Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

El asbesto es una fibra natural que se utilizó ampliamente como material en aerosol para hacer que algo fuera a prueba de fuego, aislamiento, a prueba de sonido en escuelas, hogares y edificios públicos desde los años de 1940 hasta los años de 1970. No presenta riesgos para la salud a menos que se deteriore y se desmorone, cuando puede liberar fibras microscópicas de asbesto en el aire. Cuando se inhalan fibras de asbesto, pueden causar problemas crónicos de salud a los pulmones, garganta y tracto gastrointestinal, inclusive un tipo poco común de cáncer del mesotelio (llamado mesotelioma) que puede ocurrir incluso cinco décadas después de haber estado expuesto al asbesto.

En la actualidad, las escuelas están obligadas por ley a eliminar el asbesto o por otra parte, asegurarse de que los niños no estén expuestos al mismo. Sin embargo, aún se encuentra en casas más viejas, especialmente como aislante alrededor de tuberías, estufas y calentadores, así como en paredes y techos.

Prevención

Siga estos lineamientos para mantener seguros a sus hijos del asbesto.

  • Si cree que es posible que haya asbesto en su casa, lleve a un inspector profesional para que lo compruebe. Las oficinas regionales y los departamentos de salud local de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) pueden proporcionar los nombres de personas y laboratorios certificados para inspeccionar hogares en busca de asbesto.
  • No deje que su hijo juegue cerca de ningún material expuesto o en deterioro que pudiera contener asbesto.
  • Si se encuentra asbesto en su casa, puede ser aceptable dejarlo allí si está en buenas condiciones. Pero si se está deteriorando, o si se puede ver alterado por alguna renovación que esté planificando, haga que un contratista certificado y debidamente acreditado elimine el asbesto, el cual se debe retirar de una forma segura.

Nuevamente, pídale al departamento de salud local o EPA información para encontrar un contratista certificado en su comunidad. 

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Adapted from Pediatric Environmental Health, 3rd Edition (Copyright © American Academy of Pediatrics 2011)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.

Nuestros patrocinadores

Entérese del compromiso de nuestros patrocinadores para tener niños sanos: