Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

El VIH (virus de inmunodeficiencia humana) es un virus que puede ocasionar el SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). Ya que no existe cura para el VIH, el diagnóstico temprano y el tratamiento son muy efectivos para que las personas se mantengan sanas. Además, existen acciones que puede realizar para prevenir contraer el VIH. Lea para conocer más sobre el VIH y SIDA y cómo pueden mantenerse sanos usted y sus hijos.

¿Qué es VIH y SIDA?

El VIH es un virus que ocasiona daños al sistema inmunológico del cuerpo. El sistema inmunológico es la forma en que el cuerpo contrarresta las infecciones. Cuando el sistema inmunológico no funciona bien, el cuerpo no puede contrarrestar muchas enfermedades graves.

El daño ocasionado por el VIH puede presentarse luego de unos meses, como sucede, en algunos casos, cuando los bebés tienen VIH. En adultos con VIH, el daño puede presentarse más despacio. Se dice que las personas con VIH tienen SIDA cuando sus sistemas inmunológicos se encuentran gravemente dañados o cuando  se presentan infecciones relacionadas con el VIH o cáncer.

Debido a que puede tomar años para que los síntomas se presenten, muchas personas no saben que tienen VIH. Durante este tiempo, pueden contagiar inconscientemente el virus a los demás. La mayoría de las personas con VIH  parecen sanas. Usted no puede notar si las personas tienen VIH solo con verlas. La única manera de estar seguro es con una prueba de sangre.

¿Cómo se contagia el VIH?

El VIH puede contagiarse de las siguientes maneras:

  • Por medio de relaciones sexuales (vaginales, anales u orales) con una persona que tenga VIH. Tanto hombres como mujeres pueden contagiar el VIH.
  • A través del contacto con la sangre de una persona infectada con VIH. Esto puede suceder cuando se comparten jeringas o agujas, inyectándose accidentalmente con una aguja que contenga sangre de otra persona o al tener contacto con otros fluidos corporales que contengan sangre.
  • A un bebé por una madre con VIH durante el embarazo, trabajo de parto, parto o lactancia o al compartir alimentos previamente masticados.
  • A través de sangre o productos derivados de la transfusión de sangre, trasplante de órganos o inseminación artificial. Esto es muy raro debido a que actualmente la donación de sangre, esperma, tejidos y órganos se somete a pruebas de detección rutinarias y de VIH.

¿Cómo no contagiar el VIH?

Es muy importante saber cómo no contagiar el VIH.

No contraerá VIH de la siguiente manera:

  • Saludar de mano o abrazar a una persona con VIH
  • Sentarse a la par o jugar con una persona con VIH
  • Comer alimentos preparados por una persona con VIH
  • Compartir un vaso, utensilio o plato con una persona con VIH

Además, no puede contraer VIH con lo siguiente:

  • El aire
  • Picaduras de insectos (incluyendo los mosquitos)
  • Donar sangre
  • Compartir baños
  • Piscinas

Lo que sus hijos deben saber sobre el VIH y SIDA

Enseñe a sus hijos los hechos sobre el VIH y SIDA, incluyendo cómo no se contagia el VIH.

Los niños jóvenes no podrán comprender toda la información, pero deberán saber lo siguiente:

  • Nunca tocar la sangre de alguien más.
  • Nunca tocar las agujas o jeringas. Si encuentran una entre la basura o basurero, deberán avisarle a un adulto.

Los niños mayores y los adolescentes deberán saber lo siguiente:

  • Abstinencia. La mejor manera de protegerse a sí mismos contra el VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS) es no tener ningún tipo de relación sexual (vaginal, anal u oral). Infórmeles que muchas personas esperan para tener relaciones sexuales.
  • Condones. La mejor manera de reducir el riesgo de contraer VIH y otras ITS, si son sexualmente activos, es usar un condón de látex y limitar la cantidad de parejas sexuales que tengan.

Los adolescentes también conocen otros tipos de anticonceptivos. Sin embargo, asegúrese de que sepan que otras formas de anticonceptivos no los protegerán de VIH u otras ITS. Si los adolescentes son sexualmente activos, estimúlelos a ellos y a sus parejas a que se realicen la prueba de VIH e ITS antes de cualquier actividad sexual.

  • Uso de drogas. Las drogas que se inyectan con agujas son las de mayor riesgo debido a que la aguja o jeringa puede transmitir sangre de una persona a otra. Con otras drogas como el alcohol, marihuana o drogas “populares”  también se puede incrementar el riesgo de contraer VIH. Esto se debe a que las drogas afectan el juicio de una persona y pueden ocasionar comportamientos arriesgados, como tener relaciones sexuales sin condón o con múltiples parejas.

¿Quién deberá realizarse pruebas de VIH?

Cualquier persona involucrada en los comportamientos arriesgados que se enumeran anteriormente debería someterse a una prueba de VIH. Recuerde, una prueba negativa no significa que una persona está a salvo si los comportamientos arriesgados se realizaron hace únicamente unos meses antes de la prueba. Esto se debe a que puede tomar varios meses que una prueba de VIH da un resultado positivo.

Los siguientes síntomas pueden sugerir la necesidad de una prueba de VIH:

  • Fiebres persistentes
  • Pérdida de apetito
  • Diarrea frecuente
  • Incremento deficiente de peso o pérdida de peso rápida
  • Hinchazón de los nodos linfáticos (glándulas) que no desaparecen
  • Cansancio o letargo extremo que no desaparece con el descanso
  • Puntos blancos en la boca
  • Infecciones recurrentes o inusuales

¿Quién recibe tratamiento para VIH?

No existe cura para el VIH o SIDA. Sin embargo, existen medicamentos que pueden ayudar a retrasar los síntomas, evitar que el virus se contagie a un bebé no nacido y ayudar a evitar infecciones adicionales en las personas con VIH. Debido a que iniciar el tratamiento temprano para una infección de VIH (antes de que aparezcan los síntomas de SIDA) es más efectivo para prevenir los síntomas y que las personas se mantengan más saludables, es importante realizarse las pruebas y saber si tiene una infección de VIH. Si lo hace, puede permanecer saludable por muchos años si empieza con los medicamentos lo más rápido posible y continúa usándolos.

Recuerde

El VIH y SIDA son temas importantes sobre los que debemos pensar y discutir. Conocer los hechos sobre el VIH y SIDA es la mejor manera para que usted y su familia se mantengan saludables. Si necesita obtener más información, hable con el médico de su hijo.

 

Última actualización
5/22/2013
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.