Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Noticias

Formación de la salud para toda la vida al proteger los cerebros jóvenes

Dos nuevos informes de American Academy of Pediatrics (AAP) resaltan el papel tan importante que las experiencias de la infancia temprana juegan al influir en el aprendizaje, el comportamiento y la salud para toda la vida.

La evidencia ha demostrado durante mucho tiempo que los niños que están estresados por la adversidad; sin relaciones estables ni receptivas proporcionan una defensa protectora, tienen un riesgo incrementado en amenazas a la salud, comportamientos y enfermedades en la edad adulta. Qué novedades hay en la forma en que esto sucede. Los avances en la neurociencia y epigenética empiezan a revelar los mecanismos biológicos detrás de estos vínculos bien establecidos.

En una nueva declaración de políticas, “Adversidad de infancia temprana, Estrés tóxico y la Función del pediatra: Traducir la ciencia del desarrollo en una salud de por vida” y el reporte técnico adicional, ambos publicas en Pediatrics en enero de 2012 (publicado en línea el 26 de diciembre de 2011), AAP proporciona a los pediatras un marco de trabajo para comprender las fuentes de adversidad al inicio de la vida, identifica a los niños en riesgo y colabora con la comunidad con tratamientos y servicios efectivos.

“Las experiencias tempranas de la infancia indican qué genes se activan y cuándo, así que los genes y experiencias se relacionan de manera dinámica y acumulativa para determinar qué circuitos en el cerebro en desarrollo se fortalecen y cuáles se pierden”, dijo Andrew Garner, MD, FAAP, autor principal de la declaración y miembro del Comité de Aspectos Psicosociales de la Salud Infantil y Familiar de AAP (AAP Committee on Psychosocial Aspects of Child and Family Health). “De esta manera, las experiencias de la infancia temprana están físicamente vinculadas dentro del cerebro y en la forma en la que se usa el patrón genético”.

De acuerdo con AAP, estos avances en nuestra comprensión de la biología de la adversidad de la infancia temprana deberían tener efectos positivos en la salud durante el tiempo de vida:  

  • deberán permitir intervenciones más efectivas para evitar repercusiones durante toda la vida de la adversidad de la vida temprana;
  • Acentúa la necesidad de inversiones tempranas y sostenidas en los niños y familias para evitar o minimizar el impacto de la adversidad de la vida temprana;
  • Deberá mejorar el aprendizaje, la productividad y la salud del adulto significativamente en el futuro si se hacen inversiones inteligentes ahora.

“Nuevos y emocionantes descubrimientos sobre las ciencias biológicas, del comportamiento y sociales proporcionan una oportunidad importante para que los pediatras catalicen un enfoque de transformación a la promoción de la salud y prevención de las enfermedades; ambos como custodios principales del bienestar del niño y como líderes comunitarios que están colocados estratégicamente para informar sobre políticas y servicios más eficientes y con base en la ciencia”, dijo Jack P. Shonkoff, MD, FAAP, autor principal del informe técnico y director del Centro para Niños en Desarrollo de la Universidad de Harvard (Center on the Developing Child at Harvard University).

 

Published
12/26/2011 12:00 AM