Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Sana

Estas 2 áreas ayudan a recordarnos que los niños son diferentes de los adultos y entre ellos mismos. Puede parecer ridículo hablar acerca de la composición corporal y flexibilidad en los niños ya que todos sabemos que ellos están hechos mayormente de plastilina. Sin embargo, es importante hablar sobre los cambios generales en los tejidos corporales que ocurren durante el crecimiento y los diferentes efectos que estos cambios tienen en los ejercicios y la participación en los deportes.

Las niñas y los niños pueden jugar juntos hasta aproximadamente el tercer grado. Después de este punto, es buena idea iniciar la transición de separar a los niños y a las niñas en los deportes de contacto. Esto da mucho tiempo para que la pubertad inicie y no tener a un niño de 4'2" con 70 libras jugando contra una niña de 5'9" y 130 libras. Recuerde, las edades promedio a las que inicia la pubertad son muy diferentes en las niñas que en los niños. Incluso desde la primera infancia, las niñas en general tienen más grasa corporal que los niños. Simplemente así son las cosas. Las diferencias en grasa corporal se mantienen durante la infancia y luego aumentan en las niñas una vez llegan a la pubertad. Los niños tienen un cambio más dramático en la composición corporal debido a que los nuevos niveles de testosterona en la pubertad empiezan a agregar masa muscular. Los niños que ya tienen sobrepeso tienden a permanecer con sobrepeso durante la adolescencia y edad adulta.

Los cambios en la composición corporal son importantes ya que pueden tener un efecto en la participación en los deportes y en el rendimiento, especialmente en los deportes en los cuales el centro de gravedad y el peso son importantes como la gimnasia, los clavados, el patinaje en hielo y la lucha. La pubertad es una época de múltiples ajustes que puede tener un efecto en la participación de su hijo en los deportes. Comprender la realidad de los cambios físicos y químicos de la pubertad puede permitirle apoyar a su hijo activo durante y a través de ese período del desarrollo.

Los niños también son más flexibles que los adultos. ¿Quién cree que fue el modelo para Gumby? Tuvo que haber sido un niño. Pero como es usual, muchas cosas buenas deben terminar o simplemente se deben retardar. Durante el rápido crecimiento de la pubertad, los niños con frecuencia se vuelven temporalmente menos flexibles de lo que eran antes de la pubertad. Déjeme plantearle una imagen visual.

Algunos niños tienen un período de crecimiento lento, mientras que otros crecen tan rápido que deberían recibir una multa por exceso de velocidad. Esencialmente, sus huesos están creciendo más rápido que sus músculos y los tendones se pueden estirar para mantener el ritmo. La mayoría de niños forman más músculo y pierden algo de grasa corporal, pero con frecuencia pierden flexibilidad.

Las niñas pueden volverse más tensas durante el rápido crecimiento de la pubertad si no pueden estirarse para mantener el ritmo de su crecimiento. Sin embargo, el aumento en los estrógenos usualmente permite que las niñas mantengan o mejoren su flexibilidad una vez su velocidad de crecimiento ha disminuido. Tener una buena flexibilidad puede ayudar a que los atletas seleccionen ciertos deportes como natación, clavados, gimnasia, tenis, patinaje en hielo, lucha o artes marciales. Comprender estos cambios en la composición corporal y flexibilidad lo puede preparar para el potencial efecto mientras observa a su hijo ejercitarse, entrenar o competir mientras atraviesa la pubertad.

 

Autor
Paul R. Stricker, MD, FAAP
Última actualización
11/4/2014
Fuente
Sports Success Rx! Your Child’s Prescription for the Best Experience (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.