Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

En la adolescencia, solo el 4 por ciento de los chicos y el 2 por ciento de las chicas mojan la cama; la cifra disminuye al 1.5 por ciento y 0.5 por ciento a los dieciocho años. Así que puede apreciar cuán alarmante es ser uno de esos adolescentes que aún experimentan incontinencia urinaria en la noche. En la mayoría de los casos la falta de control de la vejiga ha sido un problema desde el nacimiento, a diferencia de que haya vuelto a surgir después de los seis meses o más de continencia. La primera condición se llama enuresis primaria nocturna; la segunda, enuresis secundaria nocturna.

Cómo se evalúa la incontinencia

La causa para la enuresis nocturna depende de muchos factores. Los factores que contribuyen pueden incluir mal control alimenticio con excesivo consumo de cafeína, un patrón de sueño profundo que puede ser parte del desarrollo normal del adolescente, horario inconsistente de sueño y horas limitadas de sueño. Otros factores que influyen pueden ser:

  • Medicamentos
  • Cafeína
  • Infecciones de las vías urinarias
  • Diabetes y otros problemas médicos crónicos
  • Historial familiar

La enuresis primaria nocturna a menudo sigue un patrón similar. Es útil identificar la edad de la continencia nocturna de ambos padres. Si uno de los padres fue incontinente hasta cierta edad, sus hijos pueden tener un problema similar aproximadamente 40 por ciento de las veces. Si ambos padres tuvieron enuresis primaria nocturna hasta cierta edad, sus hijos pueden tener un 70 por ciento de probabilidad de seguir un patrón similar. La enuresis secundaria en niños mayores o en adolescentes debe sugerir una revisión para determinar si hay infecciones de las vías urinarias, enfermedades médicas importantes, factores de estrés social y el potencial de abuso sexual.

Cómo se trata la incontinencia nocturna

El tratamiento de la enuresis nocturna se basa en diferenciar la enuresis primaria de la enuresis secundaria nocturna. Cualquier factor que cause una enuresis secundaria nocturna se debe resolver antes de concentrarse en el evento enurético. Un niño que participa activamente en su tratamiento tiene más probabilidades de mejorar su resultado.

Enfoque práctico

Primero es importante educar al niño y a la familia sobre una ingesta alimenticia adecuada. Aunque la restricción total de líquidos no es práctica, es esencial eliminar productos con cafeína y es adecuado recomendar la moderación en el consumo. El niño debe utilizar el baño rutinariamente antes de irse a la cama e inmediatamente después de despertar en la mañana. Puede despertar al adolescente una vez durante la noche para que orine si fuera necesario, pero despertarlo más de una vez en la noche puede alterar su patrón de sueño, lo que puede causar una disminución en el rendimiento escolar del siguiente día.

Modificación del comportamiento

La modificación del comportamiento mediante el uso de una alarma enurética es efectiva en aproximadamente el 70 por ciento de los niños motivados. El dispositivo contiene sensores sensibles a la humedad que causan un zumbido o una vibración. Típicamente, el gasto por una de estas alarmas es de sesenta a cien dólares. Esta forma de terapia requiere la participación activa de un adulto y el compromiso a largo plazo. La clínica debe proporcionar un fuerte apoyo durante el seguimiento.

Medicamentos

Sólo existen dos medicamentos aprobados para la enuresis nocturna: la imipramina y la desmopresina. La acción exacta de la imipramina no se comprende completamente, pero se ha demostrado su eficiencia en aproximadamente 50 por ciento de los niños enuréticos. La dosis de la imipramina es un poco arbitraria y se debe advertir a la familia sobre la posible toxicidad por sobredosis del medicamento. Se recomienda un ECG de línea de base antes de iniciar la terapia aunque no se han reportado efectos secundarios del corazón con las dosis utilizadas para tratar orinarse en la cama. Además, la familia debe mantener control estricto de la administración del medicamento debido al potencial de una sobredosis.

La desmopresina (DDAVP) es una hormona antidiurética sintética (ADH). Su mecanismo de acción es similar a la ADH y es efectiva para mejorar la enuresis nocturna en aproximadamente 40 a 60 por ciento de los niños. La DDAVP está disponible en aerosol nasal y en píldoras. Cuando se utiliza a largo plazo, el gasto puede ser un problema ya que el costo del medicamento va de $80 a $120 por el suministro para un mes.

 

Última actualización
7/31/2014
Fuente
Caring for Your Teenager (Copyright © 2003 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.