Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

​Los padres deben informarse del gran cambio en los productos de acetaminofén líquido (como Tylenol) para bebés y niños disponibles en las estanterías de las farmacias. A partir del verano de 2011, algunos fabricantes han cambiado la cantidad de acetaminofén incluida en estos medicamentos a una cantidad estándar. Las gotas para bebé, que contienen 3 veces más medicamento que el líquido para niños, serán gradualmente descontinuadas y ya no estarán disponibles. Sin embargo, durante esta transición, podrá encontrar ambas concentraciones en las estanterías de la farmacia y en su casa.
 
Los padres deben de tener en cuenta que las cantidades de las dosis son distintas dependiendo de la concentración que utilicen

¿Por qué el cambio?

El cambio a una concentración para todos los niños se está llevando a cabo para ayudar a reducir los errores en las dosis que pueden ocasionar sobredosis accidentales. Muchas veces los padres de familia han confundido la concentración de las gotas para bebés, las cuales son más fuertes que los líquidos, y han dado a sus hijos demasiado medicamento.

Qué se debe hacer

Siempre llame a su pediatra antes de suministrar acetaminofén a su hijo menor de 2 años de edad y llámele inmediatamente si su hijo es menor de cuatro meses de edad y presenta fiebre. Cuando llame, asegúrese de que sabe qué concentración tiene, ya sea 80 mg/0.8 ml (estas son gotas que se van a descontinuar) o 160 mg/5 ml (líquido para niños). Puede encontrar esta información en la parte de enfrente del frasco del medicamento. Tenga el frasco a la mano cuando llame.

Puntos a recordar

  • Mantenga todos los medicamentos fuera del alcance de los niños
  • Utilice únicamente el dispositivo dosificador que viene con el producto
  • Nunca suministre a un niño medicamentos para adultos
  • Lea siempre y siga las indicaciones en la etiqueta
  • Consulte a su pediatra si tiene dudas
  • Si cree que su hijo ha tomado mucho medicamento de este u otro tipo, llame a control por envenenamiento al 800.222.1222

 

Última actualización
12/18/2013
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2011)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.