Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

La E coli y otros bacilos gram negativos, como tendencias de Klebsiella, Enterobacter, Proteus, y Pseudomonas, también pueden ocasionar enfermedades no relacionadas con los alimentos, incluyendo infecciones sanguíneas (septicemia), inflamación del recubrimiento del cerebro y médula espinal (meningitis) en niños recién nacidos, e infecciones en el tracto urinario en niños y adultos de todas las edades.

En la mayoría de infecciones en recién nacidos, la E coli u otras bacterias gram negativas han sido transmitidas del tracto genital de la madre al recién nacido durante el nacimiento del niño. Algunas veces también se puede propagar a través del contacto de persona a persona con los encargados del cuidado u otros niños.

Señales y síntomas

Un bebé que desarrolla una septicemia con frecuencia muestra señales y síntomas como

  • Fiebre, incluso una temperatura que sube y baja
  • Respiración que se caracteriza por gruñidos
  • Apatía
  • Irritabilidad
  • Falta de apetito
  • Vómitos
  • Ictericia (color amarillento en la piel y los ojos)
  • Abdomen inflamado
  • Diarrea

Es posible que la meningitis en recién nacidos con E coli u otra infección gram negativa no ocasione todas las señales asociadas generalmente con una infección del sistema nervioso central. Entre las señales de la meningitis pueden estar la fiebre o una temperatura anormalmente baja, apatía o coma, vómitos, una protuberancia suave al tacto (el término técnico de la protuberancia suave en la cabeza es fontanela) y convulsiones.

Entre las señales de la infección en el tracto urinario (UTI) están el dolor al orinar, aumento de frecuencia de la micción, y un niño que moja la cama o la ropa cuando anteriormente ya lo hacía.

Cuándo debe llamar a su pediatra

Comuníquese con su pediatra inmediatamente si su bebé desencadena los síntomas como los que se describen aquí.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

Para diagnosticar estas infecciones, su pediatra solicitará pruebas de sangre, líquido cerebroespinal y de orina de su bebé.

Tratamiento

Si su recién nacido tiene septicemia o meningitis, primero su médico le recetará ampicilina y aminoglucósidos. (Algunas veces, se utilizarán medicamentos con cefalosporinas en vez de aminoglucósidos). Las pruebas de laboratorio pueden identificar el organismo exacto que ocasiona la infección. El tratamiento es de 10 a 14 días en la mayoría de casos de septicemia y al menos 21 días para la meningitis.

Las infecciones en el tracto urinario generalmente se pueden tratar con antibióticos orales. Si su hijo tiene una UTI, su pediatra solicitará algunas pruebas para evaluar la vejiga y los riñones de su hijo. Algunas pruebas se realizan en el momento de la infección, pero otras se realizan después de la recuperación de su hijo.

 

Última actualización
6/6/2013
Fuente
Immunizations & Infectious Diseases: An Informed Parent's Guide (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.