Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Sana

Los cereales para desayuno son innegablemente rápidos, fáciles y populares. Lo que es más importante aún, varios encajan en el ideal de alimentos bajos en calorías, alimentos densos con alto contenido de nutrientes y la investigación apoya el concepto de que los cereales listos para comer pueden mejorar el bienestar general de los niños, reducir su riesgo de adquirir sobrepeso e incluso contribuir a una mejor capacidad mental. Especialmente cuando se acompañan de leche, los cereales en general son una de las más grandes fuentes de algunos nutrientes muy importantes en las dietas de los niños, incluyendo fibra, ácido fólico, vitamina C, hierro y zinc.

Habiendo dicho eso, es importante elegir sabiamente los cereales para el desayuno de sus hijos. Un estudio reciente que analizó la calidad nutritiva de los cereales, descubrió que los cereales creados y comercializados específicamente para niños tienden a contener más azúcar y sodio y menos de los nutrientes importantes. Así que ¿qué significa eso cuando se trata de servir cereal?

Aún puede servirlos, pero hágalo tomando en cuenta los siguientes objetivos:

  • Vea más allá de los atractivos empaques del cereal para niños. A pesar de que los personajes de caricaturas pueden ser sumamente atractivos, los cereales que no se comercializan específicamente para niños tienden a contener más fibra y menos azúcar.
  • Busque cereales con un contenido de fibra de al menos 2 (si no es que 5) gramos por porción.
  • Enfóquese en buscar cereales que no contengan más de 10 a 12 gramos de azúcar por porción. ¿Cree que a sus hijos no les gustarán? Piénselo de nuevo. Un estudio del 2011 sobre los comportamientos de los niños en el desayuno descubrió, entre otras cosas, que los niños eran igualmente felices con los cereales que se les servían sin importar si se les daban cereales con contenido de azúcar bajo o alto. Incluso cuando los niños en el grupo de cereales con bajo contenido de azúcar le agregaban azúcar, aún terminaban consumiendo mucho menos azúcar que el grupo con el cereal de alto contenido de azúcar.
  • Considere endulzar el cereal naturalmente al añadir simplemente frutas cortadas como bananas, fresas o duraznos. De hecho, a los niños a los que se les sirven cereales con bajo contenido de azúcar tienen más probabilidad de equilibrar sus cereales al agregar fruta fresca a sus tazones.
  • Elija cereales integrales cuando sea posible. Afortunadamente, se está volviendo más fácil lograrlo, ya que varios de los principales productores de cereales están haciendo que los cereales integrales sean más accesibles.

 

Última actualización
7/9/2014
Fuente
Food Fights, 2nd Edition (Copyright © 2012 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.