Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Sana

La lucha es el deporte más antiguo conocido, pues data desde épocas prehistóricas. Actualmente es el cuarto deporte más común en el que atletas de diferentes escuelas compiten entre sí. Existen más de 50 clases de lucha. Las más comunes incluyen lucha libre, greco-romana, sumo y profesional.

Al igual que en muchos deportes, el riesgo de lesionarse aumenta con la edad debido al estilo de juego, las fuerzas de contacto y el tamaño de los atletas. Sin embargo, el riesgo de lesionarse se puede reducir.

La siguiente información de American Academy of Pediatrics habla sobre cómo prevenir lesiones en la lucha. También se incluye información general sobre lesiones comunes.

Consejos sobre seguridad y prevención de lesiones

  • Examen físico deportivo. Los atletas deben tener una evaluación física previa a la participación (preparticipation physical evaluation, PPE) para asegurarse de que están preparados para empezar de manera segura el deporte. El mejor momento para una evaluación física previa a la participación es aproximadamente de 4 a 6 semanas antes de empezar la temporada. Los atletas también deben visitar a sus médicos para realizarse chequeos de niño sano.
  • Condición física. Los atletas deben mantener un buen nivel de condición física durante la temporada y fuera de temporada. El entrenamiento de pretemporada debe permitir tiempo para el acondicionamiento general y acondicionamiento específico del deporte. También son importantes los ejercicios de calentamiento y enfriamiento.
  • Técnica. Los atletas deben aprender y practicar las técnicas seguras para desempeñar las destrezas integrales para su deporte. Los atletas deben trabajar con los entrenadores y preparadores de atletismo para lograr obtener la técnica correcta.
  • Equipo. Quienes practican la lucha deben usar un casco con protectores para las orejas. Las alfombras se deben limpiar todos los días con limpiador antibacterial.

Pérdida de peso saludable

Una pérdida de peso excesiva o inadecuada puede provocar varios problemas de salud que incluyen un desarrollo físico retrasado, trastornos alimenticios, depresión, aumento en el riesgo de contraer enfermedades infecciosas y sufrir enfermedades por calor. Los luchadores también podrían tener menos fuerza, un tiempo de reacción más lento y menos resistencia; el rendimiento escolar también podría verse afectado. El ejercicio en exceso o la pérdida de peso muy rápida pueden contribuir a causar insolación, insuficiencia renal o la muerte.

Los atletas de la escuela intermedia siguen en crecimiento, y la mayoría no debería perder peso para participar en la lucha. Los luchadores de la escuela secundaria y la universidad podrían querer perder peso para participar en su peso mínimo.

Cuando pierden peso, los atletas no deberían perder más del 1.5% de su peso corporal a la semana. Si pierden esa cantidad, perderán casi solo grasa. Sin embargo, los atletas que pierden más peso que eso también perderán masa muscular. Perder músculo hará más débil al luchador.

Es importante llevar una dieta saludable durante un período en el que se quiere perder peso. Los atletas deben comer varios alimentos de todos los grupos alimenticios. La dieta también debe aportar suficiente energía (calorías) para mantener el crecimiento, las actividades físicas diarias y las actividades deportivas. También deben beber suficientes líquidos para mantenerse hidratados.

Una vez se pierde el peso y se llega al peso deseado, éste debe mantenerse. Los atletas que mantienen su peso tienen un índice metabólico en reposo más alto que aquellos cuyo peso fluctúa regularmente. Como resultado, pueden comer más sin subir de peso.

Si desea más información sobre un programa de pérdida de peso saludable, comuníquese al Programa Internet Weight Classification Program de National Wrestling Coaches’ Association (717/653-8009). Consultar a un nutricionista deportivo también puede ser útil.

Advertencia: El uso de trajes de goma, baños o saunas de vapor, ayuno prolongado, restricción de líquidos, vomitar, drogas, laxantes, diuréticos, pastillas de dieta, estimulantes, ayudas ergogénicas y suplementos para la pérdida de peso deben prohibirse a todas las edades.

Condiciones de la piel

El Libro de Normas de 2006–2007 de National Federation of State High School Associates dice que “si se sospecha que el participante tiene una enfermedad transmisible de la piel, el entrenador debe proporcionar documentación escrita de un médico que explique que la condición no es transmisible y que la participación del atleta no sería dañina para ningún oponente”. No especifica una lista de condiciones de la piel. Sin embargo, herpes gladiatorum, Staphylococcus aureus resistente a la meticilina y varicela pueden todos causar enfermedades graves y los luchadores contagiados deben ser descalificados.

Lesiones comunes

Lesiones de la cabeza o el rostro

El sangrado de nariz ocurre con frecuencia en la lucha. El sangrado puede detenerse por medio de aplicar presión en la nariz, colocar un tapón en la nariz o usar un procoagulante, un medicamento que ayuda a coagular la sangre, en el área de la nariz que sangra.

Las cortadas o raspones suelen ocurrir en el rostro y muchas veces requieren que se suturen o peguen. Las suturas deben permanecer más tiempo en los luchadores que en los no luchadores debido a las lesiones repetidas que reciben en la misma ubicación.

Conmoción. Los luchadores que tienen una conmoción no deberían luchar más ese día. Pueden regresar a la lucha únicamente después de que ya no tengan síntomas y hayan visto a un médico.

La oreja de coliflor es el resultado de la fricción recurrente a la oreja. La mejor forma de prevenirlo es usar un casco que se ajuste bien al tamaño de la cabeza y que tenga protectores para las orejas, durante la práctica y la competencia. La oreja de coliflor debe tratarse desde el inicio (dentro de las primeras 24 horas) por medio de drenar la oreja y usar vendajes de compresión. Tienden a volver a ocurrir con más traumatismo a la oreja. La mayoría de atletas que han luchado por muchos años sin la protección adecuada las tienen.

Lesiones de los hombros

La dislocación acromioclavicular o fractura de la clavícula ocurre cuando el luchador se cae sobre su hombro o es lanzado directamente sobre el hombro a la alfombra. El tratamiento de ambas es reposo para permitir que sane; usualmente de 3 a 4 semanas para dislocaciones acromioclaviculares y de 2 a 3 meses para fracturas de clavícula.

La dislocación anterior de hombro es el resultado de la rotación o abducción forzada (jalar hacia arriba y afuera) del brazo y debe reacomodarse lo más pronto posible ya sea el atleta o un médico o entrenador deportivo.

Lesiones del codo

La dislocación del codo es causada por una caída de un brazo o mano estirados. Debe reacomodarlo un médico o entrenador atlético con experiencia tan pronto como sea posible.

La bursitis olecraniana (irritación del saco de fluido que protege el hueso) es causada por traumatismo repetido al hueso del codo. La inflamación del hueso del codo es el síntoma principal. Debe tratarse con reposo, hielo, compresión y una codera. Si eso no funciona, podría ser necesario drenarlo o inyectarlo con un medicamento.

Lesiones de la rodilla

La bursitis prerrotuliana es el resultado de caerse sobre una rodilla doblada o de hincarse repetidas veces. El síntoma principal es inflamación significativa de la parte delantera de la rodilla. Puede tratarse con reposo, hielo, compresión y una rodillera. También podría ser necesario drenarla o inyectarla con un medicamento para reducir la inflamación.

La dislocación rotuliana es cuando la rótula se sale de su cavidad causando discapacidad e inflamación instantáneas. El tratamiento es la reducción (regresar la rótula a su lugar) seguido de fisioterapia para fortalecer el muslo y la cadera. También podría ser necesario usar una férula para estabilizar la rótula.

El esguince del ligamento colateral medial es causado por un golpe directo a la parte exterior de la rodilla. El tratamiento suele ser una férula de soporte y fisioterapia.

Las roturas del ligamento anterior cruzado usualmente ocurren por un giro fuerte o hiperextensión de la rodilla. Por lo general se oye o siente un chasquido y se presenta inflamación severa en las siguientes 24 horas. Un médico ortopedista debe revisar la lesión.

Los desgarros de los meniscos son el resultado de una lesión por girar mientras se levantan pesas o se acuclilla. Los síntomas pueden incluir un chasquido o bloqueo doloroso, e inflamación en la rodilla. Estos pueden tratarse inicialmente con reposo, hielo, compresión y elevación, pero muchos eventualmente requerirán de cirugía.

Dolor de espalda

Las distenciones musculares son causas comunes de dolor de espalda. El dolor suele estar ubicado en la espalda baja, pero si se difunde a las nalgas o por la pierna, debe evaluarse de inmediato. Una vez se haya identificado la causa del dolor, podría ser necesario hacer reposo, usar una férula o hacer fisioterapia.

Recuerde

Las lesiones de los luchadores se pueden prevenir por medio de supervisión adecuada y cumplimiento de las reglas y lineamientos de seguridad establecidos en el lugar.

 

Última actualización
5/24/2013
Fuente
Care of the Young Athlete Patient Education Handouts (Copyright © 2011 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.