Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Casi todos los recién nacidos pierden un poco o todo el cabello. Esto es normal y es de esperarse. El cabello de bebé se cae antes de que salga el cabello maduro. Así que la caída de cabello que ocurre durante los primeros seis meses de vida no debe ser una preocupación.

Muy comúnmente, un bebé pierde su cabello cuando se frota el cuero cabelludo contra el colchón o como resultado de un hábito de golpearse la cabeza. A medida que comienza a moverse más y sentarse o a superar este comportamiento de frotar la cabeza o de golpearse, este tipo de caída del cabello se corregirá.

Muchos bebés también pierden el cabello en la parte posterior del cuero cabelludo a la edad de cuatro meses, ya que el cabello crece en diferentes momentos y ritmo. En casos muy raros, los bebés pueden nacer con alopecia (caída del cabello), que puede aparecer por sí sola o en asociación con ciertas anormalidades de las uñas y los dientes. Más adelante en la infancia, la caída del cabello puede ser debido a medicamentos, una lesión del cuero cabelludo, o un problema médico o nutricional.

Un niño mayor puede también perder el cabello si es trenzado con demasiada fuerza o se tira el cabello demasiado duro al peinarse o cepillarse. Algunos niños (menores de tres o cuatro) retuercen el cabello como un hábito confortante e inocentemente pueden jalarlo. Otros niños (por lo general los más grandes) pueden tirar del cabello a propósito, pero niegan hacerlo, o simplemente pueden no estar conscientes de que lo están haciendo, lo que a menudo es una señal de estrés emocional, que usted debe discutir con su pediatra.

La alopecia areata, una enfermedad común en los niños y adolescentes, parece ser una reacción "alérgica" al propio cabello. En este trastorno, los niños pierden el cabello en un área circular, lo que causa calvicie. En general, cuando se limita a unos pocos parches, las perspectivas para una recuperación completa son buenas. Pero cuando la condición persiste o empeora, a menudo se utilizan cremas de esteroides e inyecciones de esteroides y aún otras formas de terapia en el lugar de la caída del cabello. Desafortunadamente, si la caída de cabello es extensa, puede ser difícil renovar su crecimiento.

Debido a que la alopecia y otros tipos de caída del cabello pueden ser una señal de otros problemas médicos o nutricionales, informe sobre estas condiciones al pediatra si éstas se producen después de los primeros seis meses de edad. El médico observará el cuero cabelludo de su hijo, determinará la causa y prescribirá el tratamiento. Algunas veces, la referencia a un dermatólogo pediatra es necesaria.

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.