Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Sana

El entrenamiento de fuerza debe tratarse con precaución y respeto. Las pesas no se pueden tomar a la ligera (no es broma). Los cuentos de abuelitas nos decían que el entrenamiento de fuerza podría "detener el crecimiento”. Esto podría suceder fácilmente si hay un accidente grave que lesione la placa de crecimiento debido a que el área más débil del hueso. Sin embargo, más allá de la especulación, existen suficientes informes de las lesiones graves para evitar que los niños entrenen con pesas. Desafortunadamente, algunas de esas lesiones pueden llevar a la muerte. La mayoría de las lesiones graves han sucedido de situaciones con equipo de gimnasia en el hogar cuando no había supervisión y los niños estaban jugando o retándose entre sí. Es posible que este problema no aplique a los equipos de jóvenes, pero aún así, este tipo de situación peligrosa sencillamente no debe pasar. Los jovencitos deben aprender desde el principio que jugar con dicho equipo es un rotundo no, como jugar con cuchillos con filo o pistolas. No solamente se podrían sacar un ojo, sino que también podrían lastimar a alguien gravemente. La mayoría de las lesiones reportadas involucran situaciones no supervisadas o que los jóvenes intentan hacer un levantamiento máximo antes de que se hayan desarrollado físicamente o tengan la instrucción correcta.

Las lesiones han incluido discos con hernias en la espalda, esguinces y desgarres en los músculos, fracturas óseas, lesiones en la placa de crecimiento y daños en los cartílagos. Si va a levantar pesas de forma seria, ese tipo de entrenamiento debe hacerlo de la forma correcta y junto con la ruta del desarrollo. American Academy of Pediatrics recomienda que los tipos explosivos de pesas o levantamiento pesado al estilo olímpico debe retrasarse hasta que madure el esqueleto después del impulso de crecimiento.

En general, se ha descubierto que el entrenamiento con pesas ayuda a aumentar la fuerza en los niños sin efectos negativos en cosas tal como el crecimiento de los huesos o presión sanguínea. Fuera del dominio del equipo de gimnasia del hogar sin supervisión, el entrenamiento de fuerza adecuado ha demostrado que permite un aumento en la fuerza con menos lesiones que las que ocurren durante el recreo en la escuela. Esto no significa que no hay riesgos. El riesgo siempre está presente y es potencialmente alto, pero el riesgo puede reducirse significativamente si se hace correctamente el entrenamiento de fuerza. Para los grupos de jóvenes antes de la pubertad, esto significa hacer pesas de poco peso con más repeticiones.

Además significa el fortalecimiento de acciones y movimientos específicos de deportes para mejorar el cuerpo del niño en esas posiciones. La flexibilidad total debe enfatizarse también debido a que también se necesita un pequeño momento para mantener la flexibilidad antes de que los jovencitos empiecen a apresurar el crecimiento rápido de la pubertad.

 

Autor
Paul R. Stricker, MD, FAAP
Última actualización
5/19/2013
Fuente
Sports Success Rx! Your Child’s Prescription for the Best Experience (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.