Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Noticias

Consejos de seguridad para las fiestas de fin de año

Las fiestas de fin de año son una época muy emocionante para los niños y para ayudarle a que tengan una temporada segura, la American Academy of Pediatrics (AAP) le brinda aquí algunos consejos.

Árboles navideños

  • Cuando adquiere un árbol artificial, busque que la etiqueta indique que es “resistente al fuego”.
  • Cuando adquiera un árbol natural, verifique que esté recién cortado. Un árbol recién cortado es de color verde, las hojas son difíciles de arrancar de las ramas y no se quiebran cuando las dobla entre los dedos. La parte inferior del tronco de un árbol recién cortado (por donde se taló) está pegajosa por la resina, y cuando se golpea el árbol sobre el piso no deben caerse muchas hojas.
  • Cuando traiga un árbol a su hogar, colóquelo lejos de chimeneas, radiadores o calentadores portátiles. Coloque el árbol de tal forma que no obstruya los lugares por donde camina, y no bloquee las entradas.
  • Corte algunas pulgadas (unos 5 centímetros o más) del tronco del árbol para exponer la madera fresca. Esto permite mejor absorción de agua y ayudará a evitar que su árbol se seque y se convierta en un peligro de incendio.
  • Asegúrese de mantener lleno el depósito de agua del soporte porque las habitaciones con calefacción pueden secar los árboles naturales con rapidez.

Luces

  • Revise todas las luces para árbol, incluso si las acaba de adquirir, antes de ponerlas en su árbol. Asegúrese de que todas las bombillas funcionen y de que no haya alambres rotos o descubiertos, portalámparas rotos o conexiones sueltas.
  • Nunca use luces eléctricas sobre un árbol metálico. El árbol puede quedar cargado con electricidad por luces defectuosas y una persona que toque una rama podría electrocutarse.
  • Algunos cables de luces contienen plomo en la base de la bombilla y en el alambre para revestimiento y a veces en grandes cantidades. Asegúrese de que sus luces estén fuera del alcance de niños pequeños que podrían llevárselas a la boca; y lave sus manos después de manipularlas.
  • Antes de usar luces en exteriores, revise las etiquetas a fin de asegurarse de que estén certificadas para uso en exteriores. Para mantener las luces en su lugar, use ganchos o grapas aisladas, no clavos ni tachuelas. Nunca jale las luces para quitarlas.
  • Conecte en circuitos todos los adornos eléctricos para uso en exteriores con interruptores de circuito conectados a tierra con el fin de evitar posibles descargas eléctricas.
  • Apague todas las luces cuando vaya a acostarse o a salir de su hogar. Las luces podrían tener un cortocircuito y empezar un incendio.

Adornos

  • Sólo use materiales no combustibles o resistentes a las llamas para adornar un árbol. Elija oropel o carámbanos artificiales de plástico o metales sin plomo.
  • Nunca use velas encendidas en un árbol o cerca de otros árboles de hoja perenne. Siempre use portavelas resistentes al fuego, y coloque las velas donde no se les pueda derribar.
  • En hogares donde hay niños pequeños, tenga especial cuidado de: evitar adornos afilados, puntiagudos o que puedan romperse; mantener fuera del alcance de los niños los adornos que tengan partes pequeñas que se puedan quitar, a fin de evitar que se traguen o inhalen las piezas pequeñas  evitar adornos que tengan aspecto de dulce o alimento que puedan tentar a un niño de corta edad a comerlos.
  • Use gafas protectoras y guantes para evitar irritación de los ojos y de la piel mientras decora con lana de vidrio “pelo de ángel". Para evitar irritación de los pulmones mientras decora con nieve artificial en aerosol, siga al pie de la letra las instrucciones que vienen en el recipiente.
  • Después de que se abran los regalos, quite de las áreas del árbol y de la chimenea todas las envolturas de papel, bolsas, papel, cintas y lazos. Estos artículos pueden plantear peligros de asfixia para un niño pequeño, o causar un incendio si están cerca de una llama.

Seguridad de los juguetes

  • Seleccione juguetes idóneos para la edad, las habilidades y el interés del niño para el cual están destinados. Los juguetes demasiado avanzados pueden plantear peligros de seguridad para niños de más corta edad.
  • Antes de comprar un juguete o de permitir a su hijo que juegue con un juguete que ha recibido como regalo, lea detenidamente las instrucciones.
  • Para prevenir tanto quemaduras como descargas eléctricas, no dé a niños de corta edad (de menos de 10 años) un juguete que deba conectarse a una toma de corriente eléctrica. En lugar de eso, adquiera juguetes que funcionan con pilas.
  • Los niños pequeños se pueden asfixiar con partes pequeñas contenidas en juguetes o juegos.
  • Los reglamentos gubernamentales estadounidenses especifican que los juguetes para menores de tres años no pueden tener partes de menos de 3.2 cm (1 1/4 pulgadas) de diámetro y 5.7 cm (2 1/4 pulgadas) de largo.
  • Los niños se pueden enfermar seriamente del estómago o tener problemas intestinales – incluso la muerte – después de tragar pilas tipo botón o imanes. Fuera de los juguetes, las pilas tipo botón suelen usarse con frecuencia en tarjetas musicales de felicitación, controles remotos, audífonos y otros electrodomésticos pequeños. Manténgalos fuera del alcance de los niños de corta edad y llame de inmediato a su proveedor de atención médica si su hijo ha tragado uno.
  • Los niños se pueden asfixiar con globos no inflados o rotos; no permita que los niños menores de 8 años jueguen con ellos.
  • Quite los cordones y los lazos de los juguetes antes de dárselos a niños de corta edad.
  • Vigile los juguetes para jalar que tengan cuerdas de más de 30.5 cm (12 pulgadas) de largo. Podrían ser un peligro de estrangulación para los bebés.
  • Los padres deben guardar los juguetes en un lugar designado, como en un estante o en un baúl para juguetes y mantener los juguetes de niños mayores fuera del alcance de los niños pequeños.

Seguridad de los alimentos

  • Suele haber bacterias en los alimentos crudos. Cocine totalmente las carnes de res, cerdo y ave, y lave meticulosamente las verduras y las frutas crudas.
  • Asegúrese de mantener los líquidos y alimentos calientes lejos de los bordes de mesas de cocina y de comedor, donde las manos exploradoras de un niño de corta edad pueden volcarlos fácilmente. Asegúrese de que los niños pequeños no puedan tener acceso a hornos de microondas.
  • Lávese las manos con frecuencia, y asegúrese de que sus hijos hagan lo mismo.
  • Nunca vuelva a meter a la comida una cuchara que haya usado para probarla; lave antes la cuchara.
  • Siempre mantenga separados los alimentos crudos de los cocidos, y use utensilios separados cuando los prepare.
  • Siempre deshiele la carne en el refrigerador, nunca sobre la mesa de la cocina.
  • Los alimentos que requieren refrigeración nunca deben dejarse a temperatura ambiente durante más de dos horas.                   

Visitas felices

  • Limpie de inmediato después de una fiesta. Un chiquito que empieza a andar podría levantarse temprano y asfixiarse con comida sobrante, o entrar en contacto con alcohol o tabaco.
  • Recuerde que las casas que usted visita quizá no sean a prueba de niños. Ejerza vigilancia respecto a lugares que podrían ser peligrosos como gabinetes o armarios sin candado, carteras que no están siendo vigiladas, productos de limpieza o lavandería que estén al alcance de los niños, así como a escaleras y radiadores calientes.
  • Mantenga una lista con todos los números de teléfono importantes que es probable que usted o una niñera necesite en caso de emergencia. Incluya el departamento de policía y de bomberos, su pediatra, y la Línea de Ayuda para Casos de Intoxicación o Envenenamiento (Poison Help Line) nacional, 1-800-222-1222. Plastificar la lista evitará que se rompa o que se dañe por derrames accidentales
  • El viajar a visitar a miembros de la familia, recibir regalos, ir de compras, y otras actividades, pueden aumentar el estrés de su hijo. Trate de apegarse a las rutinas habituales de su hijo, incluso a los horarios de sueño y de siestas. Esto puede ayudarlo a usted y a su hijo a disfrutar de las fiestas y reducir el estrés.

Chimeneas

  • Antes de encender cualquier fuego, quite todas las hojas, ramas, papeles, y otros adornos del área de la chimenea. Verifique que el cañón esté abierto.
  • Tenga cuidado con las “sales de colores” que producen llamas coloreadas cuando se lanzan sobre la madera en combustión. Estas contienen metales pesados que pueden causar irritación gastrointestinal y vómitos intensos si se consumen. Manténgalas fuera del alcance de los niños.
  • No queme las envolturas de papel en la chimenea. Estas puede producir una llamarada cuando se encienden de manera repentina y pueden arder intensamente.

 

Published
11/20/2013 12:00 AM