Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

En el transcurso de un año o dos a partir de su primer período, del 50 al 75 por ciento de mujeres jóvenes empiezan a experimentar dolorosos calambres menstruales o dismenorrea.

Algunos casos de dismenorrea se atribuyen eventualmente al trastorno ginecológico endometriosis, en el cual el tejido endometrial se encuentra en sitios dentro de la cavidad pélvica en vez de estar en el útero. Sin embargo, se puede tranquilizar a la mayoría de mujeres mencionando que el calambre está relacionado con la producción de prostaglandinas del útero, la cual se soluciona fácilmente, enfatiza la Dra. Jennifer Johnson, una especialista en medicina de adolescentes en University of California en Irvine.

“Algunos padres pueden ser notablemente fatalistas con respecto a los calambres menstruales, como si fuera algo que sus hijas tienen que sufrir”, indicó. “Examinaré niñas quienes dejan de ir un día cada mes a la escuela debido a la dismenorrea, y cuando pregunto si están ingiriendo algo para aliviar los síntomas, responderán que no. Tenemos medicamentos económicos extremadamente efectivos para tratar la dismenorrea”.

El sangrado denso e irregular, denominado sangrado uterino disfuncional (DUB), puede indicar problemas médicos graves subyacentes en las adolescentes. La Dra. Johnson explica, “el DUB está ocasionado por un desorden que involucra a las hormonas que regulan la menstruación, pero generalmente no es doloroso. Aunque si no se trata, los pacientes pueden perder tanta sangre que pueden desarrollar una anemia severa”.

Entre los síntomas que sugieren que hay una dismenorrea están:

  • Calambres severos
  • Dolores agudos ocasionales en el bajo vientre, espalda baja y muslos
  • Sudoración
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Debilidad
  • Náusea y vómitos
  • Diarrea

Entre Los síntomas que sugieren que hay un sangrado uterino disfuncional están:

El sangrado con mayor frecuencia que veintiún días (contando desde el primer día de un período hasta el primer día del siguiente), menos frecuentes que cada veinticinco a cuarenta y dos días o mayores de siete días. Los adolescentes con estos tipos de patrones de sangrado menstrual se deben evaluar médicamente.

Cómo se diagnostica la dismenorrea

Exámenes físicos y el historial médico detallado (incluyendo el historial menstrual).

Cómo se diagnostica el sangrado uterino disfuncional

Exámenes físicos, incluyendo examen pélvico e historial médico detallado, más uno o más de los siguientes procedimientos, para examinar si hay complicaciones relacionadas o una evidencia de una masa o una enfermedad transmitida sexualmente (STD).

  • Conteo sanguíneo completo (CBC)
  • Exámenes de función de la tiroides
  • Exámenes de laboratorio de ETS
  • Prueba de embarazo
  • Medición de gonadotropinas, prolactina y andrógenos

Cómo se tratan los desórdenes menstruales con la farmacoterapia

Después de la exclusión de las condiciones médicas específicas, es posible que se les receten medicamentos a las niñas. El calambre de la dismenorrea se trata generalmente con analgésicos NSAID (medicamentos antiinflamatorios sin esteroides) como ibuprofeno, ketoprofeno o naproxeno. Estos medicamentos evitan que el útero libere prostaglandinas, químicos producidos naturalmente que ocasionan calambres. Los anticonceptivos orales también se pueden utilizar para aliviar los calambres menstruales severos. Los tratamientos con hormonas, como los anticonceptivos orales, también se puede utilizar para el sangrado uterino disfuncional. Los NSAID pueden reducir el sangrado en cierta medida también.

 

Última actualización
11/1/2013
Fuente
Caring for Your Teenager (Copyright © 2003 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.