Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Cuándo llamar al médico

Lo más importante que puede hacer cuando su hijo tiene fiebre es mejorar su bienestar asegurándose de que tome líquido suficiente para mantenerse hidratado y observarlo para detectar signos y síntomas de una enfermedad grave. Es un buen signo si su hijo juega e interactúa con usted después de recibir medicamentos para las molestias.

Llame al médico de su hijo de inmediato si su hijo tiene fiebre y:

  • Se ve muy enfermo, está más adormilado de lo habitual o está muy irritable.
  • Ha estado en un lugar muy caluroso, como en un carro sobrecalentado.
  • Tiene otros síntomas, como el cuello rígido, dolor de cabeza fuerte, dolor de garganta fuerte, dolor de oído fuerte, un salpullido injustificado, o vómitos o diarrea repetidos.
  • Tiene problemas del sistema inmunológico, como anemia falciforme o cáncer, o está tomando esteroides u otros medicamentos que podrían afectar su sistema inmunológico.
  • Ha tenido una convulsión.
  • Es menor de 3 meses (12 semanas) y tiene una temperatura de 100,4 °F (38,0 ?) o más.
  • La fiebre sube por encima de los 104 °F (40°C) repetidamente para un niño de cualquier edad.

También llame al médico de su hijo si:

  • Su hijo sigue comportándose como si estuviera enfermo una vez que su fiebre ha bajado.
  • Su hijo parece estar empeorando.
  • La fiebre persiste por más de 24 horas en un niño menor de 2 años.
  • La fiebre persiste por más de 3 días (72 horas) en un niño de 2 años en adelante.

 

Última actualización
10/6/2014
Fuente
Fever and Your Child (Copyright © 2007 American Academy of Pediatrics, updated 5/2012)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.