Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Los médicos usan la palabra tiña para describir un grupo de enfermedades contagiosas de la piel ocasionadas por unos pocos tipos diferentes de hongos. Pueden afectar muchas áreas de la piel y dependiendo de su ubicación y tipo de hongo, la infección tiene diferentes nombres.

  • Tinea capitis es una infección de la piel o tinea del cuero cabelludo ocasionada por un hongo llamado dermatofitos (capitis viene de la palabra latina para la cabeza). Afecta en mayor parte a los niños.
  • Tinea corporis es tiña del cuerpo (corporis significa cuerpo en latín). En los luchadores esto con frecuencia se conoce como tiña de gladiadores.
  • Tinea pedis o pie de atleta es una infección que ocurre en los pies, particularmente entre los dedos de los pies (pedis es la palabra latina para pie).
  • Tinea cruris o comezón de deportista tiende a crear un salpullido en las áreas húmedas y calientes de la ingle (cruris significa pierna en latín). Con más frecuencia ocurre en los muchachos cuando utilizan equipo de atletismo.
  • Tinea versicolor o pityriasis versicolor es una infección de piel común ocasionada por un hongo de crecimiento lento (Pityrosporum orbiculare) que es un tipo de levadura. Es una infección leve que puede ocurrir en muchas partes del cuerpo.

Aunque el nombre de tinea se asocia con algunas de estas condiciones, los gusanos no tienen nada que ver con estos. Las infecciones son ocasionadas por un hongo.

Signos y síntomas

En muchos casos de tinea y otras infecciones por tinea, las úlceras circulares en forma de anillo se forman, por lo cual se le da el nombre de tinea. En el cuerpo, estas lesiones o parches pueden ser un poco rojas y, con frecuencia, tienen un borde escamoso. Pueden crecer aproximadamente 1 pulgada de diámetro. Aunque algunos niños tienen solamente un parche, otros pueden tener varios. Tienden a dar mucha comezón y a ser incómodo.

  • En la tinea del cuero cabelludo, puede picar la cabeza, junto con lesiones redondas y levantadas. Puede haber pérdida del cabello en los parches. Ciertos tipos de tiña de cuero cabelludo no producen los anillos obvios y se confunden fácilmente con caspa o costra láctea. En pocos casos, el niño tendrá una reacción a los hongos y desarrollará un área grande aguada llamada querión. Esto parece como una úlcera llena de pus (absceso), pero realmente es una reacción alérgica al hongo. El área infectada sanará una vez que se trate el hongo. Los esteroides se proporcionan con frecuencia para acelerar la cura. Algunas veces, las bacterias pueden infectar el área después. Si esto ocurre, su pediatra puede ayudarle con el uso de los antibacteriales.
  • Cuando el hongo ocasiona el pie de atleta, la piel pica y se enrojece con grietas y escamas entre los dedos de los pies. Esto es más común en adolescentes.

Las infecciones por tiña se propagan por contacto piel con piel, con mayor frecuencia en un niño que toca otra persona que ya está infectada. El hongo prospera en ambientes húmedos y calientes y a veces se puede propagar en superficies húmedas, como los pisos de los casilleros o duchas públicas. Cuando un niño suda durante una actividad física, la humedad en la piel puede aumentar las oportunidades de una infección por hongo.

El período de incubación para estas infecciones es desconocido.

Cuando debe llamar a su pediatra

Comuníquese con su pediatra si su hijo tiene síntomas de una infección por tiña.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

La mayoría de infecciones por tiña las puede diagnosticas su pediatra en el examen visual del área afectada. El diagnóstico se puede confirmar al tomar partes de la piel en el sitio de la infección, por ejemplo, al frotar suavemente un área húmeda del cuero cabelludo con un cepillo de dientes o escalpelo sin punta y volver a realizar pruebas de las células recopiladas en el laboratorio. Además, cuando un tipo de infección por hongo se observa en un cuarto oscuro usando una luz azul especial llamada lámpara de Wood, tendrá una apariencia fluorescente. No todos los hongos son fluorescentes, así que esta prueba no se puede usar para eliminar todas las posibilidades de una infección por hongo en la piel o el cuero cabelludo.

Tratamiento

Los medicamentos antimicóticos que se aplican directamente en la cabeza no son efectivos para tratar la tiña del cuero cabelludo. En vez de eso, su pediatra puede recomendar dar a su hijo un medicamento antimicótico vía oral, con mayor frecuencia un medicamento denominado Griseofulvin, que debe tomarse un promedio de 4 a 6 semanas. Se puede usar una variedad de otros medicamentos. Lavar el cabello de su hijo con un champú de sulfuro de selenio puede disminuir la capa que podría propagar la infección a otros.

Los antimicóticos de venta libre o cremas, y polvos para secado son efectivos para otros tipos de infecciones por tiña, incluso el pie de atleta o tinea corporis. Su pediatra puede recetar una crema para tratar el salpullido asociado con la tiña inguinal. Los medicamentos tópicos incluyen clotrimazola y ketoconazola se utilizan para tratar la tiña del cuerpo así como también la tinea versicolor.

¿Cuál es el pronóstico?

Las infecciones por tiña generalmente responden bien al tratamiento dentro de unas pocas semanas, aunque algunas veces pueden regresar.

Prevención

La buena higiene es importante para prevenir muchas infecciones de tiña. Por ejemplo, para evitar la tiña del cuero cabelludo, asegúrese que su hijo se lave con champú con frecuencia, y motívelo a evitar compartir cepillos, peines, sombreros, moñas para el cabello y ganchos con otros niños. Debe mantener su piel y pies limpios y secos, especialmente entre los dedos de los pies. Haga que su hijo use sandalias en los casilleros o en las duchas públicas o piscinas. De a sus pequeños calcetines y ropa interior limpia todos los días.

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Immunizations & Infectious Diseases: An Informed Parent's Guide (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.