Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

Los niños se pueden enfermar de gravedad si tienen contacto con los medicamentos, productos de limpieza para el hogar, pesticidas, químicos y cosméticos. Esto puede suceder a cualquier edad y puede causar reacciones graves. Sin embargo, la mayoría de los niños que han estado en contacto con estos productos no sufren lesiones permanentes si se tratan de inmediato.

Línea de ayuda para prevenir envenenamientos

  • El 1-800-222-1222 es una línea telefónica gratuita a nivel nacional que dirige su llamada al Poison Help (Control de intoxicaciones) más cercano.
  • Llame al 1-800-222-1222 si tiene una emergencia relativa a una intoxicación o envenenamiento. Este número le conectará de inmediato con el centro de control de intoxicaciones más cercano. Un experto en sustancias venenosas estará disponible 24 horas al día, 7 días a la semana. Llame también si tiene preguntas acerca de una sustancia venenosa o cómo prevenir envenenamientos. Busque información sobre prevención en http://poisonhelp.hrsa.gov/es/index.html
  • Prepárese. Coloque el número del centro de control de envenenamientos al lado de cada teléfono de su casa e ingrese el número en su teléfono celular. Asegúrese de que las personas que cuidan al niño sepan el número.

Tratamiento

Ingestión de substancias venenosas

Si encuentra a su niño con un envase abierto o vacío de un artículo no comestible, es posible que el niño se haya intoxicado. Mantenga la calma y actúe rápidamente.

En primer lugar, aleje el artículo del niño. Si el niño todavía tiene parte del producto en la boca, haga que lo escupa o sáqueselo de la boca con sus dedos. Mantenga este material junto con cualquier otra cosa que pueda ayudar a determinar qué se ha tragado el niño.

No haga vomitar al niño puesto que esto puede causarle más daño.

Si el niño está inconsciente, no respira, tiene convulsiones o temblores, llame de inmediato al 911 o al número de emergencia local.

Si su hijo no tiene estos síntomas, llame al centro de control de intoxicaciones al 1-800-222-1222. Se le pedirá que suministre los siguientes datos:

  • Su nombre y número telefónico.
  • El nombre, edad y peso de su hijo
  • Cualquier condición médica que tenga el niño.
  • Cualquier medicina que esté tomando su hijo.
  • El nombre de la sustancia que su hijo se tragó. (Lea y deletree el nombre que aparece en la etiqueta.)
  • La hora en que su hijo se tragó el veneno (o el momento en que encontró al niño), así como la cantidad que usted cree que se tragó.

Si el producto es muy venenoso o si su hijo es muy pequeño, tal vez le indiquen que lo lleve de inmediato al hospital más cercano. Si el niño no está en peligro, el personal del centro de intoxicaciones le dirá qué hacer para ayudar al niño en casa.

Información importante sobre el jarabe de ipecacuana

El jarabe de ipecacuana es una droga que se utilizaba en el pasado para causar el vómito en los niños después de haber ingerir un veneno. Aunque parezca una solución sensata, este no es un tratamiento bueno contra el envenenamiento. No haga nada para provocar el vómito en su niño, incluyendo el darle a su niño el jarabe de ipecacuana, estimular el reflejo nauseoso, o darle agua con sal. Si usted tiene jarabe de ipecacuana en su casa, vacíelo en el inodoro, y tire el envase a la basura.

Venenos en la piel

Si el niño se vierte un químico peligroso sobre el cuerpo, quítele la ropa y lávele la piel con agua templada por lo menos durante 15 minutos al menos, aun cuando el niño se resista. Después llame al centro de envenenamientos al 1-800-222-1222. No le coloque pomadas ni sustancias grasosas.

Venenos en los ojos

Lávele el ojo al niño abriéndole el párpado y vertiendo un chorro continuo de agua templada por la comisura interna del ojo. El procedimiento será más fácil si otro adulto sostiene al niño mientras usted le enjuaga el ojo. Si no hay otra persona adulta, envuelva bien al niño en una toalla y sujételo debajo del brazo. Entonces tendrá una mano libre para abrirle el párpado y la otra para verter el agua. Siga lavando el ojo por 15 minutos. Después llame al centro de envenenamientos al 1-800-222-1222. No use copas para lavar los ojos, gotas para ojos ni pomadas a menos que el centro de envenenamientos se lo indique.

Vapores venenosos

En el hogar pueden generarse vapores venenosos de:

  • Un auto encendido que está dentro de un garaje cerrado
  • Fugas o escapes de gas
  • Estufas de madera, carbón o keroseno que no están funcionando bien
  • Calentadores portátiles, hornos, estufas o calentadores de agua que funcionan con gas

Si su hijo ha estado expuesto a vapores o gases, haga que respire aire fresco de inmediato. Si está respirando, llame al centro de envenenamientos al 1-800-222-1222 para recibir instrucciones. Si el niño ha dejado de respirar, inicie el procedimiento de reanimación cardiopulmonar (CPR, por sus siglas en inglés) y no se detenga hasta que respire por su cuenta o alguien más pueda relevarlo. Si puede, pida que alguien llame al 911 de inmediato. Si está solo(a), espere hasta que el niño respire o luego de haber practicado el CPR por un minuto, y llame al 911 posteriormente.

 

Última actualización
3/12/2014
Fuente
Protect Your Child From Poison (Copyright © 2003 American Academy of Pediatrics, Updated 4/2013)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.

Nuestros patrocinadores

Entérese del compromiso de nuestros patrocinadores para tener niños sanos: