daño. No obstante, si esto es frecuente, estas afirmaciones son mensajes de un niño muy infeliz y los padres deben asegurarse de que el niño en realidad no corre ningún riesgo.

Los jóvenes de seis a doce años de edad raramente cometen suicidio, pero existe una tendencia en aumento a que intenten suicidarse. Sin embargo, una pequeña cantidad de ellos que sufren de una fuerte depresión piensan en quitarse la vida. Abrumados por los sentimientos de impotencia y desconsuelo, algunos en realidad intentan terminar con su vida.

Los niños que intentan suicidarse con frecuencia muestran signos de advertencia, incluyendo retraimiento, tristeza, pérdida de apetito y trastornos del sueño. Es posible que regalen algunas de sus más preciadas posesiones como una colección de tarjetas de béisbol. Algunas veces el suicidio de un amigo o compañero de clase puede hacer que un niño piense quitarse la vida para reducir el dolor psicológico que siente.

Si usted cree que su hijo está abrumado, debe hablar con él sobre esto. Escuche y comparta sus sentimientos. No dude en usar la palabra suicidio.A pesar del mito de que hablar acerca del suicidio puede dar a su hijo la idea de quitarse la vida, eso no sucederá. Por el contrario, su preocupación le demostrará que realmente se preocupa por él y por su bienestar y que está dispuesto a ayudarlo a superar sus problemas.

Debe obtener ayuda profesional para un niño que esté muy atribulado. Si su pediatra ha desarrollado una buena relación con su hijo a través de los años, podría ser la mejor persona para hablar con su hijo en principio. El médico puede referir después al niño a un psiquiatra o psicólogo para niños. Si un niño en realidad es suicida y la familia no puede supervisarlo constantemente, es posible que sea necesario hospitalizarlo.

En caso de situaciones de emergencia, la mayoría de comunidades pueden proporcionar asesoría y ayuda inmediata. Revise el directorio telefónico para encontrar estas líneas directas para crisis, así como de centros locales de salud mental a los que puede ir en busca de apoyo.

Para obtener información adicional sobre el suicidio, comuníquese a:

The American Association of Suicidology
2459 South Ash
Denver, Colorado 80222

National Committee for Youth Suicide Prevention
230 Park Avenue, Suite 835
New York, New York 10169

National Mental Health Association
1021 Prince Street
Arlington, Virginia 22314

American Psychiatric Association
1400 K Street N.W
Washington, D.C. 20005

 

Última actualización
9/5/2013
Fuente
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.