Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

A los niños les encanta explorar. A medida que aprenden nuevas destrezas, como gatear, caminar, treparse o correr, aumentan las posibilidades de que se lastimen. La mayoría de las lesiones serán leves. Pero si hay un arma de fuego en la casa, la curiosidad de un niño puede llevarlo a sufrir graves heridas o muerte.

  • HECHO: En casi un 40% de los hogares con niños en los Estados Unidos hay armas de fuego.
  • HECHO: Desde los tres años de edad un niño tiene la fuerza suficiente como para apretar el gatillo de una pistola.
  • HECHO: Cada dos días, en promedio, un niño Americano menor de 10 años muere o queda incapacitado debido a un arma de fuego.

Los padres necesitan preguntar - Preguntar puede salvar la vida de sus hijos

Aun cuando usted no tenga un arma de fuego, pregunte a sus vecinos, amigos y familiares si tienen un arma antes de que su hijo visite esas casas. Si no tienen un arma, tendrá una cosa menos de qué preocuparse. Si en alguna de esas casas hay un arma de fuego y no se guarda del modo correcto, mantenga al niño alejado de ese lugar.

A veces es difícil para los padres hacer preguntas sobre este tema. Una madre aborda el asunto de este modo: “Mi hijo es muy curioso. ¿Tienes en tu casa armas o cualquier otra cosa peligrosa que pudiera agarrar?”
Habrá personas que no estén de acuerdo con usted, pero de cualquier modo es importante que exprese sus inquietudes.

He aquí algunos consejos para facilitar hacer preguntas acerca de las armas de fuego:
  • Traiga el tema a colación cuando esté hablando de otros temas de salud y seguridad como los asientos para el auto, los cinturones de seguridad, las mascotas o las alergias.
  • Comparta datos sobre las precauciones que se deben tener con las armas. Aclare que no está juzgando a nadie, sino garantizando la seguridad de sus hijos.

Preguntas comunes

“Con tanta violencia, ¿no es conveniente tener una pistola en casa para proteger a mi familia?”

No. En las casas donde hay un arma de fuego, es mucho más probable que se use para dispararle a un miembro de la familia o a un amigo, que en defensa propia.

Cada año, miles de personas que viven en los Estados Unidos mueren o son heridas de gravedad cuando:

  • Un niño encuentra un arma o le muestra a un amigo el lugar en el que se guarda un arma y, sin quererlo, aprieta el gatillo.
  • Un adolescente o adulto deprimido recurre al suicidio.
  • Una pelea entre miembros de la familia se vuelve fuera de control.
  • Un amigo o familiar es confundido por un asaltante.

“¿No basta con esconder el arma y enseñarle a mi hijo a no tocarla?”

  • Los niños necesitan una mejor protección contra las armas.
  • La exploración y el juego son el modo en que los niños aprenden acerca del mundo.
  • La curiosidad y la urgencia del niño por descubrir cosas nuevas puede ser superior a las advertencias paternas. Los niños pequeños simplemente no entienden lo peligrosas que son las armas.
  • Los niños pequeños no saben distinguir entre las pistolas de juguete y las pistolas reales.
  • En televisión, muchas balaceras no parecen peligrosas ni mortales.
  • El único modo seguro de guardar un arma es tenerla bajo llave.

 

Última actualización
11/6/2013
Fuente
Connected Kids: Safe, Strong, Secure (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.

Nuestros patrocinadores

Entérese del compromiso de nuestros patrocinadores para tener niños sanos: