Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Marcas de nacimiento con pigmentación oscura (nevos o lunares)

Los nevos o lunares son congánitos (presentes al momento de nacer) o adquiridos. Compuestos de las llamadas cálulas nevosas, estos puntos son con frecuencia de color cafá oscuro o negro.

Nevos congánitos

Los nevos pequeños (con un diámetro menor de tres pulgadas) aparecen al nacer y son relativamente comunes, presentándose aproximadamente en 1 de cada 100 recián nacidos. Estos tienden a crecer con el niño y usualmente no causan ningún problema. Sin embargo, estos lunares rara vez pueden convertirse en un tipo de cáncer de piel grave (melanoma) tiempo despuás. Por lo tanto, ya que no se debe preocupar de inmediato, es buena idea observarlos cuidadosamente y que su pediatra los examine a intervalos regulares o si presenta algún cambio en la apariencia (color, tamaño o forma). Puede referirle a un dermatólogo pediatra quien podrá aconsejarle que los elimine o que les dá atención de seguimiento.

Un tipo de nevo más grave es uno grande congánito que cambia de tamaño de 3 pulgadas al tamaño de un libro. Puede ser plano o elevado, le puede crecer pelo (aunque sea pequeño, los nevos insignificantes a veces tambián tienen pelo), y puede ser tan grande que cubra un brazo o una pierna. Afortunadamente, estos nevos son poco comunes (se presentan en 1 de cada 20,000 nacimientos). Sin embargo, al igual que los pequeños, tambián pueden desarrollarse en melanoma, por lo que se aconseja consultarlo con un dermatólogo pediatra en las primeras etapas.

Nevos o lunares adquiridos

La mayoría de personas caucásicas desarrollan de diez a treinta nevos pigmentados, o lunares, a lo largo de sus vidas. Por lo regular, estos aparecen despuás de los cinco años de edad, aunque a veces se desarrollan antes. Estos lunares adquiridos rara vez son motivo de preocupación. Sin embargo, si su hijo desarrolla uno de forma irregular (asimátrica), tiene varios colores dentro de su estructura y es más grande que el borrador de un lápiz, pida a su pediatra que lo examine.

Una última nota: Probablemente los puntos oscuros adquiridos más comunes en la piel son pecas. Estos pueden aparecer a los dos o cuatro años de edad, se encuentran con más frecuencia en las partes de cuerpo que están expuestas al sol y tienden a ser hereditarias. A menudo se vuelven más oscuros o grandes durante el verano y son menos prominentes en el invierno. No representan ningún peligro y no deben ser motivo de preocupación cuando se presentan en niños.

Marcas de nacimiento vasculares en la piel (Hemangiomas de la infancia).

Su pequeño niño tiene una protuberancia roja abultada que crece rápidamente en su frente y un mancha roja oscura plana en un brazo. Son antiestáticos pero, ¿son dañinos?

Estas marcas de nacimiento se presentan cuando determinada área de la piel desarrolla un suministro sanguíneo anormal antes del nacimiento. Esto, a su vez, provoca que el tejido se agrande en el transcurso de varias semanas o meses y se vuelva azul rojizo. Cuando la afección involucra solo los capilares (los vasos sanguíneos más pequeños), a la marca de nacimiento se le llama “hemangioma de la infancia” (o, simplemente, “hemangioma”). Cuando los vasos sanguíneos son más grandes, pueden ser un tipo distinto y la apariencia es diferente.

Angioma plano (Marca de la cigüeña)

Estas manchas comunes en la piel aparecen con más frecuencia en los párpados o detrás del cuello. Por lo general, desaparecen luego de los primeros meses o años de vida y no son graves.

Hemangioma de la infancia

Los hemangiomas de la infancia (usualmente llamados hemangiomas de fresa) se encuentran en al menos menos 2 de cada 100 niños. Aunque con frecuencia no se notan al momento de nacer, aparecen en el primer o segundo mes de vida como un parche rojo o punto abultado. Pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo, pero se observan más comúnmente en la cabeza, cuello y tronco. Usualmente un niño tiene solo un hemangioma, pero en ocasiones estas marcas pueden estar dispersas en muchas partes del cuerpo.

Si su hijo desarrolla un hemangioma, llávelo con su pediatra para que lo examine para que le pueda dar seguimiento desde el principio. Durante los primeros seis meses de vida, los hemangiomas crecen por lo general muy rápido, lo que puede ser alarmante. Pero en poco tiempo dejan de crecer y a menudo se aplanan o hasta desaparecen a los nueve años de edad.

Con bastante frecuencia, la aparición de estas marcas de nacimiento grandes rojo púrpura alteran a los padres quienes desean que eliminen de inmediato. Sin embargo, debido a que el tamaño de la gran mayoría disminuye gradualmente en el segundo o tercer año de vida, es mejor dejarlos. Los estudios demuestran que cuando este tipo de hemangioma no se trata, ocurren pocas complicaciones o problemas cosmáticos.

Algunas veces, es necesario dar tratamiento o eliminar los hemangiomas, principalmente, cuando se presentan cerca de estructuras vitales, como ojos, garganta o boca; cuando parecen crecer mucho más rápido de lo usual; o cuando es probable que sangren profusamente o se infecten. Dichas afecciones son raras, pero requieren que su pediatra y dermatólogo pediatra las evalúen y controlen. En algunos casos, los hemangiomas en el rostro se eliminan desde la infancia debido al estigma social por tener estas marcas de nacimiento facial y debido a que a esta edad solo quedan cicatrices menores; esta es una decisión que puede tomar su pediatra o dermatólogo pediatra, así como juntamente con el cirujano plástico que realice el procedimiento.

Raras veces, los hemangiomas se encuentran en gran cantidad en el rostro y la parte superior del tronco. En dichas ocasiones, los hemangiomas pueden estar presentes en órganos dentro del cuerpo. Si existe la sospecha, puede ser que su pediatra desee realizar más pruebas.

Angioma simple

Los angiomas simples con malformaciones planas de pequeños vasos sanguíneos, se presentan por lo general en el nacimiento. Estos son rojo oscuro y a menudo se encuentran en el rostro o extremidades (usualmente solo en un lado del cuerpo), aunque pueden presentarse en cualquier parte. A diferencia de los hemangiomas, los angiomas simples no desaparecen, aunque a veces se atenúan. Incluso así, raras veces causan problemas. Sin embargo, en ocasiones, si se presentan en el párpado superior o la frente, es probable que exista un problema relacionado a las estructuras cerebrales subyacentes (un desorden llamado síndrome de Sturge Weber). Si la marca de nacimiento se ubica inmediatamente alrededor del ojo, existe la posibilidad de que se desarrolle un glaucoma en el ojo.

Los angiomas simples deben examinarse eventualmente para evaluar el tamaño, ubicación y apariencia. Si su hijo no está feliz con esta marca de nacimiento, puede cubrirse con maquillaje especial. El tratamiento láser ha sido exitoso en muchos casos, pero rara vez se recomienda otro tipo de cirugía.

 

Última actualización
5/20/2013
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.