Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Los virus del herpes simple (VHS) causan úlceras o ampollas palpables y con líquido. Cuando estas úlceras aparecen en o cerca de los labios o dentro de la boca, reciben el nombre de herpes labial o ampollas febriles. En la mayoría de los casos, estas úlceras faciales las causa la cepa del VHS tipo 1 (VHS-1). Las infecciones de herpes pueden afectar tambián los genitales. Por lo general, estas úlceras son provocadas por otra cepa de herpes, VHS e tipo 2 (VHS-2). Sin embargo, ambas cepas del virus pueden causar úlceras en cualquier parte del cuerpo. Los virus del herpes simple pueden afectar el cerebro y su recubrimiento y pueden causar encefalitis y meningitis. En los recián nacidos, los virus del herpes causan infecciones junto con enfermedades del cerebro, pulmones e hígado, así como úlceras en la piel y ojos.

El virus del herpes es muy contagioso. Puede contagiarse de un niño a otro o del padre de familia al hijo mediante el contacto directo con el herpes o por contacto con la saliva de una persona con la infección (por ejemplo, mediante un beso). En los atletas, especialmente los luchadores y jugadores de rugby, el virus se puede transmitir durante el contacto físico o competencias. La forma genital de la infección es una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Los bebás pueden contagiarse durante el proceso de parto. El período promedio de incubación de estas infecciones es de 6 a 8 días.

Signos y síntomas

Cuando su hijo presenta por primera vez una infección de herpes (infección primaria por VHS), los síntomas más comunes son úlceras en la boca, fiebre y ganglios linfáticos inflamados, que usualmente se observan luego de la hinchazón y el enrojecimiento de las encías. Estas úlceras sanan luego de 7 a 14 días. Durante el brote de un herpes, los niños presentan 1 o 2 úlceras aproximadamente al mes. Sin embargo, en algunos jóvenes los síntomas son tan dábiles que nadie nota que existe una infección.

Despuás de que su hijo haya tenido herpes inicial y este terminó su curso, el virus permanece en las terminaciones nerviosas de su cuerpo de manera inactiva o latente. Su hijo será portador del virus del herpes para toda la vida. De vez en cuando, el virus puede volver a activarse (a veces como respuesta a un resfriado, calor, fiebre, fatiga, estrás o exposición a la luz solar), provocando un herpes labial (infección secundaria por VHS). Con frecuencia, estos brotes comienzan con una sensación de hormigueo o picazón en el área en donde aparecerán las úlceras. Antes de sanar, estas úlceras y ampollas a menudo se secan.

Cuando se ven afectados los genitales, las lesiones por herpes se encuentran en el pene, vagina, cuello del útero, vulva, glúteos u otras partes cercanas del cuerpo. Al igual que con los herpes orales, una persona con herpes genital puede repetir los brotes para toda su vida. Cuando se desarrolla una infección VHS en recián nacidos, esta tiende a presentarse en las primeras semanas de vida. Los bebás adquieren la infección al pasar por el canal de parto. El virus ataca el hígado, pulmones y el sistema nervioso central así como la piel, ojos y boca. Esta es una infección que representa una amenaza para la vida y puede causar daño cerebral o incluso la muerte.

Los virus del herpes simple pueden causar incluso encefalitis, una infección del cerebro. Los niños con encefalitis sufren de fiebre, dolor de cabeza, están irritables y confundidos. Los ataques son comunes. El herpes simple tipo 2 provoca a menudo una forma leve de meningitis que no causa problemas a largo plazo ni daño cerebral.

Lo que puede hacer

Las infecciones graves por herpes, como aquellas que afectan a los recián nacidos o el cerebro, requerirán hospitalización y cuidados intensivos. Las infecciones superficiales de la boca pueden ser tratadas, por lo general, en casa. Despuás de unos días, la mayoría de las úlceras del resfriado desaparecerán por sí solas. Durante los brotes, evite que su hijo se rasque o pinche las úlceras.

Cuando su hijo tenga un herpes labial, haga que se sienta lo más cómodo posible. Evite los alimentos y bebidas que irriten las úlceras. Ayude a prevenir la deshidratación con líquidos adicionales. El jugo de manzana provocará menos irritación que las bebidas como jugo de naranja o limonada, que son más ácidas.

Cuándo debe llamar a su pediatra

Si su hijo presenta señales y síntomas de una infección de herpes inicial, comuníquese con su pediatra. Si su hijo adolescente tiene fiebre, ganglios inflamados o problemas al comer debido a úlceras en la boca, su pediatra puede sugerirle una visita al consultorio. Vigile que su hijo no se deshidrate y llame a su pediatra si esto le preocupa. Tenga presente que la mayoría de casos de herpes no causan enfermedades graves. Si su hijo adolescente presenta herpes genital, comuníquese con su pediatra para concertar una cita. Un medicamento antiviral puede acelerar la curación.

Si su hijo recián nacido presenta salpullido, fiebre o irritación en los párpados u ojos durante el primer mes de vida, comuníquese con su pediatra de inmediato. Puede ser que el mádico desee examinar al bebá en el consultorio o en el departamento de emergencias. Si su bebá, niño o adolescente presenta ataques o fiebre, dolor de cabeza y confusión, comuníquese con su pediatra inmediatamente.

¿Cómo se hace un diagnóstico?

Por lo general, su mádico diagnosticará una infección por herpes solo con un examen visual de las úlceras. Las pruebas de laboratorio están disponibles y pueden utilizarse para confirmar el diagnóstico aunque no siempre son necesarias. En estas pruebas, se examina el frote del tejido de las úlceras bajo un microscopio o se realiza un examen de sangre. En caso de infección cerebral, puede realizarse un escáner o un electroencefalograma (EEG) para ayudar con el diagnóstico. Además, se realizará una punción lumbar para examinar si el líquido cefalorraquídeo muestra señales de infección. A los recián nacidos se les realizará varios exámenes para buscar evidencia de infección viral del cerebro, pulmones y otros órganos.

Tratamiento

Si su hijo se queja de dolor y malestar relacionado con las úlceras durante el brote del herpes, hable con su pediatra acerca de suministrarle acetaminofán. Su pediatra tambián podrá recetar distintos medicamentos antivirales, como aciclovir, para infecciones VHS. Estas medicinas con receta mádica evitan que el virus se multiplique y, si se suministra inmediatamente, reduce los síntomas y curan las úlceras con mayor rapidez. En ocasiones, a las úlceras bucales se les puede aplicar un líquido anestásico especial que su pediatra recete para aliviar el dolor. Sin embargo, a la mayoría de los niños con brotes de herpes bucal no se les suministra estos medicamentos debido a que ellos se recuperan rápido.

Los medicamentos antivirales puede salvar la vida de los recián nacidos con la infección, así como de otros niños con infecciones más graves como en el cerebro a alrededor de este, y de niños cuyo sistema inmunológico se ha debilitado debido a una infección por VIH o tratamientos contra el cáncer. Los medicamentos antivirales se usan con más frecuencia para herpes genital y se pueden recetar para el primer brote genital.

Los medicamentos antivirales pueden suministrarse de manera continua para prevenir que los brotes se repitan. Sin embargo, existe información limitada acerca del áxito de terapias a largo plazo en niños. A los adultos con brotes genitales frecuentes, se les suministran antivirales de manera continua durante un año para disminuir los brotes.

¿Cuál es el pronóstico?

Si bien la mayoría de los herpes bucales son incómodos y cosmáticamente poco atractivos, usualmente no son un problema serio. La mayoría de los brotes siguen su curso en varios días y no tienen efectos duraderos.

Cuando las infecciones por herpes afectan a los recián nacidos, puede ser más peligroso. Pueden causar enfermedades graves y a veces hasta la muerte, aun cuando se suministren medicamentos adecuados. En niños mayores, puede presentarse en forma de encefalitis y debe ser tratada de manera adecuada para prevenir problemas neurológicos a largo plazo como ataques y debilidad. La forma leve de meningitis provocada por infecciones VHS-2 por lo general desaparece en pocos días o una semana.

Prevención

Para prevenir el contagio de VHS, su hijo deberá evitar tener contacto con las úlceras de alguien con brotes. Recuerde que muchas personas tendrán el virus en la saliva aun cuando no haya presencia de úlceras. No permita que su hijo comparta cubiertos o vasos con otras personas. En la mayoría de casos, su hijo joven puede asistir a la escuela con una infección activa, pero su pediatra podrá sugerirle que permanezca en casa si presenta un brote inicial.

Los adolescentes sexualmente activos deben usar un condón de látex durante la experiencia sexual.

 

Última actualización
12/5/2014
Fuente
Immunizations & Infectious Diseases: An Informed Parent's Guide (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.