Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Sana

El fútbol es un deporte de equipo de contacto, agresivo y rápido que es muy popular entre la juventud de Estados Unidos. Los programas de fútbol existen para jugadores desde 6 años hasta la secundaria, universidad y a nivel profesional.

Las lesiones son comunes debido al gran número de atletas que participan. Sin embargo, el riesgo de lesiones se puede reducir. La siguiente información de American Academy of Pediatrics (AAP) trata cómo prevenir las lesiones del fútbol. Además se incluye información general de las lesiones comunes del fútbol.

Consejos sobre seguridad y prevención de lesiones

  • Supervisión. Los atletas deben estar bajo supervisión y tener acceso rápido al agua potable y deben medir el peso del cuerpo antes y después de la práctica para verificar la pérdida de líquidos.
  • Equipo. El equipo de protección debe ajustarse correctamente y estar en buen estado.
    • Zapatos. Los zapatos de fútbol deben ser apropiados para la superficie (césped frente a los tacos). Las cintas deben estar bien amarradas.
    • Pantalones. Los pantalones de fútbol deben ajustarse correctamente de manera que las rodilleras cubran la rótula, los protectores para las caderas cubran los huesos de la cadera, la protección de coxis cubra el coxis y los protectores para los muslos cubran una parte de los muslos. No deben quitarse los protectores de los pantalones.
    • Protectores. Las hombreras deben adaptarse por medio de la medida del pecho. Deben ser lo suficientemente largas para extenderse ¾ a 1 pulgadas más allá de la articulación acromoclavicular. Los atletas deben tener un rango adecuado de movimiento y los protectores no deben salirse de la abertura del cuello cuando levanten los brazos.
    • Cascos. El casco debe adaptarse de manera que las cejas estén 1 a 1½ pulgadas debajo del borde delantero del casco. La parte trasera del casco debe cubrir la parte trasera de la cabeza y las aberturas para el oído del atleta deben estar en el centro de las aberturas de oído del casco. Los protectores para la quijada deben estar ajustadas a la mandíbula del atleta. La correa de la barbilla debe estar centrada sobre la barbilla y apretada para evitar el movimiento del casco en la cabeza. La protección del casco y la correa de la barbilla deben estar lo suficientemente apretada para evitar el movimiento del casco en la cabeza. Las máscaras de la cara deben estar fijas a los cascos. Se puede proporcionar protección adicional por medio de una coraza transparente de Plexiglas.
    • Los protectores para la boca puede ayudar a evitar las lesiones orales o faciales pero no las contusiones.
  • Ambiente. Un campo de juego seguro está nivelado y despejado de desechos, equipo y otros obstáculos. Se deben proteger los postes de las porterías.
  • Plan de emergencia. Los equipos deben desarrollar y poner en práctica un plan de emergencia para que los miembros del equipo conozcan sus funciones en situaciones de emergencia. El plan incluirá información de primeros auxilios y de los contactos de emergencia. Todos los miembros del equipo deben recibir una copia escrita cada temporada. Los padres también deben estar familiarizados con el plan y revisarlo con sus hijos.

Lesiones comunes

Lesiones de tobillo

Los esguinces de tobillo son algunas de las lesiones más comunes en el fútbol. Pueden impedir que los atletas puedan jugar. Los esguinces de tobillo suceden con frecuencia cuando el atleta es bloqueado o enfrentado con el pie firmemente en el lugar, ocasionando que el tobillo se doble hacia adentro (invertido). Un esguince de tobillo es más probable que suceda si un atleta se ha lastimado antes, especialmente hace poco tiempo.

El tratamiento empieza con descanso, hielo, compresión y elevación (RICE). Los atletas deben consultar con el médico tan pronto como sea posible si no pueden caminar sobre el tobillo lastimado o si tienen mucho dolor. Es posible que se necesiten rayos X.

Poner hielo de forma regular en el área (20 minutos) ayuda con el dolor y la inflamación. Soportar el peso y hacer ejercicios para recuperar el rango de movimiento, la fuerza y el balance son factores clave para volver a practicar deportes. La cinta adhesiva y las tobilleras pueden evitar o reducir la frecuencia de los esguinces de tobillo y permitir que el atleta regrese a la actividad más rápidamente.

Lesiones de los dedos

Las lesiones de los dedos ocurren cuando el dedo recibe un golpe de la pelota o la mano o el cuerpo del oponente. El “dedo lastimado” con frecuencia se pasa por alto debido al mito de que nada se debe hacer, incluso si está roto. Si las fracturas que incluyen una articulación o un tendón no se tratan adecuadamente, pueden ocurrir daños permanentes.

Cualquier lesión asociada con una dislocación, la incapacidad de enderezar o doblar el dedo, o mucho dolor debe ser examinado por un médico. Es posible que se necesiten rayos X. La cinta para inmovilizar puede ser todo lo que se necesita para regresar a practicar deportes; sin embargo, esto no se puede asumir sin un examen y rayos X. La inflamación con frecuencia persiste de semanas a mesas después de un esguince de articulación de los dedos. Hielo, medicamentos antiinflamatorios no esteroides y ejercicios del rango de movimiento son importantes para el tratamiento.

Lesiones de la rodilla

Las lesiones de la rodilla ocurren comúnmente a causa de cortadas, giros, caer de un salto o por el contacto con otro atleta. Si el atleta siente un chasquido o desplazamiento en la rodilla, entonces es muy probable que tenga una lesión del ligamento.

El tratamiento empieza con RICE. Los atletas deben consultar con un médico tan pronto como sea posible si no pueden caminar con la pierna en la que se lesionaron la rodilla. Los atletas también deben consultar con el médico si la rodilla está inflamada, se siente un chasquido en el momento de la lesión o si la rodilla se siente floja o se siente que se vence.

Los esguinces medios colaterales de los ligamientos se pueden tratar con un refuerzo articulado y se les permitir que regresen a jugar. Los atletas que vuelven a jugar con un desgarre en el ligamento en cruz anterior (ACL) ponen en riesgo más daños a la articulación. Los atletas con un desgarre de ACL no deben regresar a su deporte hasta que se haya reconstruido el ligamento y se haya solucionado por medio de un cirujano.

Lesiones de los hombros

Lesiones de los hombros pueden ocurrir al tirarse a recoger una bola o de bloquear y enfrentar.

Los atletas usualmente sienten que el hombro se sale de su lugar cuando están dislocados. La mayor parte del tiempo, el hombro regresa a la articulación por su cuenta; esto se conoce como subluxación (dislocación parcial). Si el atleta requiere ayuda para regresarlo a su lugar, esto se conoce como dislocación. El riesgo de la recurrencia de dislocación es alto para los jóvenes que participan en el fútbol. Es posible que se recomiende realizar ejercicios de estiramiento de los hombros, la colocación del brazo en un cabestrillo y, en muchos casos, la cirugía para prevenir la recurrencia.

El dolor ocasionado por el uso repetitivo es común en el fútbol, usualmente debido a los músculos débiles de la espalda y torso. Con frecuencia los ejercicios de rehabilitación y el descanso de bloqueo y enfrentamiento excesivo son todo lo que se necesita para tratar este tipo de dolor.

Lesiones de los ojos

Las lesiones de los ojos ocurren comúnmente debido a una inserción del dedo a través de la máscara. Cualquier lesión que afecte la visión o esté asociada con la hinchazón o sangre dentro del ojo la debe evaluar un oftalmólogo. AAP recomienda que los niños que participan en deportes organizados utilicen protección adecuada para los ojos.

Dolor de espalda baja

Espondilosis, las fracturas por estrés de los huesos en la parte baja de la columna vertebral, se debe al uso extremo del alto impacto y de arco repetitivo de la espalda. Los síntomas incluyen dolor de espalda baja que empeora con las actividades de extensión. El tratamiento de la espondilolisis incluye el descanso y terapia física para mejorar la flexibilidad y fuerza de la parte baja de la espalda y la región central (torso) y posiblemente un corcé ortopédico. Se les indica a los atletas que limiten el arqueado repetitivo de la columna vertebral (bloqueo y levantamiento de pesas) y las actividades de alto impacto (correr y saltar). Los atletas que sufren de dolor en la parte baja de la espalda por más de 2 semanas deben consultar con el médico. Los rayos X son normales, de manera que, con frecuencia se necesitan otras pruebas para diagnosticar la espondilólisis. El tratamiento con éxito necesita el reconocimiento temprano del problema y el tratamiento oportuno.

Lesiones de la cabeza

Las conmociones pueden ocurrir si la cabeza o el cuello golpean el suelo, el equipamiento o con otro atleta. Una conmoción cerebral es cualquier lesión en el cerebro que altera la función normal del cerebro de manera temporal o permanente.

Los signos y síntomas de una conmoción van desde sutiles hasta obvios y usualmente se presentan justo después de la lesión pero podrían tardar horas o días en presentarse. Los atletas que sufren conmociones pueden reportar sentirse normales antes de que su cerebro se haya recuperado por completo. Con la mayoría de conmociones cerebrales, el jugador no queda derribado ni inconsciente.

Regresar a jugar prematuramente después de una conmoción cerebral puede ocasionar otra conmoción cerebral o incluso la muerte. Un atleta con un historial de conmociones cerebrales es más susceptible a sufrir otra lesión que un atleta que no tiene historial de conmociones. Si ocurre una conmoción, de nuevo es importante asegurarse de que el casco esté correctamente ajustado. Si la conmoción ocurrió debido a que un jugador golpeó con la cabeza para hacer una entrada, debe advertírsele que no debe continuar con esa práctica.

Todas las conmociones cerebrales son graves y todos los atletas que se sospecha que tienen una conmoción cerebral no deben regresar a jugar hasta que consulten con un médico.

Recuerde

Las lesiones del fútbol se pueden prevenir al fomentar el juego limpio y al hacer cumplir las reglas del juego. Asimismo, los atletas deben usar el equipo apropiado y siempre se deben seguir los lineamientos de seguridad.

 

Última actualización
12/2/2014
Fuente
Care of the Young Athlete Patient Education Handouts (Copyright © 2010 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.