Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Las vías urinarias empiezan con los riñones, dos órganos con forma de frijol que filtran los productos de desecho y el exceso de agua de la sangre para crear la orina. Un par de tubos estrechos denominados uréteres transportan la orina hacia la vejiga que es parecida a una bolsa para almacenamiento. Desde ahí viaja hacia abajo a otro tubo, la uretra, y sale del cuerpo a través del pene o de la vulva. En el proceso, la orina elimina los gérmenes de la abertura del sistema urinario. Pero algunas veces los microorganismos se deslizan dentro de la uretra y empiezan a multiplicarse e infectan su pared interna. El culpable de la mayoría de infecciones de las vías urinarias (UTI) es la Escherichia coli (E. coli), una bacteria que reside en el tracto intestinal. Una infección localizada en la uretra se denomina uretritis. Sin embargo, muchas veces los gérmenes continúan hacia arriba, ubicándose en la vejiga.La Cistitis, la UTI más común, con frecuencia ocurre simultáneamente con la uretritis. Si no se trata rápidamente, la infección puede propagarse hacia los uréteres y los riñones. El término médico para esta condición más grave es pielonefritis.

Las mujeres jóvenes desarrollan infecciones en las vías urinarias tres veces más que los hombres jóvenes. Una posible razón del por qué es que la uretra femenina, con tan solo una pulgada y media de largo, permite el fácil acceso de los gérmenes a la vejiga. La uretra masculina, por el contrario, mide ocho pulgadas de largo. Un segundo factor es la proximidad de la abertura uretral con la vagina y el ano, ambos sirven como ambientes fértiles para la bacteria. Durante el contacto sexual, es posible que los gérmenes de la vagina se introduzcan en la vejiga. De hecho, según indica el Dr. Alain Joffe, una UTI puede ser una señal de que un adolescente es sexualmente activo. “Existe una significativa coincidencia entre los síntomas de las infecciones de las vías urinarias y los síntomas de la clamidia, gonorrea y otras enfermedades transmitidas sexualmente”, menciona el director de medicina en adolescentes en la Facultad de Medicina de Johns Hopkins de Baltimore.

Entre los síntomas que sugieren una infección de las vías urinarias pueden estar:

  • Dolor o sensación de ardor al orinar
  • Necesidad de orinar con frecuencia, aunque solo pasen cantidades pequeñas
  • Fiebre y escalofríos
  • Sensación de presión
  • Dolor en el abdomen, en la pelvis o en la región lumbar
  • Náusea y vómitos
  • Sangre o pus en la orina
  • Incontinencia urinaria

Cómo se diagnostica una infección de las vías urinarias

Examen físico y un minucioso historial médico, más uno o más de los siguientes procedimientos:

  • Análisis de orina, para detectar la presencia de bacterias y glóbulos blancos (wbc)
  • Cultivo de orina, para determinar qué antibiótico se puede usar para tratarla

Cómo se administra el tratamiento para una infección de las vías urinarias

Terapia de medicamentos:Tres días con antibiótico oral generalmente cura las infecciones de las vías urinarias inferior. Sin embargo, una vez que se involucran los riñones, el tratamiento tarda más tiempo. Entre los medicamentos solicitados más comúnmente: trimetroprima, trimetroprima/sulfametoxazol, amoxicillina, ampicillina, ofloxacina y nitrofurantoína. Es posible que receten medicamentos adicionales para aliviar el dolor y la inflamación. Aproximadamente una de cinco mujeres enfermas experimentarán al menos una infección posterior de las vías urinarias. La nueva enfermedad generalmente se origina de una cepa diferente de E. coli o una bacteria completamente diferente.

Ayudar a los adolescentes a ayudarse a sí mismos

Las siguientes medidas pueden ayudar a evitar las infecciones de las vías urinarias:

  • Beba el equivalente a ocho vasos de agua al día.
  • No resista la necesidad de orinar, orine en intervalos frecuentes (cada 3 a 4 horas).
  • Orine después del contacto sexual.
  • Cámbiese los tampones y las toallas sanitarias con frecuencia.
  • No utilice duchas vaginales.
  • Limpie de adelante hacia atrás, o de la uretra/vagina hacia el ano.

 

Última actualización
5/29/2014
Fuente
Caring for Your Teenager (Copyright © 2003 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.