Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

El pescado es un alimento rico en proteínas que es saludable para niños y adultos. Contiene un buen tipo de grasa (ácidos grasos omega-3), así como nutrientes como vitamina D. También tiene bajo contenido de grasas saturadas. Al mismo tiempo, se ha prestado mucha atención a los contaminantes que se pueden encontrar en el pescado y que pueden presentar riesgos para la salud.

Uno de los contaminantes más ampliamente discutido es el mercurio que, en niveles muy altos puede ser tóxico. Llega hasta los océanos, ríos, lagos y estanques y puede terminar en el pescado que comemos. El mercurio en los cuerpos de agua como lagos y arroyos (algunas veces desechado de plantas industriales) puede ser convertido por las bacterias en compuestos de mercurio como el metilmercurio. Como resultado, ciertos peces depredadores (incluso los tiburones y peces espada) pueden contener grandes cantidades de mercurio, que cuando se consume pueden provocar un efecto negativo en el sistema nervioso en desarrollo de un niño pequeño.

Se han encontrado otros contaminantes ambientales en el pescado y en otros alimentos, incluso bifenilos policlorados (BPC) y dioxinas. Aunque los BPC son químicos que se fabricaban principalmente para retardar incendios y para transformadores eléctricos, fueron prohibidos en Estados Unidos a finales de los 1970. Sin embargo, han permanecido en el ambiente en el agua, el suelo y el aire y se han encontrado en los peces. Los BPC se han relacionado con problemas de tiroides, bajo CI y discapacidad de la memoria en niños pequeños.

Las dioxinas son otro contaminante que se ha detectado en los peces. Son productos derivados de la incineración de ciertos químicos y pueden interferir con el sistema nervioso en desarrollo y otros órganos, particularmente cuando la exposición es de largo plazo. Afortunadamente, los BPC y las dioxinas han disminuido significativamente en años recientes.

Prevención

Debe hacer un esfuerzo por reducir la exposición de su hijo a sustancias tóxicas en los alimentos. Las agencias del gobierno recomiendan que los niños pequeños reduzcan su ingesta de ciertos pescados que pueden contener niveles altos de mercurio. Específicamente, los niños pequeños no deben consumir macarela, pez espada, tiburón ni lubina. Al mismo tiempo, otros tipos de pescado y mariscos tienen bajo contenido de mercurio, incluyendo el atún enlatado bajo en calorías, salmón, camarones, bacalao, bagre, almejas, lenguado, cangrejo, vieiras y abadejo, de manera que son una mucho mejor opción para su hijo. No obstante, debe limitar la ingesta de su hijo de estas opciones más saludables a menos de doce onzas por semana.

Para obtener información sobre la seguridad del pescado y mariscos que se hayan pescado en su área, comuníquese con los departamentos de salud estatales y locales. El departamento de salud de su estado puede proporcionar cualquier advertencia emitida sobre la presencia de toxinas en los peces de su área.

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.

Nuestros patrocinadores

Entérese del compromiso de nuestros patrocinadores para tener niños sanos: