Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Los bebés suelen nacer con pies planos, lo que puede persistir hasta bien entrada  su infancia. Esto ocurre porque los huesos de los niños y las articulaciones son flexibles, haciendo que sus pies se aplanen cuando están parados. Los bebés también tienen una almohadilla de grasa en el borde interno de los pies que oculta el arco. Todavía puede ver el arco si levanta a su bebé en las puntas de los dedos de los pies, pero desaparece cuando se está de pie con normalidad. El pie también puede voltearse, aumentando el peso en el lado interior y haciendo que parezca aún más plano.

Normalmente, los pies planos desaparecen a los seis años de edad cuando los pies se vuelven menos flexibles y desarrollan los arcos. Solo aproximadamente 1 o 2 de cada 10 niños seguirán teniendo pies planos en la edad adulta. Para los niños que no desarrollan el arco, no se recomienda tratamiento a menos que el pie esté rígido o adolorido. Las plantillas no ayudarán a su hijo a desarrollar un arco, y pueden causar más problemas que los pies planos en sí mismos.

Sin embargo, ciertas formas de pie plano pueden necesitar un tratamiento diferente. Por ejemplo, un niño puede sentir presión del talón (tendón de Aquiles), que limita el movimiento del pie. Esta tensión puede resultar en un pie plano, pero por lo general se puede tratar con ejercicios especiales de estiramiento para alargar el tendón de Aquiles. En raras ocasiones, el niño tiene los pies planos realmente rígidos, una condición que puede causar problemas. Estos niños tienen dificultad para mover el pie hacia arriba y hacia abajo o de lado a lado en el tobillo. El pie rígido puede causar dolor y, si no se trata, puede causar artritis. Este tipo de pie plano rígido rara vez se ve en un bebé o un niño muy pequeño. (Más a menudo, el pie plano rígido se desarrolla durante la adolescencia y lo debe evaluar el pediatra de su hijo).

Los síntomas que debe controlar el pediatra incluyen dolor en el pie, llagas o zonas de presión en el lado interior del pie, pie rígido, movimiento limitado del pie de lado a lado o movimiento del tobillo limitado hacia arriba y hacia abajo. Para tratamiento adicional debe consultar a un cirujano ortopédico pediátrico o un podólogo con experiencia en condiciones de los pies en la infancia.

 

Última actualización
10/8/2014
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.