Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

El dolor de cabeza por tensión de leve a moderado es una de las quejas médicas más prevalentes de los años de adolescencia. Un dolor de cabeza por tensión se presenta generalmente en el curso del día, produciendo una presión semejante a tenazas en ambos lados del cuero cabelludo y hacia el cuello. “Lo que ocurre es que los músculos del cuero cabelludo aprietan alrededor del cráneo,” explica el Dr. John Kulig del Centro Médico New England en Boston, “usualmente como respuesta al estrés.” 

Los dolores de cabeza por migraña, que se ven en el 10 por ciento de los adolescentes, particularmente en las chicas, son caracterizados como ataques; así de severos son. Cuando un dolor palpitante en un lado del cráneo es precedido por una molestia visual, se dice que la persona tiene migraña con aura. “La persona verá luces brillantes intermitentes, patrones de ruedas o zigzag,” dice el oftalmólogo Harold Koller, quien agrega que los padres a menudo atribuyen por error las ilusiones ópticas y los dolores de cabeza al esfuerzo de los ojos. Un aura puede desvanecerse en minutos o continuar por horas, mientras que el dolor dura varias horas, en promedio. Una migraña con aura se presenta repentinamente y persiste desde tres horas hasta varios días. Las migrañas pueden ocurrir frecuentemente, tan a menudo como varias veces en la semana o rara vez, con años entre cada episodio. 

Hay muchas posibles causas o detonantes de las migrañas, incluso el estrés, varios alimentos y la constricción de los vasos sanguíneos en la cabeza y el cuello, lo que reduce la circulación al cerebro. En 2000, los investigadores de los Institutos Nacionales de Salud descubrieron otra causa: un malfuncionamiento de la parte de atrás del cerebro. Aparentemente, un detonante altera en forma anormal las células del cerebro que pueden excitarse para que disparen pequeños impulsos. Las descargas eléctricas se extienden en el cerebro y el encéfalo, estimulando a los receptores de dolor al mismo tiempo. 

Los síntomas de los dolores de cabeza pueden incluir:

Dolores de cabeza por tensión 

  • Dolor constante y seco en ambos lados de la frente
  • Sensación de tirantez en la cabeza, irradiando hacia el cuello 

Dolores de cabeza por migraña

Migraña con aura:

  • Molestia visual llamado aura
  • Dolor punzante, incapacitador, que empieza en un lado de la cabeza y ocasionalmente abarca el otro lado
  • Somnolencia 

Migraña sin aura:

  • Dolor punzante, incapacitador en un lado de la cabeza
  • Atontamiento
  • Cambios en el ánimo
  • Fatiga
  • Retención de líquidos
  • Sensibilidad a la luz
  • Diarrea
  • Náusea y vómitos
  • Somnolencia 

Causas de los dolores de cabeza

Los dolores de cabeza a menudo acompañan a enfermedades como los virus, la infección en la garganta, alergias, sinusitis e infecciones en las vías urinarias. Otras causas comunes incluyen:

  • Hambre o sed extremas
  • No dormir suficiente
  • Alimentos y bebidas específicas, como el chocolate, los quesos duros o añejos, pizza, yogurt, nueces, ejotes, carnes procesadas, algunas frutas y jugos de frutas
  • Aditivos alimenticios (glutamato monosódico, nitratos, nitritos)
  • Ciertos suplementos y medicamentos alimenticios que se venden sin receta y medicinas con prescripción (píldoras anticonceptivas, tetraciclina, dosis excesiva de vitamina A)
  • Productos alimenticios y bebidas que contienen cafeína (sodas, café, chocolate)
  • Alcohol, cocaína y otras sustancias ilícitas
  • Tensión en los ojos, incluso ver al sol
  • Fatiga
  • Infecciones o abscesos en los dientes
  • Cambios hormonales durante el ciclo mensual de una chica
  • Cambios en el clima
  • Estrés emocional, depresión, ansiedad, cólera intensa, emoción extrema
  • Ambientes ruidosos, calientes o encerrados
  • Luces intermitentes o brillantes
  • Aromas fuertes
  • Apretar o rechinar los dientes
  • Esfuerzo físico
  • Lesión en la cabeza

Cómo se diagnostican los dolores de cabeza

  • Examen físico y un minucioso historial médico
  • Se llevarán a cabo procedimientos más invasivos como tomografía computarizada, imagen de resonancia magnética o punción lumbar, solo si se sospecha una condición seria

Cómo se tratan los dolores de cabeza

Los dolores de cabeza responden mejor al tratamiento cuando están en sus etapas iniciales. Si su adolescente tiene un dolor de cabeza por tensión, anímele a que se acueste y se relaje, con la cabeza levemente elevada. Un baño o ducha caliente pueden ayudar a mitigar el dolor, así como colocar compresas tibias o frías sobre la frente o la nuca. Para los que sufren migrañas, debe minimizar la estimulación sensorial: Apague las luces de la habitación, cierre las cortinas, pida a los familiares que mantengan el nivel de ruido bajo, etc. Una compresa fría ayuda también, pero no aplique calor; eso solo empeorará el dolor.

Terapia de medicamentos: Los dolores de cabeza por tensión y las migrañas frecuentemente responden bien a una sola dosis de analgésicos de venta libre como el acetaminofén o el ibuprofeno. Según American Council on Headache Education, el acetaminofén funciona más rápidamente, pero el ibuprofeno parece proporcionar mejor alivio para el dolor. Si los síntomas son recurrentes, el próximo paso pude ser una receta para uno de los “triptanos”: sumatriptán, zolmitriptán, naratriptán, rizatriptán. Esta familia de medicamentos detiene dos de tres migrañas al bloquear la acción de la serotonina neurotransmisora. Y debido a que los triptanos no son sedantes, los adolescentes pueden regresar al salón de clases o a otras actividades más rápidamente, sin tener que dormir hasta que se les quite la migraña. Sin embargo, nunca queremos sobremedicar, por temor a inducir dolores de cabeza de rebote. El fenómeno fue descubierto en los años 1980. Aparentemente, tomar analgésicos todos los días o con un día de por medio interfiere con la capacidad propia del cerebro para combatir el dolor. El efecto neto es que con el tiempo el adolescente empieza a experimentar más dolores de cabeza entre una dosis y otra. Es más, la medicina que le alivió en algún momento ya no parece ser eficaz.

Ponga su dedo en el gatillo: Su pediatra puede sugerir que mantenga un “diario del dolor de cabeza” para ayudar a determinar la causa de los dolores de cabeza de su adolescente. En él, escriba la siguiente información:

  • cuando ocurrió el dolor de cabeza
  • cuánto duró
  • qué estaba haciendo cuando se presentó el dolor de cabeza
  • alimentos que consumió ese día
  • cantidad de horas que durmió la noche anterior
  • cualquier observación sobre lo que parezca mejorar o empeorar el dolor de cabeza 

Si identifica y elimina el factor detonante de las migrañas, ya sea un alimento, un medicamento o una situación, podrá reducir significativamente su aparición.Algunos detonantes, sin embargo, no pueden ser evitados, como el estrés de la escuela. Cuando los investigadores en Palm Beach Headache Center, en Palm Beach, Florida, estudiaron a mil novecientas personas que sufrieron migrañas descubrieron un patrón fascinante (aunque no completamente sorprendente): De los siete días de la semana, el índice más bajo de migrañas (9 por ciento) ocurrió los sábados y el más elevado (20 por ciento) los lunes. 

Los ejercicios de relajamiento, enseñados por su pediatra o por un profesional de la salud mental, pueden ayudar a los niños a manejar el estrés con más capacidad de recuperación. Otra técnica de cuerpo y mente, la bio-retroalimentación, ha demostrado ser útil para reducir tanto la frecuencia como la duración de los dolores de cabeza por migraña.La sicoterapia, también, puede jugar un papel en el tratamiento de las migrañas.  

Ayudar a los adolescentes a ayudarse a sí mismos

Las sugerencias a continuación pueden ayudar a los jóvenes a evitar dolores de cabeza:

  • Duerma suficiente.
  • Haga comidas regulares, si es posible. Si no, tome bocadillos frecuentemente.
  • Haga ejercicios regularmente.
  • Esté atento a cualquier patrón de sus dolores de cabeza que pueda ayudarle a identificar los detonantes.

Sugerencias para adolescentes:

Los adolescentes afectados con tres o más migrañas al mes pueden ser candidatos para medicina preventiva (profiláctica), al utilizar antidepresivos como la amitriptilina, así como betabloqueadores, bloqueadores del canal de calcio o medicamentos anticonvulsivos.

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Caring for Your Teenager (Copyright © 2003 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.