Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Sana

La buena nutrición, ya no es solo para el desayuno. Es para el crecimiento de un cuerpo joven, para evitar enfermedades, mantener el funcionamiento saludable de los tejidos del cuerpo por todas sus células, y alimentar el cuerpo implicado en la actividad del ejercicio. La nutrición adecuada diaria ayuda a mantener y apoyar la demanda de ejercicios regularmente. Si su hijo participa en competencias o eventos deportivos, existen más conceptos básicos que cubrir.

Nutrición pre-evento

Recuerde que los días antes de un evento o práctica son importantes para mantener las reservas alimenticias y de energía completas con buenas fuentes de carbohidratos complejos. Las grasas son lentas y difíciles de digerir, por lo que se deben evitar durante unas cuantas horas antes de algún evento. Elija buenas fuentes de nutrición que el cuerpo pueda usar rápidamente sin correr el peligro de una baja de azúcar. Una dona con una barra de dulce no es lo correcto, pero no crean que no lo he visto. Mantener una excelente hidratación también es clave para evitar participar sediento en un evento.

Nutrición durante el evento

Los Líquidos como el agua y las bebidas deportivas son importantes para mantener la energía y la hidratación. Si el evento dura horas con recesos entre la competencia, se pueden usar bocadillos de carbohidratos ligeros como fruta, yogurts naturales o hielos concentrados junto con el agua y las bebidas deportivas. Las bebidas con mucha cafeína o los refrescos con altos niveles de azúcar no se recomiendan ya que estos eliminan los líquidos de los tejidos que los necesitan.

Nutrición post-evento

Éste es un aspecto muy importante para la recuperación que muchos niños pasan por alto. Es necesario reemplazar la cantidad de energía gastada para permitirle al cuerpo prepararse para la siguiente sesión de entrenamiento  o de ejercicios. Los músculos de su hijo son como amplios receptores que solo están esperando restaurar lo que han utilizado. La capacidad de absorber los carbohidratos del músculo como una esponja es mejor durante los primeros 30 a 60 minutos después del ejercicio, y el proceso parece funcionar mejor con un poco de proteínas. Este proceso de restauración tiene importantes implicaciones. Si su hijo usa más energía almacenada que la que reemplaza, puede observar que la unidad de almacenamiento se vaciará lentamente con el tiempo. La incapacidad de recargar completa y apropiadamente los almacenamientos de carbohidratos puede ocasionar un desmejoramiento progresivo en el desempeño, ejercicios monótonos, sobreentrenamiento, depresión y malfuncionamiento del sistema inmunológico.

Las fuentes nutricionales no solo son importantes para el reemplazo de carbohidratos, sino también para los antioxidantes que son importantes para proporcionar la limpieza necesaria para liberarse de los radicales libres y otros derivados químicos del ejercicio y mantener el sistema inmunológico y otras células saludables.

La rehidratación también debe ocurrir para compensar las pérdidas por sudor y la exposición al calor. Recuerde que tener un impulso de sed deficiente es un problema de desarrollo en los jóvenes. También basan su consumo de líquidos en el sabor. Estas características muestran la importancia de tener recesos obligatorios para consumir líquidos y también determinan la mejor manera para que su hijo desee consumir adecuadamente los líquidos. Generalmente el agua es magnífica, pero a los niños con frecuencia no les gustará ya que no tiene sabor. Será suficiente para eventos cortos, pero si hay situaciones más prolongadas, es posible que su hijo necesite algo diferente para mantenerlo adecuadamente hidratado. Algunas de las bebidas deportivas con electrólitos tienen mejor sabor para ellos, lo que les ayuda a beber más, y esas bebidas también mantienen estimulado el impulso de sed debido a los efectos de los electrólitos.

Los 4 componentes básicos del desempeño son la genética, el equipo, el entrenamiento y la técnica, y la nutrición. Debido a que la genética no se puede controlar y el equipo se puede equilibrar, se resume en entrenamiento y nutrición, los cuales están íntimamente conectados. Es posible que su hijo adolescente entrene durante horas, pero sin la nutrición correcta, el entrenamiento no se puede apoyar de manera óptima. Los niños tienen la necesidad adicional de proporcionar calorías para el crecimiento y la energía para el ejercicio. La buena nutrición no está limitada por la edad ni por los límites del desarrollo, por lo que las prácticas nutricionales adecuadas se pueden y deben empezar desde el nacimiento.

De regreso a los conceptos básicos

Cada día escucho más sobre el empeoramiento del mundo nutricional que rodea a nuestros jóvenes, y todos los días observo, leo y escucho sobre la importancia de las frutas, vegetales y granos para prevenir enfermedades y para tener una salud a largo plazo. Por lo tanto, mamá siempre tuvo la razón. De regreso a los conceptos básicos nuevamente. Incluso el gobierno considera que son tan importantes para la prevención de enfermedades que ha planteado las porciones diarias recomendadas y respalda una nueva pirámide alimenticia. Es fácil recomendar, pero no siempre es fácil hacerlo. Estos conceptos básicos aplican para todos. Si la juventud va a crecer y va a hacer ejercicios adecuadamente, es necesario que coman adecuadamente, pero no lo hacen. Los niños y los adultos pueden ser muy melindrosos y no solo tienen problemas consumiendo las porciones diarias recomendadas, sino consumiendo la variedad que necesitan para proporcionar el valor más intenso nutricionalmente de los alimentos.

 

Autor
Paul R. Stricker, MD, FAAP
Última actualización
5/19/2013
Fuente
Sports Success Rx! Your Child’s Prescription for the Best Experience (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.