Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

Las dos principales inquietudes por la seguridad de los adolescentes en casa son las sustancias venenosas y las armas de fuego. Ambos cosas deben estar guardadas de forma segura bajo llave, si no es que se desechan del todo.

Prevención contra el envenenamiento

Al menos cuatro de cada cinco envenenamientos durante la niñez ocurren en casa. El Sistema anual de vigilancia a la exposición a sustancias tóxicas, recopilado por la Asociación Americana de  Centros para el Control de Veneno, registró aproximadamente 160,000 casos de envenenamiento entre jóvenes entre los trece y diecinueve años de edad en 1997. Cuarenta y cuatro por ciento fueron el resultado de intento de suicidio, abuso deliberado del producto en un esfuerzo por drogarse o mal uso experimental con otro fines.

Qué puede hacer

Inspeccione su hogar en busca de productos medicinales y no farmacéuticos a los que un adolescente podría de alguna manera estar expuesto o que podría usar para dañarse a sí mismo. Vaya de habitación en habitación, y guarde, tire a la basura o guarde bajo llave tantos de los artículos que se mencionan a continuación, como le sea posible. Si tiene cualquier razón para temer que un adolescente podría estar en riesgo de cometer suicidio, despoje su casa de cualquier producto venenoso, inclusive alcohol, mientras le consigue la ayuda profesional que necesita.

Productos que envenenan

 

Causas más comunes:

Número de niños entre las edades de seis a diecinueve años:

Productos de limpieza

19,555

Plantas

16,621

Hidrocarburos

 9,628

Químicos

 9,040

Insecticidas/Pesticidas

 8,102

Adhesivos/Pegamentos

 4,308

 

Fuente: Sistema de vigilancia a la exposición a sustancias tóxicas de 1997

Medidas de seguridad para las armas de fuego

Una de cada tres armas de fuego se guarda sin llave y cargada en la casa. En más del 35 por ciento de hogares estadounidenses en donde hay armas de fuego presentes, el riesgo de homicidio es tres veces mayor que en los hogares que no tienen armas. El riesgo de que un miembro de la familia cometa un suicidio es cinco veces mayor. Mientras tanto, en menos del 2 por ciento de ingresos por la fuerza a casas las armas se disparan en realidad como protección; de hecho, es más probable que las armas se utilicen veintidós veces más para matar a alguien a quien los residentes conocen que para matar a un intruso en un acto de defensa propia. En 1997, le dispararon a muerte a 258 adolescentes de manera no intencionada; aproximadamente tres de cada cinco de esos tiroteos fatales ocurrieron en o cerca del hogar. Pero los accidentes que involucran armas de fuego representan tal vez una décima parte de las muertes de adolescentes con armas. “El mayor problema”, resalta la Dra. Katherine Kaufer Christoffel, “es que los adolescentes se interesan en el tema de las armas y las usan para cometer homicidios así como para suicidarse”.

Qué puede hacer

“La acción más segura que los padres pueden tomar es de no tener ningún arma en casa”, dice el Dr. Christoffel, director médico del centro de prevención de lesiones y violencia en Children’s Memorial Hospital en Chicago. Pero si su hogar tiene armas, le sugerimos que siga estas medidas de seguridad:

  • Descargue las armas antes de guardarlas.
  • Coloque el seguro del gatillo y coloque el arma (sin cargar) en una caja cerrada bajo llave. Luego coloque el recipiente en una gaveta o armario cerrado con llave. Solo mamá y papá deben saber en dónde se han ocultado las armas. Las municiones deben guardarse en un lugar separado, también bajo llave.
  • Al limpiar un arma de fuego, nunca la deja sin supervisión; téngala a la vista en todo momento.

Con tantas armas en circulación, es posible que su adolescente pase tiempo en las casas de amigos en donde puede haber armas. Los adolescentes nunca deben tocar un arma de fuego sin la supervisión de un adulto. Con mucha frecuencia leemos en las noticias historias acerca de un par de amigos que estaban manipulando el arma de uno de los padres, tal vez por primera vez. “No te preocupes, no tiene balas”. El arma se descarga y uno de los niños termina herido o muerto, y el otro emocionalmente marcado para el resto de la vida.

Enséñele a su hijo que si se encuentra en la casa de alguien más cuando no hay adultos presentes y sacan una pistola, debe irse de inmediato. Como siempre, sugiera​ formas de suavizar la situación de manera que no tenga pasar vergüenza​s frente a sus amigos. Podría inventarse una excusa (“Me acabo de acordar: Mi mamá necesita que recoja la ropa de la tintorería; es mejor que me vaya antes de que la cierren".) o trate de convencer a los demás para hacer algo diferente.

¿Qué sucede con las pistolas de aire, rifles de aire, pistolas de perdigones y pistolas de aire comprimido?

Los padres deben reconocer que estas armas que no usan pólvora no son juguetes. Algunas ostentan velocidades de la boca del cañón que son mayores a setecientos pies por segundo. Un impacto a la mitad de la velocidad puede penetrar la piel y el hueso. Algunos adolescentes han perdido la vista e incluso han muerto por jugar con rifles de aire y sus similares. Las pistolas de juguete que disparan proyectiles pueden causar lesiones muy reales, de acuerdo con el conteo de la Comisión de Estados Unidos para la Seguridad de los Productos de Consumo, aproximadamente 750 lesiones por año.

Los padres no deben permitir que los adolescentes salgan con rifles y pistolas de plástico que parezcan de verdad, incluso con fines que parecen ser inofensivos. Con la cantidad de armas que hay en nuestras calles, los oficiales de la policía no siempre pueden distinguir las réplicas de los artículos originales, particularmente por la noche. A los jóvenes que portan estos juguetes la policía, la policía les ha disparado. Es solo después de que el joven queda tirado muerto en el piso o herido que se observa que el "arma" amenazante no era de verdad.

 

Última actualización
4/14/2014
Fuente
Caring for Your Teenager (Copyright © 2003 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.

Nuestros patrocinadores

Entérese del compromiso de nuestros patrocinadores para tener niños sanos: