Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Noticias

Día Nacional de Concientización sobre la Salud Mental Infantil

​Si usted es el padre de un niño mayor o de un adolescente, puede pensar que no necesita preocuparse de su atención médica tan a menudo como lo hizo durante sus primeros años. Sin embargo, los niños mayores también dependen de usted, sobre todo cuando se trata de la salud y el bienestar emocional.

"Los cambios de la vida, las situaciones románticas, el estrés, la  exposición a ofertas de las drogas y el alcohol son sólo algunos de los desafíos que enfrentan los adolescentes y adultos jóvenes", dice James Perrin, MD, FAAP, 2014, presidente de la American Academy of Pedistrics (AAP). "Como padre, usted puede ayudar a facilitar estas transiciones y a fomentar opciones positivas".

En mayo, mes de la Salud Mental, es una buena oportunidad para tomar nota del bienestar emocional de su hijo. La AAP ofrece estos consejos para que los padres fomenten la buena salud mental.

Consejos de salud mental para los padres de adolescentes y adultos jóvenes

  • En cada nueva etapa de la vida de su hijo, esté muy pendiente de las señales de que necesita un apoyo o ayuda adicional. Esté siempre listo a brindarle apoyo.
  • Indague con frecuencia y mantenga las líneas de comunicación abiertas. Si su hijo está en la Universidad o se ha ido de casa, háblele por teléfono con frecuencia. Los niños deben sentir que le pueden contar cualquier cosa. Comprométase a poder abordar temas difíciles. Hable de sus propias experiencias y miedos cuando era un adolescente.
  • Si su hijo le han hecho un diagnóstico de salud mental, él o ella necesitará de apoyo adicional. Los pediatras, consejeros escolares y profesionales de la salud mental son recursos importantes.
  • Esté atento a reconocer las señales de alerta de los problemas relacionados con la salud mental, tales como sueño excesivo, cambios de personalidad, cambios excesivos de estado de ánimo, pérdida o aumento notable de peso, secretos en demasía o señales de estar haciéndose daño así mismo.
  • No se salte el examen físico anual. No sólo deben  los adolescentes seguir con su itinerario de vacunación, sino que los chequeos son la oportunidad perfecta para hablar con su pediatra sobre cualquier inquietud, así como para diagnosticar cualquier posible problema de salud física o mental. También es una buena oportunidad para que los adolescentes que necesitan un consejo de índole confidencial lo puedan hacer.
  • Proteja a su hogar contra el abuso del consumo de drogas de prescripción manteniendo sus propios medicamentos bajo llave. Según la AAP, el uso indebido de drogas de prescripción por parte de los adolescentes sólo es superado por el consumo indebido del alcohol y de la marihuana. Las drogas de prescripción de las que se abusa con más frecuencia incluyen al Vicodin y el Xanax. 
  • Brinde apoyo logístico a los adultos jóvenes como ayuda para completar los formularios de salud y los exámenes físicos para la Universidad; los arreglos para el alojamiento en la escuela si tienen un diagnóstico de salud mental; ayuda para encontrar médicos que atiendan a sus necesidades como adultos; e inscripciones para cobertura de seguros médicos que incluyan la salud mental. En el consultorio de su pediatra le pueden ayudar. Vea los consejos sobre la salud mental para los adolescentes que se están graduando de la preparatoria o bachillerato.
  • Ayude a reducir el estrés de los adolescentes. Aconséjeles que no se inscriban a demasiadas actividades extracurriculares que tomen mucho de su tiempo. Trate de no comparar a sus hijos. Cada niño tiene diferentes puntos fuertes o cualidades.
  • Fomente hábitos que reduzcan el estrés y promocionen la salud física y mental, como una dieta equilibrada, dormir  por lo menos siete horas todas las noches y hacer ejercicio con constancia.
  • A esta edad, es importante que los padres ayuden a sus hijos mayores a encontrar formas de enfrentar situaciones difíciles por sí mismos que les servirán durante toda la vida en lugar de solucionarles todos los problemas.
  • A medida que su hijo crece, no deje que su salud física y mental se vean relegadas a un segundo plano.

Para más información sobre la salud mental de su hijo, visite el sitio web de la Administración de Servicios contra el Abuso de las Drogas y la Salud Mental (SAMHSA, por sus siglas en inglés). (Sitio web en inglés)

 

Published
5/2/2014 12:00 AM