Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Noticias

​Los productos de leche cruda de vacas, cabras y ovejas pueden transmitir infecciones bacterianas que ponen en peligro su vida; aun así, su venta continúa siendo legal en por lo menos 30 estados.  La AAP recomienda en una nueva declaración de política que las mujeres embarazadas, los infantes y los niños consuman solamente leche pasteurizada, como queso y otros productos y apoya la prohibición de la venta de leche cruda en los EE.UU.

La declaración de política, “El consumo de leche cruda o de productos de leche sin pasteurizar por parte de las mujeres embarazadas y los niños”,  publicado en el número de enero de 2014 de Pediatrics (publicado en línea el 16 de diciembre), evalúa la evidencia de los riesgos de consumir leche y productos de leche sin pasteurizar en los Estados Unidos, especialmente por parte de las mujeres embarazadas, los infantes y los niños.

“Dado el progreso que hemos hecho en prevención, no hay razón para que hoy en día tomemos el riesgo de consumir leche cruda”, dijo Jatinder Bhatia, MD, FAAP, el coautor de la declaración de política. “El consumo de productos de leche representa en especial riesgo para las mujeres embarazadas, los infantes y para los individuos con sistemas inmunológicos comprometidos y personas mayores; y hay evidencia contundente que establece los beneficios de la pasteurización para la seguridad alimentaria.

Los esfuerzos para limitar la venta de productos de leche cruda han sido combatidos por las personas que afirman que algunos beneficios para la salud de los elementos naturales de la leche son inactivados por la pasteurización. Sin embargo, los beneficios de estos elementos naturales no han sido claramente demostrados por la investigación científica. Numerosos datos revelan que la leche pasteurizada tiene los mismos beneficios nutricionales que la leche cruda, sin el riesgo de infecciones mortales incluyendo a la listeria, campilobacter, salmonela, brucela y el e-coli.

“El consumo de leche o productos de leche cruda puede resultar en enfermedades graves que ponen en peligro la vida como lo son los abortos espontáneos y muertes fetales en las mujeres embarazadas y la meningitis y las infecciones de transmisión sanguínea tanto en los infantes como en las mujeres embarazadas, dijo Yvonne Maldonado, MD, FAAP, la autora principal de la declaración de política. “Antes de que empezar a pasteurizar la leche en los Estados Unidos en 1920, el consumo de productos de leche cruda era el causante de una gran parte de las enfermedades de transmisión sanguínea en los estadounidenses y resultó en cientos de casos de tuberculosis y otras infecciones graves.

Hoy en día, se estima que de todos los productos lácteos que se consumen en los Estados Unidos del 1 al 3 por ciento no están pasteurizados. Entre 1998 y 2009, el consumo de productos de leche cruda en los Estados Unidos resultó en 1.837 enfermedades, 195 hospitalizaciones, 93 brotes de enfermedades y dos muertes. El riesgo de infecciones debido al consumo de leche cruda es particularmente alto para las mujeres embarazadas y sus fetos, así como para los niños pequeños.

La leche cruda constituye un riesgo considerable para la salud ya que el proceso para obtener leche fresca de las vacas y cabras tiene muchos riesgos de contaminación ya sea durante el ordeñe de los animales o durante su almacenamiento”, dijo Mary Goldé, MD, FAAP, coautora de la declaración de política. “La leche pasteurizada y sus productos derivados son sumamente saludables, nutritivos y seguros para los niños. Somos afortunados de tener productos pasteurizados de fácil acceso para toda la población”.

La AAP apoya la posición de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. y otras asociaciones nacionales e internacionales de recomendar el consumo exclusivo de la lecha pasteurizada y sus productos derivados para las mujeres embarazadas, los infantes y los niños. La AAP también apoya la prohibición de la venta de leche y los productos derivados de la leche cruda o sin pasteurizar en los EE.UU., incluyendo ciertos tipos de quesos de leche cruda. Se le recomienda a todos los pediatras que se unan a los esfuerzos para lograr legislación que restrinjan la venta y distribución de la leche cruda y de los productos lácteos de leche cruda.


Información adicional:


 

Última actualización
1/31/2014
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.