Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Los pediatras están muy preocupados con respecto al número cada vez mayor de niños con sobrepeso por una cantidad de razones. No sorprendentemente, la obesidad puede limitar la actividad física de un niño en el parque de recreo y en el campo atlético. Pero es más preocupante que existen muchos riesgos de salud asociados con tener exceso de peso.

Por ejemplo, un reciente informe indicó que entre los niños obesos de 5 a 10 años de edad, el 60% ya tenía al menos un factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares, como niveles altos de colesterol, triglicéridos altos (otro tipo de grasa en la sangre), e hipertensión. Las afecciones relacionadas con las enfermedades cardiovasculares no son los únicos problemas de salud asociados con la obesidad infantil.

La diabetes, por ejemplo, es otro problema cada vez mayor entre los pediatras y los padres de los niños con sobrepeso. Eso se debe a una cantidad de casos diagnosticados recientemente de diabetes infantil de rápido crecimiento que son la denominada forma tipo 2 de la enfermedad. La diabetes tipo 2 que se denomina diabetes en adultos ya que casi siempre afectó a adultos, pero ahora esta forma de diabetes está evolucionando cada vez más en una enfermedad de niños y adolescentes también. En realidad, una investigación reciente demostró que entre el 25% y 60% de la diabetes diagnosticada recientemente en niños ahora es tipo 2. Particularmente, si su hijo es obeso e inactivo, tiene un riesgo cada vez mayor de presentar esta forma de enfermedad.

Para empeorar las cosas, si su hijo tiene sobrepeso, tiene más probabilidades de convertirse en un adulto con sobrepeso. Las estadísticas son perturbadoras, aproximadamente el 20% de niños de 4 años de edad obesos crecerán para convertirse en adultos obesos. Esa cifra aumenta al 80% entre los adolescentes que tienen sobrepeso. Y una vez que su hijo es un adulto, tendrá mayores probabilidades de tener los mismos problemas de salud relacionados con la obesidad desde hipertensión hasta problemas de articulaciones, así como una mayor riesgo de muerte a medida que aumenta su peso. El punto principal es que la obesidad puede ocasionar una duración de vida de problemas de salud muy serios.

Otra observación que es importante mencionar: Algunos niños se vuelven demasiado obesos con sus libras de exceso y tienen una imagen corporal tan deforme que empiezan a intentar dietas poco usuales, omitir comidas o eliminar grupos de comida, sumándose posteriormente a la mala nutrición y a la alimentación poco saludable. Pocas veces, algunos niños se pueden enfocar en su peso e imagen corporal que pueden desarrollar desórdenes alimenticios como la bulimia y anorexia, todo debido a que están intentando controlar su peso de una manera poco saludable.

Factores del entorno

El entorno diario de su adolescente, en casa, en la escuela, en la casa de un amigo y virtualmente en cualquier lugar que pase el tiempo, puede afectar su riesgo de convertirse en alguien con sobrepeso y continuar con mismo. Los restaurantes de comida rápida en donde come, los programas de TV que ve, y los videojuegos que juega pueden contribuir con su probabilidad de presentar obesidad. Por ejemplo, el riesgo de padecer de sobrepeso es mayor que 4 1⁄2 veces para los niños que ven más de 5 horas al día TV, en comparación con los niños que no ven más de 2 horas al día. Eso se debe a que los niños no solo están inactivos mientras ven televisión, sino que también tienen la tendencia de comer al mismo tiempo, con frecuencia comer alimentos altos en grasa como galletas o patatas fritas en vez de una manzana o una pera. Aún así, excepto para dormir, la mayoría de niños en los Estados Unidos pasan más tiempo (fuera del horario de escuela) viendo TV que participando en alguna otra actividad.

 

Última actualización
12/5/2014
Fuente
A Parent's Guide to Childhood Obesity: A Road Map to Health (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.