Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

La gonorrea es una infección de transmisión sexual (ITS) ocasionada por la bacteria de Neisseria gonorrhoeae. Se presenta con más frecuencia en adolescentes entre 15 y 19 años de edad. La infección se contrae a través del contacto íntimo, incluyendo la relación sexual. Cuando se presenta en un niño después del período de recién nacido y antes de la pubertad, esta infección puede ser un síntoma abuso sexual.

La gonorrea también se puede contagiar de una madre a su bebé durante el parto.

Signos y síntomas

La gonorrea del tracto genital normalmente ocasiona síntomas en los hombres, pero a menudo en las mujeres no presenta síntomas.

 

En niños y hombres, con frecuencia los síntomas incluyen:

  • Una secreción similar al pus en del pene
  • Dolor en el pene
  • Ardor al orinar

Si los síntomas se presentan en las mujeres, pueden incluir:

  • Dolor o ardor al orinar
  • Hemorragia relacionada con las relaciones sexuales
  • Una secreción amarilla o con sangre de la vagina

Incluso una infección sin síntomas en las mujeres puede ocasionar complicaciones como enfermedad inflamatoria pálvica (EIP), que afecta el útero, los ovarios y las trompas de Falopio y puede ocasionar la infertilidad o embarazos ectópicos. En los hombres, las complicaciones más comunes se llaman epididimitis, como inflamación del conducto en espiral que pasa atrás de los testículos.

Cuando se presenta una infección en un recién nacido, comúnmente ocasiona infecciones oculares graves.

Cuándo debe llamar a su pediatra

Comuníquese con su pediatra si su hijo adolescente tiene síntomas similares a los que se describen aquí. La gonorrea tiene síntomas similares a los de otras ITS, así que es importante un diagnóstico preciso. Si un recián nacido tiene una secreción de los ojos, deberá llamar a su pediatra de inmediatamente.

 

¿Cómo se hace un diagnóstico?

Se pueden realizar varias pruebas de laboratorio para diagnosticar la gonorrea. Su mádico puede tomar una muestra de la secreción del cuello del útero o pene y someterlas a pruebas en el laboratorio. También se pueden realizar pruebas de orina. Si un recién nacido tiene secreción de los ojos, esta puede examinarse a travás de una prueba microscópica y un cultivo.

 

Cuando se diagnostica gonorrea, deben realizarse otras pruebas de ITS al paciente, tales como sífilis, VIH, infección por clamidia o hepatitis B. De hecho, la gonorrea y las infecciones por clamidia con frecuencia ocurren al mismo tiempo. Las parejas sexuales de la persona infectada también deberán someterse a pruebas para detectar ITS.

Tratamiento

La gonorrea se puede tratar con antibióticos como una única dosis oral alta de medicamentos llamados cefalosporinas o fluoroquinolonas o una única inyección de ceftriaxona. Si un niño pequeño resulta infectado, también puede recibir tratamiento con una inyección de ceftriaxona. Si la infección por clamidia no se puede excluir, el médico de su hijo puede recomendar tratamiento para ambas infecciones.

 

¿Cuál es el pronóstico?

Cuando la gonorrea se trata rápida y adecuadamente, los organismos infecciosos pueden eliminarse y se pueden evitar complicaciones.

 

Prevención

Para evitar la transmisión de la gonorrea N, su hijo adolescente deberá practicar sexo seguro.

 

Inmediatamente despuás del nacimiento, los bebás reciben tetraciclina de manera rutinaria o ungüento de eritromicina en sus ojos para protegerlo de la infección por gonorrea.

 

Última actualización
9/2/2014
Fuente
Adapted from Immunizations and Infectious Diseases: An Informed Parents Guide (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics) and updated 2011
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.