Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

La reacción de su hijo a una mordida o piquete depende de la sensibilidad al veneno del insecto en particular. Aunque la mayoría de los niños solo tienen reacciones moderadas, los que son alérgicos al veneno de ciertos insectos pueden tener síntomas severos que requieren tratamiento de emergencia.

En general, las mordidas no son usualmente un problema, pero en algunos casos, los piquetes sí lo son. Ya que es cierto que la mayoría de los piquetes (de avispas amarillas, avispas y hormigas rojas, por ejemplo) pueden ocasionar dolor e inflamación localizada, es posible que existan reacciones severas anafilácticas.

Tratamiento

Aunque los piquetes de los insectos pueden ser molestos, usualmente empiezan a desaparecer el siguiente día y no requieren el tratamiento de un médico. Para disminuir la picazón que acompaña a los piquetes de los mosquitos, pulgas, moscas y chinches, aplique una compresa fría o loción de calamina en cualquier parte del cuerpo de su hijo, excepto en las áreas alrededor de sus ojos y genitales. Si a su hijo lo pica una avispa o abeja, humedezca un paño en agua fría y presiónelo sobre el área del piquete para reducir el dolor e hinchazón. Llame a su pediatra antes de usar cualquier otro tratamiento, incluso cremas o lociones que contengan antihistamínicos u otros remedios caseros. Si la picazón es severa, el médico puede prescribirle un antihistamínico oral.

Si su hijo molesta una colmena, aléjelo lo más rápido posible. La base de la picadura de una avispa emite una feromona de alarma (hormona) que hace que otras avispas estén más propensas a picar también.

Es muy importante retirar el aguijón de una avista inmediata y completamente de la piel. Retirar inmediatamente el aguijón de una avispa evitará que una gran cantidad de veneno se bombee hacia la piel. Si el aguijón es visible, retírelo suavemente al raspar horizontalmente con una tarjeta de crédito o la uña de su dedo. Evite presionar el aguijón con unas pinzas; hacer esto puede liberar más veneno en la piel. La piel se puede inflamar más el segundo o tercer día después de que lo pique una avista o un mosquito.

Mantenga las uñas de los dedos de su hijo cortas y limpias para minimizar el riesgo de infección al rascarse. Si observa infección, el piquete se hará más rojo, más grande y más inflamado. En algunos casos puede observar rayas rojas o líquido amarillo cerca de la picadura o es posible que su hijo presente fiebre. Pídale a su pediatra que examine cualquier picadura infectada de inmediato, debido a que puede necesitar que se trate con antibióticos.

Pida ayuda médica inmediatamente si su hijo tiene cualquiera de estos síntomas después de una mordida o piquete:

  • Dificultad repentina para respirar
  • Debilidad, caídas o inconsciencia
  • Urticaria o picazón en todo el cuerpo
  • Hinchazón extrema cerca de los ojos, labios o pene, lo cual dificulta la vista, audición y micción del niño

Prevención

Algunos niños sin ninguna otra alergia pueden tener reacciones severas a los piquetes de insectos. Pero si sospecha que su hijo es propenso a las alergias, discuta la situación con su médico. Puede recomendarle una serie de inyecciones (inyecciones de hiposensibilización) para disminuir la reacción de su hijo a futuras picaduras de insectos (pero no mordidas). Además, le recetará un kit especial de autoinyección que contiene epinefrina para que la tenga a mano y la use si su hijo sufre una picadura.

Es imposible evitar todos los piquetes de los insectos, pero puede minimizar el número que su hijo reciba al seguir estos lineamientos:

  • Evite las áreas en donde los insectos se anidan o congregan, como basureros, recipientes con agua estancada, alimentos y dulces descubiertos y huertos y jardines en donde las flores están en floreciendo.
  • Cuando sabe que su hijo estará expuesto a los insectos, vístalo con pantalón largo y camisa ligera de manga larga.
  • Evite vestir a su hijo con ropa de colores brillantes o diseño de flores, ya que parecen atraer a los insectos.
  • No utilice jabones aromáticos, perfumes o fijadores para el cabello con su hijo, ya que también atraen a los insectos.

Los repelentes de insectos generalmente están disponibles sin receta médica, pero deberían usarse ocasionalmente en infantes y niños pequeños. De hecho, los insecticidas más comunes incluyen DEET (N, N-dietil-m-toluamida), que es un químico que no se recomienda para el uso en niños menores de dos años de edad. No aplique DEET con repelentes más de una vez al día en niños mayores.

Las concentraciones de DEET varían significativamente de un producto a otro; oscilan de menos de 10 por ciento a más del 30 por ciento, así que lea la etiqueta de cualquier producto que compre. Algunos productos tienen concentraciones mucho más altas que 30 por ciento y mientras más alta sea la concentración de DEET, más durará la acción. Sin embargo, su efectividad tiene un máximo en una concentración del 30 por ciento, que también es la concentración máxima recomendada actualmente para niños. La seguridad de DEET no parece relacionarse con su nivel de concentración; por lo tanto, un enfoque prudente es seleccionar la concentración efectiva más baja durante el tiempo en que su hijo esté al aire libre. Debe evitar los productos que incluyen DEET más un protector solar, ya que el protector solar debe aplicarse frecuentemente mientras que DEET debe aplicarse solamente una vez al día. Si aplica DEET con más frecuencia, este puede asociarse con la toxicidad. Además, asegúrese de enjuagar el DEET con jabón y agua al final del día.

Otra opción para DEET es un producto llamado Picaridin (KBR 3023). Ya que su uso es más amplio en Europa, recientemente el Picaridin tiene mayor disponibilidad en EE.UU. Generalmente es un producto de olor agradable sin residuos de aceites asociados con DEET y está disponible en concentraciones de 5 a 10 por ciento.

Cuál es nuestra posición: Repelentes de insectos

American Academy of Pediatrics recomienda que los repelentes aplicados a niños mayores de seis meses de edad tengan 30 por ciento de DEET o de 5 a 10 por ciento de repelente Picardin, una vez antes de salir al aire libre. Estos repelentes son efectivos para evitar piquetes de mosquitos, garrapatas, pulgas, larvas y moscas picadoras, pero realmente no tienen efecto alguno en insectos como abejas, avispones y avispas. Contrario a la creencia popular, administrar antihistamínicos constantemente durante la época de insectos, no parece evitar las reacciones a los piquetes.

Piquetes y mordidas de insectos 

 

 

Insectos/ambiente

Características de piquetes o mordidas

Anotaciones especiales

Mosquitos

Agua (piscinas, lagos, bañera para aves)

Sensación del piquete seguido por una pequeña protuberancia roja y con picazón que tiene una pequeña marca de punción en el centro.

Los mosquitos se sienten atraídos por los colores brillantes y el sudor.

Moscas

Comida, basura, heces de animales

Protuberancias dolorosas y con picazón; pueden cambiar a pequeñas ampollas.

Con frecuencia, los piquetes desaparecen en un día, pero pueden permanecer más tiempo. 

Pulgas

Grietas en el piso, alfombras, pelaje de mascotas

Múltiples protuberancias pequeñas agrupadas; con frecuencia en lugares en donde la ropa está ajustada (cintura, glúteos). 

Es muy probable que las pulgas sean un problema en los hogares con mascotas.

Chinches

Grietas en las paredes, pisos, fisuras de los muebles, ropa de cama

Protuberancias rojas con picazón ocasionalmente cubiertas por una ampolla; usualmente 2 a 3 en una fila.

Es muy probable que las chinches muerdan durante la noche y son menos activas en el clima frío. 

Hormigas rojas

Montículos en el pasto, prado, césped y parques en los estados del sur

Dolor y ardor inmediato; hinchazón hasta de 1⁄2 pulgada (1.2 cm); líquido opaco en el área del piquete.  

Las hormigas rojas usualmente atacan a los intrusos.

Abejas y avispas

Flores, arbustos, áreas para comidas campestres, playas

Dolor inmediato e hinchazón rápida.

Algunos niños tienen reacciones severas, como dificultad para respirar y urticaria/hinchazón en todo el cuerpo. 

Garrapatas

Áreas boscosas

No se pueden notar; se ocultan en el cabello o en la piel.

No elimine a las garrapatas con fósforos, cigarrillos encendidos o quitaesmalte; tome la garrapata firmemente con unas pinzas cerca de la cabeza; jale la garrapata directa y suavemente.

 

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.