Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

​Todas las familias con niños pequeños pasan mucho tiempo lavando la ropa. Para estar siempre alerta, los padres deben cerciorarse de que todas las cosas que esas manitos pequeñas puedan agarrar para tratar de abrir o para jugar en el cuarto de lavandería no puedan causar un accidente.

Continúe leyendo para obtener información sobre cómo proteger  a su niño pequeño y al resto de la familia de los peligros que se pueden presentar en el cuarto de lavandería.

Productos para lavandería

Los padres deben prestar mucha atención a cómo se almacenan los productos para lavandería, antes, durante y después de su uso.

  • Mantenga los productos de lavandería en sus empaques o envases originales y con su etiqueta de información intacta.
  • Lea bien y sigua las instrucciones de la etiqueta del producto. Busque la información sobre las medidas de seguridad localizadas en la etiqueta y entérese de lo que debe hacer en caso de accidente.
  • Nunca mezcle el detergente de lavandería con amoniaco o con otros limpiadores para el hogar debido a que algunas veces la mezclan de estos químicos pueden generar humos o vapores peligrosos.
  • Después de usarlos, siempre guarde estos productos en un lugar seguro fuera del alcance de sus niños y mascotas. Considere la posibilidad de almacenarlos en una gaveta o anaquel alto y bajo llave. No almacene estos productos encima de la lavadora y secadora.
  • Si el envase o recipiente del producto está vacío, desásgase de este adecuadamente. No reutilice los cubos de detergente o botellas para otros usos/fines.
  • Limpie cualquier reguero o derramamiento y lave sus manos de inmediato así como cualquier pieza utilizada para medir o verter los productos.
  • Cierre con llave el cuarto de lavandería cuando termine de usarlo para evitar que los pequeños curiosos puedan entrar.
  • Preste especial atención a las botellas con atomizador. Estas son comúnmente una fuente fácil de exposición a los productos de limpieza y deben mantenerse fuera del alcance de los niños.

El detergente en cápsulas para lavandería - Advertencia para los padres

El detergente en cápsulas para uso individual es muy concentrado y pueden ser tóxico. Incluso una pequeña cantidad de detergente puede causar graves problemas para la respiración, molestias estomacales o irritación en los ojos.

Entre el 17 de mayo y el 17 de junio de 2012, Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) reportaron 1.008 casos de envenenamiento por detergente de lavandería. De estos, casi la mitad fueron por detergente en cápsulas para uso individual.

  • Nunca permita que sus niños manipulen o jueguen con estas cápsulas. Las cápsulas  de disuelven rápidamente al contacto con el agua, las manos mojadas o la saliva.
  • Recuerde sellar o cerrar el recipiente y almacenarlo en una gaveta o anaquel y bajo llave después de cada uso.  Cerciórese que el recipiente esta fuera del alcance de los niños.
  • Los adultos deben seguir las instrucciones indicadas en la etiqueta del producto.
  • Si su niño se pone o mete uno de estas cápsulas en la boca o se unta los ojos con este, llame de inmediato al teléfono de Poison Help 1-800-222-1222. (Ayuda contra el envenenamiento)

Lavadoras & secadoras

Evite accidentes y lesiones a causa de máquinas lavadoras y secadoras, teniendo en cuenta lo siguiente:

  • Utilice candados a prueba de niños para las lavadoras y secadoras de carga frontal para prevenir que los niños pequeños abran las puertas cuando están funcionando y para prevenir que los niños se introduzcan en las máquinas.
  • Limpie el filtro atrapa pelusa después de cada uso para prevenir incendios. Los filtros obstruidos con pelusa son una causa común de los incendios en las casas. De hecho, La Comisión para la Seguridad de Productos para el Consumidor (CPSC, por sus siglas en inglés) informó que las lavadoras y las secadoras fueron parte de 1 de cada 22 incendios de las casas que fueron reportados entre el 2006 y 2010.
  • No se apoye en las puertas de las lavadoras y secadores y no deje que sus niños jueguen o se cuelguen de ellas, ya que esto puede ocasionar que se vuelquen.
  • La secadora debe tener ventilación externa para prevenir acumulación de moho y de humead.
  • Establezca como regla en su casa que la lavadora y la secadora no son juguetes para jugar..

Ductos de lavandería

Los niños pequeños se pueden sentir atraídos a explorar estas “aperturas misteriosas” que nosotros llamamos ductos de lavandería. Aunque pueden ser muy convenientes para los adultos, presentan un gran peligro para los niños pequeños.

  • Cerciórese que las puertas del ducto de lavandería estén fuera del alcance de niños pequeños (por lo menos a 36 pulgas, 91.4 cm del piso).
  • Considere la posibilidad de instalar un candado a prueba de niños para evitar que los niños abran el ducto de lavandería.
  • Dígale a sus niños que el ducto de lavandería es solo para la ropa. Ni los juguetes ni los personas deben introducirse en el ducto de la lavandería.

Información adicional en HealthyChildren.org:

 

Última actualización
11/10/2014
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2013)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.

Nuestros patrocinadores

Entérese del compromiso de nuestros patrocinadores para tener niños sanos: