Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Problemas del habla y lenguaje

Estos son los problemas de aprendizaje más comunes y pueden ser de mucha importancia, dado que la mayor parte del aprendizaje depende del lenguaje. Si su hijo tiene tal discapacidad, puede afectar su lectura, deletreo, escritura, habla y la habilidad para entender lo que escucha o lee. También puede afectar su memoria o comprensión; es decir, la habilidad para recordar o comprender información que escuchó o leyó con anterioridad. Su hijo puede tener dificultad para seguir instrucciones, entender explicaciones y expresarse. Estos problemas no solo pueden afectar su aprendizaje, sino tambián impedir sus interacciones sociales, que requieren que tenga buenas habilidades para escuchar y hablar. Como resultado de esto, puede sentirse avergonzado, confundido o callado y aislado. Incluso puede recurrir al mal comportamiento para expresar sus sentimientos, pensamientos o frustraciones de manera inapropiada.

Dificultad para escribir

Como sucede con los niños que tienen otros tipos de problemas de aprendizaje, los niños que tienen problemas de escritura pueden ser brillantes y creativos, pero al mismo tiempo tener dificultar para expresarse por escrito de manera coherente. Esto puede causarle frustración o incluso una fobia a la escritura. Ya que cualquier documento escrito es una demostración semipública y permanente del trabajo de cada quien, estos niños algunas veces se sienten extremadamente avergonzados o ridículos y con frecuencia tratan de evitar la escritura de las tareas o no se esfuerzan mucho al hacerlas. La escritura es una tarea compleja que requiere el uso simultáneo de muchas habilidades, incluso formación de letras, gramática, vocabulario, ortografía, la mecánica de la escritura (puntuación y uso de mayúsculas) y la organización de ideas para convertirlas en oraciones y párrafos. Mientras que algunos niños pueden dominar estas habilidades por separado, llevarlas a cabo de manera simultánea puede tornarse difícil. Los problemas de escritura son complejos y pueden tener varias causas, incluso dificultades visuales, de motricidad fina, de lenguaje y/o de memoria.

Dificultades de aprendizaje visual

Cuando los jóvenes sufren alguna debilidad o incapacidad para comprender información representada visualmente, esto puede afectar su habilidad para leer, deletrear, interpretar o recordar palabras, gráficas, tablas, ilustraciones y mapas impresos. Estas son dificultades de aprendizaje; la visión de los niños es normal y no tiene ninguna relación con este problema en particular.

Algunas dificultades de aprendizaje visual ocurren conjuntamente con otras debilidades; por ejemplo, conjuntamente con la dificultades de motricidad fina, que puede afectar la caligrafía. Cuando eso ocurre, la escritura del niño puede ser ilegible. Puede ser que se le dificulte trazar letras o números o mantener la alineación de los números en una columna. Es probable que escriba las letras o los números al revés. Esto puede afectar no solo su habilidad para escribir (que incluye legibilidad y velocidad) sino tambián su destreza matemática, al hacer malos cálculos.

Memoria y otras dificultades del pensamiento

A medida que los niños van avanzando en la escuela primaria, constantemente se les pide que recuerden, recuperen y utilicen la información cada vez más rápido. Ellos necesitan recordar información específica de manera muy detallada, así como recordar y configurar información de manera creativa e ilimitada. La primera memoria, que es la más específica (llamada convergente) es útil para dar respuestas cortas o responder exámenes de selección múltiple y para razonar de manera analítica y factual. La segunda, que es una memoria más general (divergente) es útil para escribir ensayos o composiciones, relatar historias, interpretar poemas o describir a un personaje de manera única y original.

La memoria incluye tomar la información, clasificarla, asociarla con información aprendida anteriormente y consolidarla. Muchos niños comprenden lo que leen o lo que se les enseña, pero no pueden recordarlo después a la hora de un examen, por ejemplo, o no pueden recordarlo en un contexto diferente. Aunque los problemas de memoria son sutiles y difíciles de evaluar, debe sospechar de la existencia de este tipo de dificultad cuando su hijo está rindiendo menos de lo esperado.

A algunos jóvenes se les dificulta particularmente recordar varias piezas de información secuencial, como las instrucciones múltiples o una serie de números (como un número telefónico). En consecuencia, un niño en edad escolar puede experimentar dificultades al hacer una operación matemática de tres pasos, organizar eventos, aprender el alfabeto, recordar las tablas de multiplicar o relatar una historia en la secuencia correcta. Incluso aprender los días de la semana, meses del año y horarios de clase puede ser difícil.

Varios factores pueden empeorar aún más los problemas de memoria. Estos incluyen presentar mucha información o información muy compleja al mismo tiempo o una velocidad excesiva de flujo de información. Los problemas de atención, trastornos emocionales (depresión, ansiedad), aburrimiento, pérdida de la motivación y fatiga (desnutrición, falta de sueño, esfuerzo excesivo) tambián pueden contribuir a los problemas de memoria.

También pueden ocurrir dificultades a un nivel más alto del pensamiento. Algunos niños tienen problemas con una destreza denominada razonamiento abstracto, que significa que no pueden determinar la definición general de una palabra o símbolo en particular; tal vez el símbolo de una cantidad desconocida en un problema de matemáticas. Tampoco pueden hacer inferencias, al ir de un hecho concreto y específico a un tipo más general de pensamiento.

Los jóvenes también pueden experimentar dificultades de organización y, por lo tanto, ser incapaces de recopilar información de una manera útil. Las buenas destrezas organizacionales tambián pueden ayudar a que los niños asocien información recién aprendida con un conocimiento existente, para que encaje con algo familiar y sea más fácil recuperarlo y utilizarlo.

Las destrezas para resumir conforman otra posible área problemática. Para los niños puede ser difícil captar una gran cantidad de información para luego resumirla a un tamaño más manejable para que sea fácil recordarla y utilizarla. Los jóvenes que tienen esta destreza pueden separar hechos y conceptos importantes de los menos importantes, y determinar los que vale la pena recordar.

Destrezas sociales inadecuadas

Estas ocurren a menudo conjuntamente con las dificultades de aprendizaje y generalmente resultan en dificultades de interacción con otros niños o adultos. Los niños que tienen este problema tambián pueden experimentar dificultad para interpretar los mensajes o las intenciones de otras personas y para responderle a otros de manera apropiada, incluso a los padres y maestros que están tratando de ayudar. Reconocer y disminuir estas dificultades es crucial, porque la aceptación de los compañeros y una vida social exitosa son cosas extremadamente importantes para el joven que cursa la escuela intermedia y afectan grandemente la imagen que este tiene de sí mismo y su autoestima.  

 

Última actualización
3/31/2014
Fuente
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.