Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Noticias

Adolescentes tienden a conducir bajo los efectos de sustancias si han viajado con conductores con facultades disminuidas

Los accidentes automovilísticos debido a los efectos del alcohol y las drogas no sólo implican a un conductor ebrio sino también al que viaje con un conductor con facultades disminuidas.

En el estudio, "La conexión entre ser pasajero de un conductor ebrio y conducir con facultades disminuidas", publicado en el número de abril de 2014 en Pediatrics (publicado en línea el 17 de marzo), los investigadores estudiaron los datos de los tres primeros años del estudio: NEXT Generation Study (Estudio de la nueva generación) que incluyó una muestra representativa y longitudinal a nivel nacional de estudiantes del grado 10, empezando desde el 2009-2010.

Los adolescentes que viajaron con un conductor ebrio tenían mucho más probabilidad de conducir ellos mismos con facultades disminuidas, comparados con aquellos que reportaron nunca haber viajado con un conductor con facultades disminuidas. Además, los adolescentes que reportaron haber viajado con un conductor ebrio a más temprana edad y con más frecuencia, tenían mucha más probabilidad de conducir ellos mismo con facultades disminuidas. Además, los adolescentes que reportaron haber obtenido una  licencia de conducir a más temprana edad, tenían más probabilidad de conducir con facultades disminuidas comparados con los que obtuvieron su licencia de conducir de más edad. Este y otros estudios han descubierto que ver a los padres o compañeros consumir alcohol durante la adolescencia tiene una conexión con la alta probabilidad de que ellos conduzcan ebrios en el plazo de un año y durante sus primeros años de adultez.

Los autores del estudio concluyen que además de los programas de prevención con medidas bien implementadas sobre el uso de sustancias, las de un conductor designado y contra el conducir en estado de embriaguez , los padres deben ser modelos de un buen conductor, abstenerse de beber y conducir, reforzar los peligros de conducir bajo los efectos del alcohol, demorar la obtención de la licencia y vigilar con quién viajan los adolescentes, así como su comportamiento frente al volante.

Información adicional:

 

Published
3/17/2014 12:00 AM