Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad & Prevención
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Consejos para lograr que sus niños usen los cascos de bicicleta

Establezca el hábito de usar el casco desde pequeños

Haga que sus niños usen sus cascos en cuanto comiencen a andar en bicicleta—incluso si son pasajeros en una bicicleta con un adulto. Si aprenden a usar cascos cada vez que monten en bicicleta, adquirirán el hábito de por vida. Sin embargo, nunca es demasiado tarde para que sus niños empiecen a usar casco. Permítales participar en la elección del casco y decir si lo sienten cómodo. Si les gusta el diseño que escogieron, será más probable que usen el casco.

Póngase usted el casco

Los niños aprenden mejor al seguir su ejemplo. Póngase un casco cada vez que monte en bicicleta. Planee paseos en bicicleta en los cuales todos lo miembros de la familia usen sus cascos para reforzar el mensaje aún más. El factor más importante que influye en que los niños usen sus cascos es montar en bicicleta con un adulto que use un casco.

Hable con sus niños acerca de por qué quiere que se protejan la cabeza

Hay muchas cosas que les puede decir a sus niños para convencerlos de lo importante que es ponerse un casco. Las bicicletas son vehículos, no juguetes. Usted ama a sus hijos, los valora, admira su inteligencia y quiere protegerlos por encima de todo. Pueden lastimarse el cerebro permanentemente o incluso morir si se lesionan la cabeza. La mayoría de los atletas profesionales usan casco al participar en un deporte. Actualmente los ciclistas de competencia tienen que usar casco para competir en los Estados Unidos y en las olimpiadas.

Recompense a sus niños por usar sus cascos

Alábelos; deles recompensas especiales o privilegios cuando usen sus cascos sin tener que recordárselos.

No deje que los niños monten en bicicleta a menos que usen sus cascos

Sea consistente. Si permite que sus niños monten de vez en cuando sin casco, no creerán que usar el casco es realmente importante. Dígales que tienen que encontrar otra manera de ir a donde quieren ir si no piensan ponerse sus cascos.

Anime a los amigos de sus niños a que se pongan sus cascos

La presión de los amigos se puede usar de manera positiva si varias familias del vecindario comienzan a usar sus cascos con regularidad y al mismo tiempo.

¿Cómo debe quedar colocado el casco?

Un casco debe quedar firmemente colocado sobre la cabeza, cubriendo la parte de arriba de la frente. Si queda inclinado hacia atrás, no protegerá la frente. El casco estará bien puesto si no queda flojo en la cabeza o si no se desliza hacia los ojos del usuario al halarlo o empujarlo. Las correas de la quijada deben quedar bien ajustadas, pero sin apretar.

Recuerde: Las caídas o choques que causan lesiones de la cabeza pueden ocurrir en aceras, entradas de garajes, caminos
para bicicletas y parques, así como en la calle. Ni usted ni sus niños pueden prever cuándo se caerán de la bicicleta. Es importante ponerse un casco cada vez que salga en bicicleta, sin importar lo corto que sea el viaje.

Última actualización
6/29/2015
Fuente
TIPP—The Injury Prevention Program (Copyright © 1994 American Academy of Pediatrics, Updated 9/2005)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest