Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Muchos niños en edad escolar comen a escondidas, con frecuencias creyendo (o al menos con la esperanza) de que nunca los descubrirán.

Si su niño está comiendo a escondidas, los siguientes consejos le pueden servir:

Por qué los niños comen a escondidas

Es importante entender por qué un niño siente la necesidad de comer a escondidas. A veces los niños simplemente no pueden controlar sus emociones y encuentran en los alimentos algo que los calma y reconforta. Otras veces, los niños se pueden estar sintiendo ansiosos, estresados, aburridos  o tristes.

Qué puede hacer usted

  • Explique que usted sabe que su niño está comiendo a escondidas. Anime a su niño para que le diga porqué lo está haciendo. Deje que su niño habla la mayor parte del tiempo y escuche con cuidado lo que él o ella está tratando de decir.
  • Tranquilice a su niño y dígale que usted lo quiere y que hará todo lo que pueda para ayudarle con el problema.

Hay que pedir; y no hacerlo a escondidas

En vez de decirle al niño, “¡no comas a escondidas!” anímelo para que le pida de comer cuando quiera. Encuentre la manera de recompensarlo cuando deja de comer a escondidas

Qué puede hacer usted

  • En el caso de un niño pequeño, dele una estampita engomada o una estrella como recompensa cada vez que él o ella le pide algo de comer. Otras ideas pueden ser leer una historia más antes de ir a dormir o darle puntos como recompensa que puede reunir para comprar un juguete barato o para utensilios escolares.
  • Para un niño más grande, empiece un sistema de puntos que el niño pueda acumular para un boleto para ir al cine, un día en la pista de patinaje o el zoológico o para alquilar un DVD o un videojuego.
  • Sugiera otras cosas para hacer en vez de comer, tales como ir de paseo en bicicleta ir a caminar al parque, jugar con los amigos o hacer ejercicio con un video de ejercicios.

Qué puede hacer usted

Es muy importante ayudar a su niño a adoptar hábitos sanos para comer y para la actividad física que le duren toda la vida. Empiece poco a poco, sirviéndole a su niño alimentos apropiados y animándolo a hacer actividades físicas todos los días, de esta forma, cualquier preocupación sobre su peso que exista ahora no será un problema cuando su niño crezca.

 

Autor
Sandra G. Hassink, MD, FAAP
Última actualización
1/16/2014
Fuente
Pediatric Obesity: Prevention, Intervention, and Treatment Strategies for Primary Care (Copyright © 2014 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.