Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Sana

Historia

En 1960, un médico llamado F. Curtis Dohan especuló que las personas que tenían enfermedad celíaca tenían más probabilidad de tener esquizofrenia. La enfermedad celíaca es un trastorno autoinmunológico en el cual el cuerpo no puede tolerar el gluten, un proteína que se encuentra de manera natural en el trigo, así como en el centeno, la cebada, y algunas veces la avena que se procesa en el mismo lugar que estos otros granos. Los estudios posteriores no han establecido si reducir la cantidad de trigo en la dieta de las personas con esquizofrenia reduce significativamente sus síntomas. Los artículos de Dohan marcaron el inicio del vínculo propuesto entre la dieta y la psiquiatría, y las enfermedades neurológicas.

Vínculo entre el gluten, la caseína y el autismo

El vínculo sugerido en el gluten, la caseína y el autismo surgió en 1970. La teoría, que aún no se ha comprobado, fue que los niños que padecían de ASD no tenían la capacidad de descomponer las proteínas alimentarias en el gluten y en la caseína, ocasionando la formación de péptidos como opioides (aminoácidos similares a las proteínas). Se considera que los niños con autismo también padecen de “síndrome de intestino que gotea”. Debido a este síndrome, estos péptidos se pueden escapar del tracto digestivo, atravesar las membranas intestinales, ingresar en el flujo sanguíneo, y subir al cerebro, ocasionando los síntomas neuroconductuales que conocemos como ASD. Al eliminar los alimentos que contienen gluten y caseína de la dieta de un niño (conocida como la dieta sin gluten/sin caseína [GFCF]), se consideraba que podía reducir los síntomas de autismo.

Algunos padres indican que la dieta GFCF ha disminuido los síntomas de su hijo. Sin embargo, la investigación encontró poco apoyo para la dieta GFCF y la teoría del “intestino que gotea”. Varios estudios sobre la dieta GFCF en niños con ASD han demostrado que eliminar el gluten y la caseína de la dieta de un niño no mejora sus destrezas sociales o su comunicación, ni ayuda con la duración del sueño ni con los niveles de actividad. Incluso así, es posible que algunos niños con ASD que padecen de problemas significativos gastrointestinales obtengan algunos beneficios de la dieta GFCF, especialmente si, por casualidad, también tienen la enfermedad celíaca (trastorno autoinmunológico de sensibilidad al gluten).

No obstante, muchos padres intentan eliminar el gluten y la caseína de la dieta de su hijo. De hecho, la dieta GFCF es la intervención CAM más popular entre los niños que padecen de ASD. En general, se considera segura, y algunos padres informan que la dieta en realidad ha hecho una diferencia en el comportamiento de su hijo. Pero es difícil saber si estos cambios conductuales están directamente relacionados con la dieta GFCF o si son el resultado de otra intervención que el niño esté experimentando al mismo tiempo.

También es posible, que algunos niños sean intolerantes a la lactosa, esto significa que no pueden tolerar el azúcar en la leche, lo que puede ocasionar malestares gastrointestinales ocasionando irritabilidad. Es posible que otros tengan la enfermedad celíaca, la cual también puede ocasionar alteraciones conductuales. Al eliminar la lactosa y el gluten en los niños que padecen estas condiciones, también es posible que observe las mejoras conductuales.

¿Debe intentarlo con su hijo?

Aunque la ciencia disponible no apoya la dieta GFCF, es comprensible que algunos padres deseen intentar esta intervención. Después de todo, es algo que usted puede controlar y hacer por sí mismo, y se considera que es relativamente seguro. Sin embargo, antes de hacer cualquier cosa, hable primero con el pediatra de su hijo. También es posible que desee hablar con un nutricionista ya que es posible que la dieta GFCF de su hijo lo ponga en riesgo debido a algunas deficiencias nutricionales.

Por ejemplo, eliminar todos los productos lácteos de la dieta de su hijo elimina una fuente importante de calcio y de vitamina D, los nutrientes clave esenciales para fortalecer los huesos. La nueva evidencia sugiere que la vitamina D también puede jugar un papel en el sistema inmunológico y evitar infecciones, cáncer y diabetes. Además, es posible que su hijo requiera fuentes adicionales de proteína ya que los productos lácteos son, con frecuencia, una fuente principal de proteína en la dieta de un niño. Sin embargo, es vital que estos minerales necesarios no siempre se incluyan en las ahora populares vitaminas “gomosas”.

Eliminar el gluten de la dieta de su hijo también puede ser un desafío. Eliminar los granos como el trigo, la cebada, el centeno y la avena de la dieta de su hijo elimina los nutrientes importantes como las vitaminas B, el hierro y la fibra. Es posible que los niños que hacen la dieta GFCF se beneficien de los suplementos vitamínicos y minerales para suplir los nutrientes que faltan en su dieta diaria.

Hacer la dieta también puede ser difícil. El gluten no siempre es fácil de detectar, y leer las etiquetas puede ser desafiante. A pesar de que algunas fuentes como el pan, la pasta y el cereal pueden ser obvias, otras como embutidos, aderezos de ensaladas y caldos pueden serlo un poco menos. Y si su hijo ya es delicado con la comida, es posible que sea un desafío convencerlo que adopte esta nueva manera de comer. Es posible que la preparación de los alimentos para los niños que están en una dieta GFCF tome más tiempo, y el costo de la dieta puede ser más alto que una dieta tradicional para niños.

A pesar de que la dieta GFCF se encuentra sin lugar a dudas entre los planes de alimentación más populares utilizados en niños con ASD, también es posible que escuche sobre dietas que restringen ciertos alimentos o nutrientes. Antes de someter a su hijo a cualquier tipo de dieta, hable primero con el pediatra de su hijo. Será necesario que se asegure de que su hijo está recibiendo todos los nutrientes importantes para su crecimiento y desarrollo.

Las fuentes alternas de nutrientes clave para niños en las dietas sin gluten/sin caseína

Si decide someter a su hijo en la dieta sin gluten/sin caseína, es importante prestar atención a ciertos nutrientes como la vitamina D, calcio, hierro, proteína y fibra, que pueden hacer falta en este plan de alimentación. La siguiente tabla ofrece otras opciones para obtener estos importantes nutrientes:

Necesidades nutricionales Fuentes alternas 
Vitamina D Arroz enriquecido, soya y leche de almendra; aceite de hígado de bacalao; tofu, huevos; exposición a corto plazo al sol; suplementos
Calcio Arroz enriquecido, soya y leche de almendra; jugo de naranja fortificado; frijoles, bróculi, espinaca, coliflor, tofu, tempeh; suplementos
Hierro Carnes rojas, carne de cerdo, pollo (principalmente en carne oscura), mariscos, yemas de huevo, espinacas, nueces de soya, ciruelas, pasas; suplementos
Proteína Huevos, nueces y semillas, carnes magras, frijoles, mantequilla de maní
Fibra Legumbres, frutas, vegetales, nueces, semillas; suplementos

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Autism Spectrum Disorders: What Every Parent Needs to Know (Copyright © American Academy of Pediatrics 2012)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.